Interés generalizadoLos desafíos de CUTI: «Necesitamos más capital humano»

Dentro de los grandes desafíos para este año, el representante de CUTI, Leonardo Loureiro, manifestó que trabajan en consolidar mercados importantes como Estados Unidos, pero también buscan reestablecer la corriente exportadora de otros países como Brasil que desapareció de los 10 países del ranquin de exportación en 2016. “Para nosotros es un tema en el que debemos trabajar arduamente porque el peso que tenía antes América Latina lo hemos ido perdiendo, entonces, por eso es que estamos trabajando con distintos mercados, por eso hicimos la Misión a China, y estamos concretando reuniones para hacer un trabajo fuerte en México, el año pasado sostuvimos encuentros con Chile porque buscamos el crecimiento de un conjunto de mercados”, agregó Loureiro. Una vez que se logre este planteamiento, asume el experto en tecnologías, viene otro gran desafío para el rubro de suma importancia. “Tiene que haber gente que pueda llevar adelante esos proyectos, entonces una de las cosas que estamos trabajando fuerte es la formación para incentivar a las nuevas generaciones a incursionar en las tecnologías, en estos rubros específicamente, para ello consolidamos el año pasado el proyecto Jóvenes a programar, la idea es que se capaciten e incorporen al mercado laboral automáticamente”. Por ello, el tema del capital humano, eslabón decisivo para garantizar la factibilidad de los servicios en los que se especializa la industria de las TIC uruguaya, es preocupante para el sector. Loureiro admite que “se necesita talento nuevo en la industria, por eso queremos que los jóvenes se inclinen hacia esa área del conocimiento, pueden ser ingenieros, economistas que entiendan que es una buena opción prepararse y trabajar en el rubro. Ese talento debe consolidarse y hacer crecer la industria, necesitamos muchísima más gente que la que se está formando en forma directa en tecnologías de la información, esa carencia la queremos revertir”. Para favorecer todos estos planes y seguir avanzando, la industria tecnológica genera vínculos importantes con el Gobierno nacional y la academia. “Estamos trabajando de la mano con el Estado y las universidades, puedo decir que, por suerte, tienen una formación muy buena y todas las personas que egresan son empleados, eso es muy importante, pero el tema es que la cantidad no da, y estamos trabajando en esto, mostrando las ventajas de estudiar carreras vinculadas a la tecnología. También necesitamos más doctorados, maestrías, programadores, diseñadores, es esto estamos trabajando, y no solo incluimos la formación sino la sensibilización con respecto al nuevo mundo tecnológico”. Según un informe de Uruguay Smart Services, de Uruguay XXI de este año,  tomado de su portal web, a preocupación por la falta de trabajadores calificados hace que compañías foráneas recurran al exterior para ocupar las vacantes, “a pesar de ello, la compañía británica de tecnología Endava está desembarcando en Uruguay a través de la compra, que realizó a fines del año pasado, de la estadounidense Velocity Partners, que tiene presencia en el país con dos centros de desarrollo de software”, detalla el informe. Esta faltante de recursos humanos calificados en el país ya es considerado «un problema» para las compañías; como consecuencia deben trasladar proyectos concretos a otros países. «Hemos desarrollado en India, porque allí hay recursos disponibles, y si lo hacíamos acá (Uruguay), iba a llevar meses armar el equipo de trabajo. Es un problema hoy en día», consideró el vicepresidente de Ingeniería de Veri Fone en Uruguay, Rafael Cuenca. Atraer talento como remedio Teniendo en cuenta esa problemática de falta de mano de obra, hace un año y medio, Uruguay XXI -en conjunto con Cancillería y la Dirección Nacional de Migración- acordaron conceder en un plazo de ocho días las residencias temporales y visas para trabajadores extranjeros contratados por empresas uruguayas. Según la coordinadora sectorial TICs del Programa de Servicios Globales de Uruguay XXI, Isabella Antonaccio, -citada del mismo informe- esta solución fue muy utilizada por la empresa india Tata Consultancy Services (TCS). “Vinieron más de 100 personas de India, además de gente de Cuba y Venezuela, con buen nivel técnico», explicó Antonaccio. La empresa debe solicitar la residencia y visa explicando que ya contrató a la persona, el cargo que va a tener y el salario. Se otorga la residencia por dos años y se puede renovar por dos más. Uruguay es competitivo para que se instalen empresas que ofrecen servicios de alto valor agregado». Interés generalizado Algunos ministerios también muestran gran apoyo a las preocupaciones del sector y están financiando el 100% de proyectos de investigación y formación. Según el portal del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), a finales del año pasado, se realizó la convocatoria del Fondo Sectorial de Investigación a partir de datos que está dirigido al financiamiento de proyectos de investigación orientados a la generación de conocimiento aplicado a partir de la explotación de datos nacionales disponibles. Este fondo fue creado en conjunto con la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) con el objetivo de generar experiencia en metodologías de avanzada, fácilmente trasladable a otros dominios. Se espera que la experiencia y el conocimiento generados permitan luego producir cambios en distintos procesos del sistema productivo nacional. Por su parte, la Facultad de Comunicación y Diseño de la Universidad ORT de Uruguay, también incursiona y prepara a las nuevas generaciones con otra temática que no deja de ser importante para los nuevos tiempos, el Análisis de datos en redes. Cita el portal web de esta casa de estudios que “la minería de datos o Big Data no es nueva, lo novedoso es que la tecnología permite acceder a una cantidad de datos inimaginable tiempo atrás y emplearla narrativamente. Para extraer información de esa ingente cantidad de datos, un comunicador necesita habilidades en rubros como estadística, diseño y programación”. Este es otro rubro que viene a fortalecer las TIC en el Uruguay, pues no se trata de un curso de matemáticas ni estadísticas, ni sobre programación o diseño, pero tendrá un poco de cada cosa con la finalidad específica de tomar a los datos como fuente para contar historias y presentar informes de interés para los lectores, conceptualiza el portal universitario para animar a los futuros aspirantes universitarios a formarse en esta área. Software made in Uruguay Durante el 2013 se vislumbró un escenario alentador y progresista para el sector de la tecnología uruguaya y sus fines de exportación, cuando el país participó en la Feria ITXPO que se realizó en Orlando (EE.UU), según publicó en su portal web Uruguay XXI, Promoción de Inversiones y Exportaciones, Carolina Vilarrubia, quien ejercía funciones de Cónsul en Miami para ese entonces, expresó que “el software es uno de los principales productos exportadores de Uruguay» con «perspectivas al alza», después de que en 2005 supusiese 100 millones de dólares, en 2011 la cifra llegase hasta los 265 y vaticinó que para el 2020 podría alcanzar los mil millones de dólares. Por este motivo, consideró que la innovación y el desarrollo tecnológico son un «pilar para el desarrollo» del país y, además, representa mano de obra cualificada. «El software y las TICs son fundamentales para Uruguay», dijo al destacar la importancia de la educación en el área de las TIC para el gobierno nacional y recordó que el Plan Ceibal ha permitido un impulso clave y una familiaridad en las nuevas tecnologías entre los estudiantes. Por su parte, el vicerrector de Gestión Económica y Desarrollo de la Universidad Católica del Uruguay, Omar Paganini, admitió en ese evento, que Uruguay tuvo una de las «primeras carreras de ingeniería en computación de América del Sur y por eso, quizás por eso, tenemos una industria de software bastante potente».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat