Se venía destacando en el Calcio con el Genoa y confirmó virtudes con la Celeste en el Mundial de Rusia«Llegué a uno de las clubes más importantes del mundo»

Diego Laxalt desembarcó en el club Milan procedente del Genoa. Su contrato es por cuatro temporadas. Laxalt, de 25 años, tenía una propuesta de Zenit ruso, pero cuando apareció la oferta del multicampeon rojinegro pensó que quedarse en el Calcio era lo mejor para su carrera.

«Para mí fue una semana hermosa porque llegué a una de las instituciones más importantes del mundo. Me siento listo para este nuevo desafío y quiero seguir aprendiendo», afirmó en la conferencia de prensa.

Respecto a si prefiere jugar como lateral o volante, Laxalt fue claro: «El entrenador pensará y tomará la decisión. Siempre estaré disponible para la posición que sea. No tengo problemas».

Por el momento, dijo, no tuvo contacto con el cuerpo tecnico de la selección y el «maestro» Oscar Tabárez, quien dirigió al Milan AC en 1996.

«Recibí muchos mensajes de felicitaciones en estas últimas horas. Con el cuerpo técnico de la selección aún no hablé, pero seguramente en estos días conversaremos», comentó.

Cuando le preguntaron por el Inter, club que lo fichó en 2013, y las perspectivas de rivalidad con su nuevo equipo y vecino de ciudad, Laxalt se limitó a expresarse en forma respetuosa y profesional.

«Soy jugador de Milan y como mis compañeros, también voy a dar lo mejor cuando se juegue el derby para tratar de darle una alegría al público».

Los uruguayos del Milan

Giulio Bavastro
Entre 1910 y 1913 estuvo en el Milan el primer uruguayo de su historia. Bavastro era un delantero sanducero que durante su estadía en el club italiano tendría participación activa, completando 37 partidos y 4 goles con la camiseta roja y negra. Luego se iría al Inter, el archirrival del Milan. Su particular historia es que cortó la carrera de futbolista para enrolarse al ejército en 1915 y murió al año siguiente durante la Primera Guerra Mundial.

Ettore Puricelli
Entre 1945 y 1949 estuvo un delantero que en Uruguay jugó en River Plate y luego en Central Español. Al irse al fútbol italiano fichó en el Bologna, antes de recalar en el Milan, equipo al que también dirigió entre 1955 y 1956.

Juan Alberto Schiaffino
El campeón mundial de 1950 se fue a Italia como consagrado. Defendió al Milan entre 1954 y 1960. Fue tres veces campeón de la Serie A, estuvo en el club entre 1954 y 1960. Disputó 171 partidos y convirtió 60 goles. Es una de las glorias del Milan. En 2012 fue elegido como el mejor extranjero en la historia de la institución.

Alcides Edgardo Ghiggia
Otro de los héroes del Maracanazo también estuvo en el Milan aunque varios años más tarde, entre 1961 y 1962. Tras varias exitosas temporadas en la Roma, defendió al Milan entre 1961 y 1962. Incluso defendió a la selección italiana entre 1957 y 1959, para la que convirtió un gol.

Pablo García
Entre 2000 y 2001 se registra la presencia del «Canario» García, por entonces titular indiscutido y símbolo de la selección uruguaya. Pero no tuvo mucho éxito en este club donde jugó solo seis partidos.

Mathías Cardacio y Tabaré Viudez
Menos participación aún tendrían Cardacio y Viudez que estuvieron en ese club en la temporada 2008-2009. El «Bochita» fue desde Nacional y permaneció durante dos temporadas aunque no llegó a jugar por Serie A, pero sí por Copa Italia. Viudez prácticamente jugó lo mismo, aunque él si tuvo una presencia en Serie A muy particular. Carlo Ancelotti, que era el técnico, lo puso por David Beckham en tiempo de descuento y apenas pisó el campo el árbitro terminó el partido.

Bruno Montelongo
En 2010 se registra la presencia del último uruguayo milanista, el ex River Plate Bruno Montelongo. Se fue de River en la misma época de Zlatan Ibrahimovic. Pero no tuvo minutos en el equipo y se marchó al Bologna.

2 Comentarios
  1. paulina dice
    Si… es divino… porque allí podrá… (largá el arroz):… «crecer»… (risas)
  2. Jorge Pravda dice
    Queeeee????

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat