MÚSICA«Llegó la señora libertad»: Salió de prisión el rapero Kung-Fú OmBijam

El artista dice que es necesario un bombardeo cultural en las cárceles que muchos privados de libertad necesitan espacios que le permitan repensarse

Después de casi una década tras las rejas, Federico González, más conocido como Kung-Fú OmBijam, quedó en libertad y lo celebró con un breve video en las redes sociales.

“Llegó la señora libertad, etapa nueva en My Life. A seguir trabajando y gracias a todes por siempre estar”, escribió el rapero en su cuenta de la red social Twitter.

OmBijam se encontraba privado de libertad, pero allí comenzó a realizar talleres de candombe y clases de yoga, que le permitieron encontrar una nueva forma de vida.

De esa forma logró convertir sus salidas transitorias en una oportunidad para compartir su música y hasta lanzó dos discos: “Desahogo Cultural”, en 2018, e “Iluminando la sombra”, este año.

También brindó talleres de música a personas privadas de libertad bajo el programa Nada Crece a la Sombra.

La historia del rapero de Punta de Rieles

Gracias al papel y una lapicera, se convirtió en un artista. Gracias a la música, al hip hop especialmente, descubrió una herramienta para salir adelante, para repensarse, perdonarse y pedir perdón.

El camino no fue fácil. «Desaprender», como lo califica, implicó mucho trabajo. Estuvo en el Comcar y en la Cárcel de Canelones, hasta que llegó a la Cárcel de  Punta Rieles. Participó de talleres de murga y de clases de yoga (espacio Ombijam) que le permitieron abrir la cabeza y descubrir que otra forma de vivir es posible.

Federico estaba preso por dos hurtos, tenencia de armas y copamiento. Fue adicto a las drogas y su deseo de tener dinero fácil lo llevaron a cometer los delitos de los que  se arrepiente.

Su musica es crítica con el sistema carcelario, y en sus canciones habla sobre su historia y sus amistades.  También la canta a su madre y a sus hijos.

Federico dice que es necesario un bombardeo cultural en las cárceles que muchos privados de libertad necesitan espacios que le permitan repensarse.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat