Los intentos israelíes para realizar una limpieza étnica en Jerusalén representan una violación al Derecho Internacional, denunció la miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Hanan AshrawiLimpieza étnica en Jerusalén es una violación al Derecho Internacional

2 215

Las declaraciones de la funcionaria palestina fueron realizadas en respuesta a las recientes medidas de Israel para revocar los permisos de las escuelas financiadas por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (Unrwa) en Jerusalén Este.

Ashrawi ratificó que los refugiados palestinos son víctimas de la limpieza étnica perpetrada por las fuerzas de Tel Aviv desde la creación del Estado de Israel en 1948.

De acuerdo con Ashrawi, las nuevas medidas israelíes constituyen ‘una estrategia sionista más amplia que busca desplazar y reemplazar a la población palestina mediante una limpieza étnica y otros actos criminales para consolidar su régimen colonial’.

El Consejo de Seguridad Nacional israelí anunció este domingo que cerrarán las escuelas de la Unrwa en Jerusalén revocando los permisos para el inicio del curso escolar, tras alegar que la medida se hará efectiva a partir del próximo año escolar.

Las escuelas afectadas pasarán a ser administradas por el municipio de Jerusalén, bajo el control del Ministerio de Educación de Israel.

En septiembre del pasado año, Estados Unidos ordenó el recorte de los fondos a la Unrwa, con lo cual provocó una crisis al interior de la misma, lo que ocasionó el despido de varios trabajadores y limitó el apoyo que esta organización brinda a los refugiados palestinos.

Más de cinco millones de refugiados en Jordania, El Líbano, Siria, Cisjordania Ocupada y la Franja de Gaza reciben ayuda de la Unrwa, la gran mayoría de ellos son descendientes de los palestinos que fueron expulsados de sus hogares en 1948.

La agencia de Naciones Unidas financia siete escuelas en dos campos de refugiados en Jerusalén y atiende a un total de tres mil estudiantes que ahora pueden quedar sin estudios a consecuencia de los anuncios recientes del Gobierno de Tel Aviv.

Palestina pide apoyo para lograr admisión como país miembro de ONU

El representante de Palestina ante la ONU, Riad Mansur, pidió al Consejo de Seguridad que apoye la solicitud de su nación para entrar como miembro de pleno derecho en el organismo multilateral.

Según destacó, esto sería de gran importancia para restablecer la confianza y la esperaza del pueblo palestino en su búsqueda de paz.

Pero esta paz no puede lograrse pasando por alto el derecho internacional y los derechos humanos como hace el Gobierno de Israel en el territorio palestino ocupado, recalcó.

Empezamos el año con esperanzas, añadió, a pesar de que en 2018 vivimos situaciones de enorme sufrimiento y pérdidas humanas, mientras la ocupación de Israel se hacía más extrema y aumentaba la represión contra los civiles palestinos.

Mandour denunció -una vez más- las medidas ilegítimas por parte de Israel en Jerusalén oriental y en Cisjordania, donde prosiguen la construcción de sus asentamientos y la demolición de comunidades palestinas.

La comunidad internacional debe garantizar la rendición de cuenta ante las violaciones y ponerle coto a la impunidad de Tel Aviv, demandó el embajador palestino.

Como bien ha señalado el secretario general de la ONU, António Guterres, no existe un plan que sustituya la única solución posible a este conflicto: la creación de dos Estados que puedan convivir en paz, indicó Mansur.

Para avanzar en ese sentido, se necesitan con urgencia acciones concretas antes de que sea demasiado tarde, recalcó.

Israel persiste en sus prácticas ilegales, sigue colonizando suelo palestino y esto aleja cada vez más las perspectivas de paz, advirtió.

Tel Aviv construye sus asentamientos en el territorio ocupado burlándose así del derecho internacional y humanitario, y de los llamados de la ONU y la comunidad internacional, alertó.

Nuestros jóvenes no conocen otra cosa que la opresión y la ocupación por parte de una potencia extranjera, a los civiles se les niegan sus derechos humanos fundamentales y la protección internacional, y aumentan los actos de violencia contra niños, mujeres y hombres palestinos, detalló el diplomático.

Por otra parte, señaló, prosigue la retórica incendiara de las autoridades israelíes que alientan la construcción de asentamientos ilegales: la mayoría de esas actividades se encuentran en zonas bien adentradas en Cisjordania y Jersulén Oriental.

Isarel quiere proceder a una anexión de facto, en grave violación del derecho internacional, subrayó Mansour.

La profundidad de la crsiis humanitaria en Gaza, bloqueada desde hace 11 años por Israel, es otro motivo de gran preocupación: cuanto tiempo más va a tolerar esta situación la comunidad internacional, cuestionó el diplomático árabe.

Mansur insistió en la necesidad de acciones urgentes -de acuerdo con la Carta de la ONU y las resoluciones del Consejo de Seguridad- para poner coto a la impunidad de Israel.

Palestina asumió este mes la presidencia del G77 más China, el bloque de países en desarrollo más grande la ONU, lo cual es considerado como un paso de avance para consolidar su posición dentro de Naciones Unidas.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. alfredo alsamendi dice
    Este genocidio sistemático aparece cada tanto en las rotarivas. Para la gran prensa es un tema menor, y se menciona a los palestinos para calificarlos como «terroristas», megándoles la calidad de combatientes. Bueno, lo mismo hacían los nazis con los judíos que peleaban en el ghetto de Varsovia, lucha heroica por demás. Qué lastima que un pueblo tan entrañable y sufrido a lo largo de la historia adopte este papel de verdugo hoy día…
  2. Ugo Massu dice
    Los que han cometido matanzas y limpiezas étnicas en Jerusalén han sido los árabes. Ya desde antes del sionismo. Por ejemplo hubo un pogromo anti-judío en 1847 como consecuencia del libelo de sangre de Damasco de unos años antes. En 1929 turbas musulmanas atacan a los judíos en Jerusalén (así como en otras ciudades) y en la guerra de Independencia de 1948, la Legión Árabe, dirigida por un oficial británico, conquista la Ciudad Vieja de Jerusalén, y hacen una limpieza étnica, expulsando de sus casas hasta el último de los judíos. En la parte de Jerusalén que quedó bajo dominación árabe, 57 sinagogas, librerías y casas de estudio, muchas de ellas de siglos de antigüedad, fueron profanadas y destruidas, sus piedras fueron luego utilizadas para construir orinales, aceras y calles. Los judíos son la mayoría absoluta en Jerusalén, por lo menos desde mediados del siglo XIX, y son la única nación que tuvo en el pasado bíblico y tiene hoy en día su capital allí. Recordemos que cuando la parte histórica de Jerusalén estaba bajo control árabe, entre 1948 y 1967, nadie reclamó establecer allí una capital árabe. Jerusalén es judía, de hecho y por derecho.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.