/

Las mujeres afro sufren una “doble discriminación”

La responsable de la Secretaría de Género, Equidad y Diversidad del PIT-CNT, Milagro Pau, sostuvo en diálogo con LA REPÚBLICA que las mujeres afro son doblemente discriminadas: por ser mujeres y afro.

“La discriminación hacia compañeras mujeres afro lleva a que pertenezcan a los sectores más pobres de la sociedad. Esta población es la que tiene menos posibilidades de acceder al mercado laboral, a la salud y a la educación”, sentenció la dirigente de la central. 

Con motivo del Mes de la Afrodescendencia, Pau aseguró que tanto la población trans como la población afro son sectores “vulnerables” de la sociedad que han sido “continuamente relegados”.

“Tanto así que las mujeres afro sufren en materia cultural una doble o triple discriminación. En el mercado laboral, principalmente, siempre se visualiza en los puestos de trabajo a una mujer blanca y heterosexual. La imagen del blanco es lo que más se vende y genera confianza en la población. La discriminación racial es estrcutral en toda nuestra sociedad”, remarcó la dirigente. 

En detrimento de esta situación, las mujeres afro acceden a trabajos en los sectores menos remunerados. “En las empresas de limpieza es donde se encuentran más mujeres afro e inmigrantes trabajando”, puntualizó Pau. Estos trabajos suelen ser los menos conocidos y menos remunerados, tanto a nivel empresarial como a nivel social. 

La pandemia, por otra parte, agudizó la situación para todas las mujeres, según comentó la dirigente sindical. “Las compañeras afro y las jóvenes son las que se encuentran, según los datos emitidos por el Banco de Previsión Social, en seguro de desempleo o empleo parcial. La cifra alcanza el 15 por ciento”, sostuvo. 

“Evidentemente la pérdida de trabajo fue acompañada por una crisis social y económica fuerte. La pandemia tiene rostro de mujer. Porque no solo se perdió la posibilidad de acceder a puestos de trabajos reconocidos y remunerados sino que estas imposibilidades han sido agravadas por las políticas públicas llevadas a cabo”, indicó. 

En referencia al desmantelamiento del Sistema Nacional de Cuidados, Pau indicó que la situación económica de las mujeres y, más aún, para las mujeres afro, se agravó. La delimitación al acceso de guarderías o CAIF ha llevado a que las mujeres tengan que hacerse cargo de “los cuidados de familiares, niños y adultos”. 

“Muchas mujeres tienen que cuidar. Esto supone una caída en la calidad laboral porque suma a la vulnerabilidad del puesto de trabajo. El cuidado familiar es una de las condiciones que piden en una empresa a una mujer, al igual que la vestimenta. También, reduce el tiempo que una mujer le pueda dedicar a su carrera profesional”, enfatizó. 

En este sentido, señaló que la desmantelación de programas como el de Cuidado deben ser más reconocidos por la sociedad uruguaya como también debería ocurrir frente a actos de violencia contra estas poblaciones. “En Uruguay tiene que haver una capacitación o una campaña hacia la sociedad que enfatice en estos puntos y ponga sobre la agenda el tema de la discriminación estructural sobre las porblaciones trans y afro”. 

“En esta sociedad se mira el aspecto y no la capacidad. Eso repercute en lo social. Lo primero que se mide en una mujer es si es pobre o afro o tiene familia. Eso juega en contra a la hora de conseguir un empleo cualificado. La discriminacion es múltiple y se ha agravado en la situación sanitaria. No debemos permitir que se nos vea como un riesgo y que la discriminación se realice y se expanda”, concluyó. 

2 Comentarios

  1. La discriminación es algo inherente al ser humano cualquiera sea su raza o condición social. Todos discriminamos por variados motivos, los negros, los chinos y algunos otros son discriminados por los blancos y los blancos son discriminados por ellos. Y dentro de cada raza también existen discriminaciones, y no es tan grave, tampoco se puede aceptar de plano todo lo que aparece.

  2. Es verdad por ese motivo preocupa que mujeres afro como en el asentamiento Siete manzanas del Hipódromo que está todavía sin relocalizar no tengan acceso al mercado laboral Hay chicas que han hecho una preparación como peluqueras que cuando les preguntan donde viven las rechazan Esperamos que Carolina Cosse se acuerde de los debe que faltan

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Sindicales