Aunque fue crítico con el momento de Nacional, Eduardo Domínguez dijo que está "con fuerzas para seguir"«Las explicaciones sirven de poco si no se gana; la paciencia tiene límites»

1 244

Seguramente cuando aceptó la propuesta de Nacional, Eduardo Domínguez no imaginó lo mal que la pasaría en el primer tramo de su ciclo.

Claro que hay algunas cosas para rescatar, como la obtención de la Supercopa Uruguaya ante Peñarol y los dos triunfos al hilo en la Copa Libertadores, pero la realidad indica que las dudas le ganan por goleada a las certezas.

Bajo la conducción del entrenador argentino, los tricolores navegan por el peor inicio de un torneo corto en su historia, gracias a los cinco partidos sin toparse con la victoria en el Apertura.

La derrota ante Danubio en Jardines no hizo más que agravar la crisis deportiva, y agudizó la sed por conocer la postura de Domínguez. ¿Qué piensa el principal responsable del equipo del pésimo arranque de Nacional en el Apertura?

«Tengo bronca e impotencia»

El momento del equipo «Nos da bronca e impotencia. Creo que es muy fácil excusarse. Debemos seguir siendo autocríticos. En lo individual, desde el cuerpo técnico la hacemos constantemente», comenzó diciendo Domínguez en la conferencia de prensa que ofreció en Jardines.

Sin embargo, el entrenador tiene claro que «Las explicaciones sirven de poco si no se gana. La paciencia y la tolerancia tienen límites. Lamentablemente los procesos se dificultan. Pero, desde nuestro lado, la insistencia y la creencia en el camino está. Yo creo en los jugadores».

Luego, analizó los motivos que generan no haber podido aún ganar, e hizo hincapié en la facilidad con que le convierten a Nacional: «Es claro que los resultados no nos están acompañando.

Y para dificultar más las cosas, no solo nos cuesta ganar, sino mantener el arco en cero en el torneo local. Cuando lo hicimos en la Copa Libertadores, ganamos; pero en el torneo local no pudimos hacer nunca. Hoy nos llegaron muy poco, prácticamente nunca, y sin embargo nos anotaron».

«El objetivo es anual, no semestral»

Más adelante insistió que, pese a que los resultados no lo están acompañando, sigue confiando en que las cosas se enderecen a la brevedad.

«Las cosas están cuesta arriba, pero la creencia y la confianza están. Siempre vamos a depender de terceros, pero desde nuestro punto de vista, hay muchos factores para creer, más allá de la negativa de los resultados», dijo.

Consultado directamente sobre si las posibilidades de ganar el Torneo Apertura, en el que está a 9 puntos del líder Peñarol (que hoy puede estirar su diferencia a 12 puntos si vence a Wanderers), están extintas, respondió: «Sabemos que estamos lejos. Cuando nosotros llegamos, y mismo cuando el presidente asumió, se supo que el objetivo era Anual, no mensual o semestral. El objetivo, que lo tenemos en claro, es Anual».

Terminó contestando sobre si se siente con fuerzas para continuar al frente de Nacional: «Estoy con toda la confianza para seguir. Seguro».

La felicidad de Méndez

En contraste con la desazón de Domínguez está la alegría del entrenador de Danubio quien, si bien reconoció que su equipo estuvo lejos de brillar, no pudo ocultar su felicidad ante la victoria en Jardines.

«Quizás, por cómo se dio el partido, nos quedamos solo con el resultado, y no tanto con el funcionamiento. Pero se ve otra faceta del equipo: la rebeldía, la entrega. Y eso también está bueno», dijo en Sport 890.

Además, agregó: «El trámite del partido, en gran parte nos superaron. Nosotros encontramos el gol de tiro libre y pudimos cerrarlo sobre el final. Fue un partido durísimo, con mucho desgaste y entrega. Por suerte lo ganamos y seguimos ahí arriba.

Nos gusta obtener este tipo de resultados, pero esto pasa por el esfuerzo de los jugadores, y se lo debemos a ellos».

También podría gustarte
1 comentario
  1. Mario Conde dice
    En otros lados, el que siempre está es el DT, y los que pasan son los jugadores…Aquí, como con tantas otras cosas, es distinto…Suerte, Nacional!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.