#OpiniónLas encuestadoras y sus engaños

El gran engaño y las mentiras de las encuestadoras, aquí y en muchas partes del mundo se da porque trabajan para un patrón que les paga y se deben a ellos, sus patrones, es decir la derecha.

3 778

Nuevamente en una elección de la importancia que tenía el balotaje ningún medio de comunicación podía salir a decir que Luis Lacalle Pou era el nuevo presidente del Uruguay. «Sí, pero salimos a pedir disculpas», dijeron los «empleados», vaya a saber de quién.

La gran pregunta es: ¿qué hubiera pasado si el ganador por esa mínima diferencia, ese final de bandera verde, era el Frente Amplio? Sí es cierto que Lacalle (h) no entró en provocaciones, sí es cierto que las mismas la realizaron aliados, los encubridores de asesinatos, desapariciones, ejecuciones de civiles indefensos, violaciones de mujeres, desapariciones de niños, ni hablemos de la ejecución de Berríos.

Lo que dijeron desde el Centro Militar por las redes sociales, junto a lo realizado por varias de las principales encuestadora de Uruguay desde muchos días antes, formaron un plan perfectamente orquestado desde los centros de poder mundial, tal como lo hicieron en Bolivia, en Venezuela, en Egipto y otros países del mundo.

En la era Trump (Eliot Abrams y Mike Pompeo), el «trabajo» realizado en América Latina ha sido tan mal realizado, -si de invasiones militares hablamos- que viejas tramas de la CIA han resurgido adaptadas a los nuevos tiempos que corren en América.

Es el caso de Bolivia, Brasil, Argentina y Uruguay. El ejemplo de ellos es el resurgir de elementos nuevos y reciclados de la ya famosa Liga Anticomunista (WACL por su sigla en inglés), que son precisamente los que elaboraron el Plan Cóndor, cuyo fin primordial era la eliminación de los líderes de izquierda donde se refugiaran.

La lista de sus crímenes es muy larga. En 1977 con el gobierno de Carter en EEUU, y dictadura cívico militar en nuestro país, los cambios en la CIA fueron muy grandes, en especial el hecho de rendir cuentas de los gastos e inversiones que la misma realizaba.

Desde aquel entonces los gastos y financiamientos comienzan a ser realizados a través de las multinacionales y empresas privadas que invierten millones y millones de dólares. La USAID y las ONG son las que más financian elementos para crear el terror en determinados países, y no está alejado de ello la venta de drogas por parte de elementos de la CIA, caso de Nicaragua para mantener a «la contra» nicaragüense.

Pero no solo en Centro América sino también en Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia por solo nombrar algunos. Allí los muertos y los desaparecidos, torturados y secuestrados se cuentan por miles, decenas de miles.

Cuando salen las declaraciones del Centro Militar y el video de gente que integra y son parte de la derecha neofascista, es parte de un todo, pues nadie de esa derecha multicolor condenó los hechos.

Del Partido Colorado no me extraña pues Bordaberry el golpista era colorado, y del diario de la dictadura menos. Las nuevas adquisiciones políticas como el representante de la mafia rusa o el que ganó millones de dólares vendiendo ajo y perejil en la feria, me llama la atención pero al igual que el independiente, salieron tan golpeados que se prendieron al hierro incandescente sin importar: «quiero cargos».

Pero detrás de todo esto: ¿quién está? En mi opinión están los grandes medios de comunicaciones nacionales e internacionales. Pero volvemos a la misma pregunta, quién los financia.

Hacía días que lo que salía en los medios de comunicación no era lo que se palpaba en la calle, un personaje, panelista él, en un programa de TV que se emite por la tarde, llegó a decir que lo que se veía era la autopsia del Frente Amplio.

Lo que se escuchaba por radio era que el Frente Amplio perdía por 8 o tal vez por 10 puntos. Ellos, encuestadoras mediante, hablaban de entre 190.000 y 240.000, ya que esa era la idea, ese era el ánimo que la derecha quería imponer en el ambiente.

El trabajo de los servicios de información desde el norte fue de un nuevo tipo, fue de un nuevo estilo emparentado con lo viejo. Por algo el nuevo líder, que inventó y proyectó el neofascismo, es una mezcla rara, pero conocida.

Sus relaciones con los servicios de inteligencia a nivel mundial, llámense CIA, USAID, NSA, OEA están a la orden del día, eso sin nombrar a los servicios de Brasil, Paraguay o Chile.

Muchas cosas se sabrán con el correr del tiempo, que no fueron equivocaciones, sino todo lo contrario, trabajaron con un patrón, cuya base eran los engaños y mentiras… La pregunta es: ¿por orden de quién? En eso está incluido el video que publicó Manini sobre el filo de la veda, además de que fue aprobado por todos sus aliados, pues nadie de la coalición lo repudió.

No será que se creó todo este embrollo de que Lacalle ganaba por decenas de miles de votos, porque en si venía perdiendo y esa era la tapadera para sacar el Ejército a las calles, como lo dice la declaración del Centro Militar. Más que nada en su advertencia sobre el marxismo «debe de empezar a ser definitivamente extirpado del horizonte de nuestro destino nacional».

Aunque también dice que el Ejército está preparado para reprimir lo que sea, solo se lo tiene que llamar. ¿Llamar quién? Mucha coincidencia con lo que pasa en otras partes del mundo y aquí en Uruguay, con el resurgir del neofascismo. Aunque, para finalizar decimos que los estilos neofascista de Manini Ríos y Bolsonaro son bastante diferentes en el actuar y proceder.

También podría gustarte
3 Comentarios
  1. Mario Conde dice
    Señor ANAL-ista, P E R D I E R O N!!! Y échele la culpa a Magoya, ya que para la autocrítica tiene que esperar a mayo!!! Loser!!!
  2. Victor dice
    La situación inventada por las encuestadoras dandole una gran ventaja a Lacalle Pou incidió en el resultado. Mucha gente no votó para evitarse costos de traslado pensando que la diferencia era abrumadora.
    1. Mario Conde dice
      En la vida no se conforma quien no quiere…Buena tu explicación, Víctor. Al menos a tí te sirve. ¿Trataste de convencer a otros? Porque desde Buenos Aires vinieron miles…!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.