Las empresas estatales deben tener una visión social, según Bolsonaro

«Una empresa estatal, sea la que sea, tiene que tener su visión social; no podemos admitir una estatal con un presidente que no tenga esa visión», aseguró el presidente durante un acto en la presa de Itaipú.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, defendió que las empresas estatales deben tener una «visión social», poco después de que interviniera para cambiar al presidente de la petrolera Petrobras, de capital mixto, según informó la agencia rusa Sputnik. «Una empresa estatal, sea la que sea, tiene que tener su visión social; no podemos admitir una estatal con un presidente que no tenga esa visión», aseguró el presidente durante un acto en la presa de Itaipú (en la frontera con Paraguay) retransmitido en directo en sus redes sociales.

El acto fue el último como presidente de la presa Itaipú Binacional del general Joaquim Silva e Luna, que en los próximos días pasará a presidir Petrobras en sustitución del actual presidente, Roberto Castello Branco. La semana pasada, Bolsonaro decidió apartar a Castello Branco como respuesta a la política de aumento de los precios de los combustibles de la petrolera, algo que en el mercado financiero fue recibido como una interferencia no deseable.

Bolsonaro defendió el papel social de las empresas estatales la misma semana en que presentó a los parlamentarios sus proyectos para privatizar Eletrobras y Correos, dos de las mayores empresas públicas del país, según Sp. Por otro lado, Río de Janeiro (sureste, Brasil) y otras ciudades brasileñas retomaron la vacunación contra el COVID-19 después de días de paralización por falta de dosis.

En un comunicado, la alcaldía de Río de Janeiro informó que recibió 105.000 vacunas (84.000 de AstraZeneca y 21.000 de Sinovac), «cantidad suficiente para atender al público de entre 80 y 82 años» ayer, hoy y mañana. La vacunación se suspendió el pasado 17 de febrero, y desde entonces tan sólo se aplicaban las segundas dosis a las personas previamente vacunadas, no se inmunizaba a nadie nuevo. También retomaron la vacunación este 25 de febrero las ciudades de Fortaleza (estado de Ceará, noreste), para personas con 75 años o más; Salvador (Bahía, noreste) para personas con 83 años o más, y Sao Luís (Maranhão, noreste) para personas de 80 a 83 años.

Según los datos más recientes del Ministerio de Salud, Brasil aplicó hasta el momento 6,3 millones de vacunas: hay 5.093.010 de personas vacunadas con la primera dosis y 1.210.759 que ya recibieron las dos, según Sp. El estado brasileño de Santa Catarina (sur del país) vive una situación límite por el aumento de casos de COVID-19, según informaron las autoridades sanitarias locales en una carta dirigida a los alcaldes de las ciudades, pidiendo más restricciones.

«Tengo que informarles a todos que la situación de la pandemia se deterioró en todo el estado y que, igual que está ocurriendo en otras regiones más al oeste, estamos entrando en colapso», informó en la misiva el secretario de Salud del estado, André Motta. Motta añadió que los esfuerzos por contener la propagación del virus hasta ahora fueron «insuficientes» y pidió aplicar restricciones más severas.

El 24 de febrero las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales de Santa Catarina llegaron al 91,1% de su capacidad, el máximo desde el inicio de la pandemia, y según la prensa local, el 25 de febrero había más de 80 personas en lista de espera para acceder a una cama, según Sp. Además, esta semana, el Gobierno regional realizó una petición de urgencia al ministerio de Salud para acceder a más material para entubar a los pacientes, que empieza a escasear por la alta demanda.

1 comentario
  1. nestor gimenez dice
    este presidente Brasileño y el uruguayo son los presidentes mas ipocritas y mentirosos de toda sud america,una carrera de galgos pierde lejos para estos dos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat