La República con Tabaré: «No vamos a trabajar para que caiga este gobierno; vamos a trabajar para que la gente viva mejor»

A fines de diciembre, en entrevista exclusiva con LA REPÚBLICA, el Presidente Tabaré Vázquez anunció su continuidad en la actividad política activa a partir del 2 de marzo, después que traspase el mando a su sucesor y que lo hará como un «militante más» en el Frente Amplio, para volcar su experiencia de tres décadas como dirigente político, intendente de Montevideo, dos veces Presidente de la República así como presidente de la fuerza política.

1 183

El anuncio sacudió al sistema político post elección nacional y fue recibido con inmensa alegría dentro del Frente Amplio. A raíz de este anuncio, no faltó quien propusiera a Vázquez como futuro presidente de la fuerza política, gesto que el propio Vázquez agradeció aunque descartó .

En la entrevista el Presidente habló de todo, de su enfermedad, de su evolución favorable y de los cuidados a los que debe someterse. Se refirió a la marcha de la transición y al relacionamiento con el presidente electo Luis Lacalle Pou.

También habló del futuro gobierno y del rol que, a su juicio, debería jugar el Frente Amplio. En ese sentido, afirmó que a este partido, que ahora le toca asumir el rol de oposición, tiene la responsabilidad de defender los derechos conquistados desde 2005 a la fecha, y «mejorarlos» porque «también desde la oposición se puede gobernar».

«No vamos a trabajar para que caiga este gobierno; vamos a trabajar para que la gente viva mejor. Y después dentro de cinco años la gente decidirá», afirmó. A continuación, un resumen de la entrevista publicada el lunes 30 de diciembre.

La relación con el presidente electo

«Ha mejorado muchísimo. No la tuvimos tan buena, pero ha mejorado, yo creo que hay otra actitud del Presidente electo, también nosotros pusimos lo nuestro, por supuesto, en bien del país, y yo me alegro mucho que hemos podido lograr ese relacionamiento porque facilita la transición y porque yo creo además que nuestra fuerza política y este gobierno de esa fuerza política tiene que redefinir con precisión cual es el objetivo central que tenemos».

El rol del Frente Amplio

«Tenemos que estar muy atentos para defender, a ultranza, los derechos que hemos logrado. Hay que defenderlos y tratar de mejorarlos, porque también desde la oposición se puede gobernar. Porque vamos a tener una herramienta parlamentaria, una bancada muy fuerte, que puede presentar proyectos de ley y otro tipo de proyectos, y los puede acordar, que aun mejoren las condiciones de vida de estas grandes mayorías nacionales.

Y en tercer lugar, cuando no estemos de acuerdo con algo que, va a suceder inevitablemente, decir, señores no estamos de acuerdo con estos planteos que hace el gobierno por esto, por esto, por esto y por esto pero tenemos un proyecto alternativo para este tema y lo tenemos fundado en este motivo, en este motivo, en esta razón y en esta razón.

No podemos hacer un concurso a ver qué gobierno se ve más atacado por la oposición como nos pasó a nosotros. Tenemos que respetar a la gente, tenemos que defenderles sus intereses, y el Frente Amplio es distinto, no vamos a trabajar para que caiga este gobierno; no, no, vamos a trabajar para que la gente viva mejor.

Y después dentro de cinco años la gente decidirá. Pero desde mi modesto punto de vista y con esta experiencia que tenemos de tantos años, me parece que estratégicamente ése es el camino a seguir.

El nuevo rol de Tabaré Vázquez

«Sería y lo digo con mucho respeto, mucha modestia, no con pedantería, sería muy egoísta de mi parte después de treinta años de una actividad política pública, con la experiencia de haber sido primero intendente de Montevideo, después de haber sido dos veces presidente del país, pero además presidente del Frente, presidente del Encuentro Progresista, irme a mi casa después del 1° de marzo egoístamente, y decir, acá terminó todo.

Yo quiero volcar la experiencia que tenemos, poca o mucha, con aciertos y con errores, con incapacidades, con omisiones, la quiero volcar en el seno del Frente Amplio. Y para hacerlo pienso que mi lugar es ir a los Comités de Base, ir a los Coordinadoras, ir a las Departamentales, ir a hablar con las frenteamplistas y los frenteamplistas, dialogar, que me pregunten que yo pueda hablar, que yo pueda decir, en fin, en esa actividad de base.

Tengo pensado ese tipo de actividad si la salud me lo permite. Lo mío será muy modesto. Trasmitir la experiencia vivida y vivirla junto a los compañeros y compañeras frenteamplistas.

Tengo una enorme confianza en las frenteamplistas y en los frenteamplistas, enorme confianza, y lo único que quiero trasmitir es que el FA seguirá siendo sin duda la fuerza política más importante del país, y seguirá marcando la historia del Uruguay para que las grandes mayorías nacionales puedan ser las beneficiadas de la política para que vivan cada vez mejor, con mayor dignidad, con mayor fraternidad y en solidaridad sobre todo con quienes más lo necesitan».

La unidad del Frente Amplio

«El movimiento constituido por las bases es la esencia fundamental, entre otras cosas, para en muchas instancias históricas del Frente haber mantenido la unidad. Unidad, elemento fundamental para que el Frente llegara adonde llegó. Sin la unidad, no hubiéramos llegado adonde llegamos.

Y muchas veces fueron las bases las que sustentaron con fuerza y reclamaron unidad cuando había divisiones internas, entre grupos, o entre compañeros, nos los voy a mencionar pero todos los conocemos. Entonces a mí me parece que, la masa madre, como se dice en panadería, la constituye el movimiento, las bases, y eso hay que fortalecerlo fundamentalmente.

Eso no lo podemos perder, no lo puede perder el Frente Amplio, desde mi modesto punto de vista. Lo debe cuidar y cuidar mucho. Cuidar también la alianza entre los distintos grupos políticos, pero para mí la base de sustento es esa. Y después principios fundacionales del Frente que, yo creo, tienen total vigencia y no hay que perderlos».

Un Frente serio y responsable

«El Frente Amplio es una fuerza política seria y responsable, y como tal tenemos que actuar. Si propugnamos hacia afuera, una mayor democracia, profundizar la democracia, y vaya si le costó al Frente defender la democracia, vidas de compañeras y compañeros y sufrimiento, si proclamamos eso que está muy bien, también tenemos que tener más democracia hacia adentro, y saber que en una democracia las mayorías son las que marcan el paso, sin ignorar a las minorías, respetando a las minorías.

No podemos decir, bueno, si toma una decisión mayoritaria y yo estoy de acuerdo con ella, bárbaro, arriba, ahora si no estoy de acuerdo, hago lo que quiero. No. No, una fuerza política tiene que estar organizada, tiene que respetar a las mayorías, no pasarle por encima a las minorías.

Porque a veces, me ha pasado muchas veces en el Frente, a veces uno está con la minoría y pierde, pierde una elección de cualquier tema dentro del Frente, y a veces está con la mayoría. Pero lo que no podemos hacer es, una vez que se toma una determinación como fuerza política, hay que cumplirla ¿verdad?.

Para que eso esté bien fundado hay que dar espacio a la discusión y escucharnos todos y oírnos todos, y argumentar todos, con seriedad, y después de discutir con seriedad, tomar una determinación. Si se logra consenso, como decía Seregni, bárbaro, y si no, hay que respetar a las mayorías, sin, reitero, pasar por encima de las minorías, respetándolas».

El legado de Tabaré Vázquez

«Tres elementos fundamentales. Primero, dejamos un país con un sistema político estable, que hay que cuidar y cuidar mucho. Tenemos una tranquilidad social, con problemas, sin duda, porque no estamos viviendo en la paz de los cementerios sino en una sociedad viva que tiene conflictos, pero si nos comparamos con la región, lo que están viviendo las sociedades de los países de la región, vemos que Uruguay es una isla completamente distinta.

No estoy inventando nada, es una realidad. Y en tercer lugar, entregamos un país que tiene dificultades económicas, pero que también es una isla en la región. Uruguay sigue creciendo, modestamente pero Uruguay sigue creciendo.

Se nos ha reconocido como uno de los pocos países de la región latinoamericana con grado inversor, y esto no es reglado del cielo. Si hoy viniera una crisis como la del 2002-2003 Uruguay no tendría que recurrir a nadie para enfrentar esa crisis económica o financiera.

Se ha avanzado mucho en políticas laborales, en políticas sociales, y yo creo que el Ministerio de Economía del FA ha trabajado más que con un criterio tecnicista, economicista, ha trabajado con un criterio de transformar ese ministerio también en una herramienta de políticas sociales.

Así que también desde el punto de vista económico, no dejamos un desastre. No es lo mismo el Uruguay de hoy que el Uruguay que recibimos, no es igual. A mí me parece que esos tres elementos, un sistema político firme, bien plantado, una tranquilidad social y esta visión económica, es el legado.

«Tenemos un maravilloso pueblo»

«Lo mejor, como siempre, al pueblo uruguayo lo mejor para el 2020 y para el futuro. Tenemos un maravilloso pueblo, del que me siento orgulloso de pertenecer. El pueblo uruguayo ha demostrado a lo largo de su historia a nivel internacional que es un pueblo sencillo, fraterno, solidario, como pocos, a lo largo de su historia, firme, cuando tuvo que enfrentar situaciones muy difíciles lo supo hacer, lo hizo con inteligencia pero con firmeza, y todas estas virtudes unidas hablan de la inteligencia que es reconocida a nivel internacional.

A ese pueblo uruguayo tan magnífico del que yo me siento integrante por supuesto, le deseo lo mejor para el próximo año y para todos los años que vengan».

La enfermedad del Presidente

«El tratamiento que me instauraron aquí en el Uruguay y todos los procedimientos diagnósticos fueron muy bien planteados y fueron efectivos.

Hubo una regresión importante de la masa tumoral pulmonar en los últimos controles imagenológicos. Prácticamente desapareció después de la radio cirugía que me practicaron y ahora estoy en una etapa de controles periódicos que están protocolizados para todos los enfermos que tienen esta variedad tumoral u otras y que requieren cada un cierto tiempo, dos o tres meses, realizar nuevos estudios.

Los últimos, reitero, fueron buenos, y también hubo una normalización de marcadores tumorales en sangre que los tenía muy altos cuando estaba el tumor en actividad que se normalizaron».

También podría gustarte
1 comentario
  1. washington tabeira dice
    Tabaré, gran persona y todo un Caballero; algo raro en los dias de hoy!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.