La Rendición de Cuentas: consolidando el país para pocos

A lo largo de las próximas columnas iremos analizando aspectos de la rendición de cuentas que no deja de sorprendernos por los escasos recursos adicionales que destina al gasto social y la prioridad absoluta de las metas fiscales en relación con la calidad de vida de los ciudadanos.

En esta nota quisiera hacer dos comentarios uno que se refiere a qué tipo de economía están diseñando y a que sectores de la economía benefician estas políticas y el otro con relación al gasto social en la población MIDES del año 2021 comparado con el 2020.

La economía del quinquenio.

En la exposición de motivos prevén las variables económicas de los t5 años de este período de gobierno. Nos dicen cuanto estiman que crecerá el PBI, cuanto el empleo y no nos dicen cuanto crecerá el salarios. Sobre este ultimo hoy un compromiso del gobierno de recuperar el salario perdido en 2020 y seguro en 2021, en los tres años siguientes, para llegar a 2024 con un salario real igual al de 2019. Las propuestas en materia salarial que está realizando el gobierno nos hacen dudar de que se llegue a esta recuperación. Además, recuperar tu nivel salarial 4 años después tiene el problema de que todo lo que se perdió en el medo no se recupera nunca. Solo se alcanza el nivel inicial y 5 años de pérdidas son mucho dinero. Pero con estas aclaraciones vayamos al mejor de sus mundos, es decir que al final del quinquenio se recupere el valor inicial.

Entonces hagamos la siguiente cuenta:

⦁ El dinero en manos de la clase trabajadora resulta de multiplicar el aumento del empleo estimado (el que tampoco creemos que se de como estiman, pero sigamos en el mejor de los mundos) por el aumento de salario estimado. Eso da que sobre la base 100 de 2019 llegamos a 104,43.

⦁ El crecimiento del PBI sobre base 100 de 2019, llega en 2024 a 106,63.

El gráfico 1 es claro La riqueza crece por encima de la masa salarial y por ende habrá concentración del ingreso.

El gasto COVID en población MIDES.

En este caso nuestra fuente es también la exposición de motivos de la rendición de cuentas y la contabilidad del Ministerio de Economía en que registra el gasto en Tarjeta Uruguay Social (TUS), Asignación Familiar Plan de Equidad (AFAM) y bonos cupón canasta.

El gráfico 2 nos muestra la suma convertida a dólares de la inversión en cada año en esta materia.

Es claro que en protección social a los sectores más vulnerables se ionvertira´en 2021 menos que en 2020, con un agravante y es que en 2020 fue por 20 meses y en 2021 por 12 meses, con lo cual por mes la rebaja es de 19 millones de dólares por mes a 17.5 millones/mes.

Después de un año en que la pobres aumentó en 100 mil personas y que también aumento la indigencia el gasto para proteger estos hogares baja. Inaudito.

A estos elementos tenemos que agregar que en la rendición de cuentas no se prevén aumentos que impacten en el gasto social. De eso hablaremos en la próxima nota.

Solo un dato adicional. Para los servicios de salud del estado (ASSE) no se prevén incrementos presupuestales. Y esta situación se da con un 2021 que debe encarar un aumento del nivel de atención al menos por tres razones-.

⦁ Por la atención que generan las postergaciones de patologías no COVID, por ejemplo, se habla de 6.500 operaciones postergadas, atenciones de diferentes especialidades, etc.

⦁ Por las secuelas del propio COVID que ya estudios en diversas partes del mundo afirman que se requiere un aumento del recursos de los sistemas de salud para abordarlas.

⦁ Porque entre marzo de 2020 y marzo de 2021 ASSE aumentó en 130 mil nuevos usuarios (solo 100 mil entre mariz y junio de 2020) y por ello es claro que el gasto por usuario va a bajar y ello va a afectar el nivel de atención.

De esto, y profundizando en ASSE que como se ve es dramático, hablaremos en las próximas.

1 Comentario

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Opinión