#ContraseñaLa pandemia de la exclusión

La integración global de la humanidad cada vez generaliza y universaliza más aspectos de la vida social.

0 164

Es la fase histórica del capitalismo a través de la cual se ha venido produciendo una acelerada integración. Ello lejos de haber sido un logro para la superación de las inequidades se manifiesta como la consolidación en todas partes de las taras y los defectos del propio capitalismo.

En esta fase es que aparece la exclusión como algo característico generalizando su presencia en todas las latitudes que se observen.

Se trata de la incapacidad del sistema de absorber productivamente a toda la fuerza de trabajo disponible. Desde sus orígenes mismos el capitalismo no fue capaz de ofrecer una generalizada integración productiva, fue en sus primeros tiempos el denominado ejército de reserva.

Se trataba de importantes contingentes que esperaban en el mercado de trabajo su oportunidad, jugando un papel crucial en el bajo precio de la fuerza de trabajo en activo.

La característica de este fenómeno en sus orígenes es que existía la percepción y en cierta medida la realidad de que en un momento dado la fuerza de trabajo inactiva tendría la oportunidad de incorporarse.

La exclusión del presente expresa la marginación de un importantes sector de la población inactiva, pero sin posibilidades ni presentes ni futuras de incorporarse. Una vida sin esperanzas de progreso.

Todas las sociedades contempóraneas ofrecen este fenómeno, tano las más ricas y desarrolladas como las más pobres y periféricas. Las diferencias están en las diferencias en los distintos porcentajes de incluídos y excluídos . Se llega al extremo de regiones enteras de excluidos como es el caso del Africas Sub Sahariana.

Esta exclusión está en la raíz de los principales males del presente. A su existencia estructural se le agrega el hecho de que el actual capitalismo global – comunicaciones mediante- ha podido promover una impresionante integración cultural.

Hoy casi toda la humanidad participa de los mismos componentes culturales, por lo general básicamente asociados a la promoción del consumo y de los valores del capitalismo ( individualismo, egoísmo, inmediatismo, ecocidio, patriarcado ).

La exclusión en este contexto de integración cultural configura una mezcla letal. Toda la población es inducida a determinados comportamientos básicamente de consumo pero solamente algunos tendrán efectiva posibilidad de realizarlos. He ahí la frustración colectiva que se generaliza.

Ello se expresa en ausencia y desepersanza y las adicciones, o la alternativa de transitar el camino de la ruptura a través de la economía criminal para la obtensión violenta de lo que el sistema promueva y luego niega en los hechos.

Este cuadro de situación tiene su expresión más fuerte en los medios urbanos. Si bien las políticas urbanas no son capaces de resolver el fondo estructural de la exclusión, pueden jugar un papel en la mitigación de sus efectos o en su acentuación.

Las relaciones sociales se despliegan en el territorio y cosntruyen un espacio característico. Actuar sobre la espacialización de las relaciones sociales es una función de las políticas urbanas. Es posible consolidar la ciudad de los excluidos o relativizar su presencia mitigando sus consecuencias.

La mejor forma de combatir la exclusión en la ciudad es promover la heterogeneidad en los distintos espacios urbanos. Ricos y pobres viviendo en cercanía y compartiendo el mismo espacio vital. Las diferencias sociales de este modo no van a desaparecer, pero hacen posible una convivencia un poco más armónica

Esa mayor armonía está dada por el hecho de una cercanía vital que permite conocer al otro no desde el prejuicio y los preconceptos sino desde la propia experiencia. La escuela pública uruguaya fue un ejemplo contundente de ello.

En términos de Montevideo, una de las mejores formas de «erradicar» los asentamientos irregulares es el regreso al habitat de las áreas centrales abriendo oportunidades habitacionales para todos los grupos sociales.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.