La OIT, la seguridad social y la necesidad de difusión de la opinión

Dos documentos, entre otros, llamaron la atención recientemente. 

0 194

La Confederación de Cámaras Empresariales le presentó al gobierno varias propuestas, expresando que lo hace considerando el estancamiento productivo desde 2014, y que impulsa las mismas a efectos de implementarlas en el corto plazo y en el próximo período de gobierno. Entre ellas figura “la adopción de las Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo en las regulaciones laborales”.

 2º Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo dio a conocer un Informe realizado por su Departamento de Protección Social denominado: “La reversión de la privatización de las pensiones. Reconstruyendo los sistemas públicos de pensiones en los países de Europa Oriental y América Latina (2000-2018).

3º Más allá de profundas discrepancias, consideramos positivo que el mundo empresarial presente su visión actual a efectos del análisis por el resto del sistema político y social. Ello refuerza el respeto institucional que goza Uruguay por la fortaleza de su sistema democrático, con profunda presencia del diálogo en diversos niveles. Las reacciones y la amplia difusión del documento han sido muchas e inmediatas.

No ha sucedido lo mismo con el documento emitido por OIT. En un país en el que reiteradamente todo el sistema político y social expresa la necesidad de llevar adelante una reforma de la Seguridad Social, resulta más que llamativo y contradictorio la escasa difusión del informe de la organización. Del mismo surgen múltiples afirmaciones sobre el “fracaso de los sistemas privados de pensiones, su bajo desempeño en términos de cobertura, niveles de beneficio, costos administrativos”.  Agrega que es necesario fortalecer el seguro social de carácter público junto con las pensiones solidarias no contributivas. Recomienda iniciar el diálogo social para generar consenso, realizar campañas de comunicación, conformar un comité tripartito para diseñar e implementar la renacionalización del sistema de pensiones”.

La escasa difusión del documento puede tener explicación. El 60% de los países que entre 1981-2014 privatizaron los sistemas públicos de jubilaciones-pensiones, con el apoyo del Fondo Monetario Internacional, Banco Interamericano y Asiático de Desarrollo, OCDE y USAID, contrariando además lo que recomendaba la OIT, revirtieron total o parcialmentelas privatizaciones.

Es comprensible que la reversión moleste a los defensores de lo privado y del ahorro individual, AFAP, entre otros. Agréguese que quien lo dice es la OIT que expresa la necesidad de reformas buscando lo que afirmamos líneas atrás: la renacionalización del sistema del sistema de pensiones”.

¿Cómo no va originar rechazos y por tanto una escasa difusión? Y considérese que no se trata de un aspecto menor, sino de un Derecho Humano Fundamental así reconocido por nuestra Constitución y por Naciones Unidas. Además, si mucho se habla de necesidad de una reforma, ¿las AFAP no forman parte del sistema a reformar? Por cierto que las mismas son muy representativas de los sistemas privados a los que refiere OIT, respecto de los cuales la organización recomienda el análisis a efectos de su eliminación.

6 Los empresarios en su documento refieren a muchos temas que, como expresábamos, resulta positivo para el análisis. Y no referimos estrictamente a sus contenidos, respecto de los cuales existen grandes diferencias, sino al hecho en sí de su presentación. Consecuentemente con el mismo criterio ¿no sería bueno que se hicieran referencias a las Recomendaciones de OIT sobre el sistema de Seguridad Social? Lo mínimo sería darle difusión por parte de quien corresponda, incluido los medios de prensa. Máxime tratándose de un tema en el que está involucrada toda la sociedad, y respecto del cual existen opiniones notoriamente contradictoras Y hasta por el propio respeto hacia Organización Internacional del Trabajo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.