#OpiniónLa ofensiva de la clase dominante

Exultantes por el triunfo del bloque conservador y la inminente instalación de un penta- gobierno multicolor derechista a partir del 1º de marzo próximo, los actores de la oligarquía vernácula comienzan a mostrar sus uñas.

8 223

En efecto, bien saben que con una administración liderada por el herrerista Luis Lacalle Pou e integrada también por el neoliberal Partido Colorado y el militarista Cabildo Abierto, recuperarán plenamente las palancas del poder.

Estos señores no perdieron jamás el poder real durante los quince años del ciclo progresista, porque conservaron la propiedad privada de los medios de producción y, por ende, sus exasperantes privilegios de clase.

De algún modo, debieron mitigar en parte sus apetitos de apropiación indebida, ante la vigencia de la Ley de Negociación Colectiva del Frente Amplio que limitó -en buena medida- los abusos perpetrados por las patronales contra sus trabajadores y la voracidad expropiadora.

Ahora, tendrán como aliado estratégico a un gobierno que diseñará para ellos una suerte de traje de medida, defensor del statu quo de los poderosos y proclive, aunque no lo admita, a desmantelar muchas de las conquistas sociales obtenidas durante los últimos tres lustros de nuestra historia.

Uno de los personajes más relevantes de esta casta de auténticos eupátridas -vocablo que identificaba a la rancia aristocracia de la nobleza de la Grecia antigua- es, sin dudas, el poderoso empresario agropecuario Gerardo Zambrano.

Aunque este patricio no ha ocupado cargos de gobierno, su opinión suele tener crucial influencia en los círculos más íntimos de la rosca capitalista, que cogobierna -entre bambalinas y desde hace más de un siglo- a nuestro país.

En su condición de vocero referente de los sectores de la sociedad uruguaya que concentran la mayor porción de la riqueza, suele ser recurrentemente entrevistado por medios de difusión obsecuentes.

En una complaciente nota concedida al diario «El País», Zambrano vertió un conjunto de desafiantes reflexiones que exacerbaron, con toda razón, al movimiento sindical.

Al respecto, el presidente de PIT-CNT, Fernando Pereira, rechazó las afirmaciones claramente reaccionarias formuladas por Zambrano, quien aseveró que una de las tareas que el futuro gobierno tiene por delante es «enfrentar a los sindicatos».

«El tema sindical es la batalla que hay que dar, y ganar, porque es imprescindible para ordenar la casa», sentenció el entrevistado invocando, sin mencionarla, aquella proclama del ex presidente Julio María Sanguinetti, quien se ufanaba de no haber perdido jamás una huelga durante sus dos mandatos.

Quienes afirman que no existe una grieta en Uruguay como sí aparentemente sucede en Argentina, deberían leer las reflexiones de Zambrano, de claro sesgo amenazante y visceralmente confrontativo.

Como el que calla otorga, nos imaginamos que el gobierno electo comparte estas afirmaciones. Ni siquiera reaccionó el futuro ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, quien, aunque parezca inverosímil, se autoproclama progresista.

Empero, si hay realmente algo que valorar de la confesión sin cortapisas de Zambrano, es su sinceridad despojada de eventual demagogia, cuando afirma -sin anestesia- que las reformas que tendrá que emprender el próximo gobierno «van a causar dolores». No obstante, añadió que «hay que hacerlas sí o sí, porque, si se ponen tímidos en las decisiones, puede pasar lo mismo que en Argentina».

Si los candidatos del bloque conservador que emergió ganador en las urnas se hubieran expresado con idéntico tenor, casi nadie los hubiera votado. En cambio, optaron, como es habitual, por un discurso engañoso, falaz y enrevesado, con el propósito de captar el sufragio de los desencantados.

Durante el encuentro, Zambrano agitó los añejos reclamos del gran capital, demandando dádivas al sector empresarial que seguramente saldrían de los bolsillos de la clase trabajadora y, como siempre, la salvaje jibarización del Estado.

Por supuesto, para el club de amigos y socios de Zambrano no conviene que exista un Estado fuerte e intervencionista, que regule, por ejemplo, el cumplimiento de las obligaciones de las empresarios con sus trabajadores y el respeto a la sindicalización, que evite los abusos y que combata la evasión, entre otras tantas rémoras consustanciales al modelo concentrador, como ha sucedido durante los tres gobiernos frentistas.

Ellos prefieren el libertinaje de mercado y un Estado laxo, deliberadamente distraído y que haga la vista gorda, que fue caldo de cultivo de la demoledora crisis del 2002.

Obviamente, la máxima del credo neoliberal es que cuando menos Estado mejor, porque -en su discurso cargado de clichés- las claves son la competitividad, la tasa de ganancia, que es el bocado del león, y condiciones propicias para generar el clima de negocios. Obviamente, para ellos.

Zambrano – para quien insólitamente el Frente Amplio no hizo nada bien durante sus quince años de gobierno, pese a los espectaculares avances logrados en materia de inclusión social, de derechos y de desarrollo humano- es reticente a confiar en la política, a la cual define, sin eufemismos, como «una trituradora».

Aunque no oculta su adhesión al gobierno electo, de sus palabras emana una subliminal nostalgia por los tiempos oscuros en los cuales no había elecciones, parlamento ni sindicatos, pero sí había persecución, torturas, asesinatos, exilio y, naturalmente, explotación laboral e inmoral enriquecimiento del clan empresarial.

También podría gustarte
8 Comentarios
  1. MAXI dice
    Además de partir de supuestos incorrectos y por ende llegar a resultados incorrectos; este tipo de editorial es bosta marxista!!! Es medianamente increíble que en pleno 2020 todavía haya personas que piensen así o que sigan esas ideas obsoletas, destructivas e inútiles.
  2. elcacho dice
    Sr. Maxi, no hay peor ciego que el que no quiera ver. Ni peor sordo del que no quiera oir. A su inteligente modo de ver, todo lo que se diga de verdad con respecto al nuevo règimen, es de origen Marxista. Y yo me pregunto: Ud. leyò, si es que sabe hacerlo, a Marx…? Su anticomunismo lo cubre perfectamente la svàstica de este Sr. Zambrano. Aguarde. No pasarà mucho. Lamentablemente vamos rumbo al vacìo. Y nuestro sufrido pueblo pagarà las consecuencias.
    1. Mirapaarriba dice
      Elcacho  DECIS : Y nuestro sufrido pueblo pagarà las consecuencias.» DONDE OPINO LO MISMO PERO NO POR CULPA DE zambrano Y OTROS SINO POR EL DES PO TA TU PA T R A I D O R mu ji ca LE PROPORCIONO A LA POSICION “amarronada” (colorada+blanca= rosada a-+marrón de las cloacas cuarteleras), MATERIAL COMBUSTIBLE EN GRANDES CANTIDADES, CON LAS CA GA DAS DOLOSAS CORRUPTAS COMETIDAS,ETC.
      1. Mirapaarriba dice
        LEEMOS SOBRE EL FINAL: «zambrano – para quien insólitamente el Frente Amplio no hizo nada bien durante sus quince años de gobierno, pese a los espectaculares avances logrados en materia de inclusión social, de derechos y de desarrollo humano»·, QUE ES UNA GRAN VERDAD, QUEDO DESDIBUJADA TOTALMENTE PORQUE EL DES PO TA TU PA T R A I D O R mu ji ca LE PROPORCIONO A LA POSICION “amarronada” (colorada+blanca= rosada a-+marrón de las cloacas cuarteleras), MATERIAL COMBUSTIBLE EN GRANDES CANTIDADES, CON LAS CA GA DAS DOLOSAS COMETIDAS, DE LAS QUE MENCIONO ALGUNAS
  3. Jorge Laviano dice
    «Estos señores… conservaron la propiedad privada de los medios de producción…» NO, claro; si tienen que estar en manos del Estado. para que ponga a su frente a una manga de tilingos bobetas que se ponen a hacer experiencias disparatadas; total ellos no pierden nada. Miren si no lo que pasó en la Rusia Soviética, donde lo único que funcionó fue lo vinculado a la industria militar. O en la China de Mao, donde tras la «revolución cultural», el «gran salto adelante» y otras sandeces, se convencieron de que tenían que volver al capitalismo, y así está hoy de floreciente.
  4. Pedro de la Heroica dice
    Ciencia Ficcion sovietica del siglo pasado…te quedaste en 1960 y el mundo siguió pa delante…
  5. ramiro suarez dice
    que se puede esperar de la patota que nos va a gobernar los proximos cinco años,mas miseria,mas desocupacion,mas personas en la calle etc.-
  6. +33 6 13 37 96 98 dice
    Hola. Soy el secretario de comunicaciones de una organización de financiación. Para la realización de sus proyectos, la mejora de su negocio, un crédito para resolver sus problemas personales, otorgamos préstamos de fondos entre personas serias y capaces de respetar los compromisos de reembolso. Para más información contactar con whatsapp: +33 6 13 37 96 98

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.