En seis casos los terremotos se generaron cuando la Luna estaba más lejos de la TierraLa Luna tiembla y se contrae

0 343

Un equipo de investigadores estadounidenses volvió a analizar los datos obtenidos durante las misiones del Apolo en los años 60 y 70. Los sismógrafos registraron 28 sismos lunares de magnitud entre 2 y 5 grados. En aquel entonces no era posible localizar sus epicentros.

El nuevo análisis reveló que ocho sismos ocurrieron cerca de las cornisas que se forman en el resultado de la fractura de la corteza lunar. Estos acantilados se generan cuando la parte interna del planeta se enfría y este disminuye. La sonda espacial Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) encontró en 2009 más de 3.500 formaciones de este tipo.

Asimismo, resultó que en seis casos los terremotos se generaron cuando la Luna estaba más lejos de la Tierra.

«Creemos que es muy probable que estos ocho sismos fueran causados por movimientos de falla a medida que aumentaba el estrés mecánico en la corteza lunar, por la compresión global y las fuerzas de marea», afirmó Thomas Watters, uno de los autores del estudio publicado en Nature Geoscience.

«Esto demuestra que los sismógrafos del Apolo han registrado la contracción de la Luna, y que todavía está tectónicamente activa», señaló.

Al reconocer la aportación de las misiones del Apolo, los autores destacan la necesidad de la continuación de la exploración de la Luna con sismómetros modernos que permitirán comprender mejor la geología de nuestro satélite.

«Para mí, estos hallazgos enfatizan que necesitamos volver a la Luna», concluyó Nicholas Schmerr, otro autor del estudio.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.