El gobierno no se quiere pronunciar porque sabe que The Intercept tiene más revelacionesLa idea de que el juicio contra Lula quede nulo gana fuerza

Habría pruebas de que la designación de Moro como ministro de Justicia y el encarcelamiento de Lula están vinculados.

0 884

 

Las supuestas conversaciones entre un fiscal y el exjuez Sérgio Moro, reveladas por el periodista Glenn Greenwald, causaron un terremoto en Brasil, ya que confirmarían una persecución política contra el expresidente Lula. «Moro es un súper ministro y tiene el apoyo de total de Bolsonaro», dijo la corresponsal de Folha de Sao Paulo, Sylvia Colombo.

Desde que el medio The Intercept, dirigido por el ganador del Premio Pulitzer Glenn Greenwald, revelara las supuestas conversaciones entre el exjuez Sérgio Moro y el fiscal del caso Lava Jato, Deltan Dallagnol, la escena política de Brasil se vio sacudida: las filtraciones expondrían la motivación política detrás del encarcelamiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

«Hay muchos pasos todavía. Primero falta conocer la totalidad de las filtraciones de The Intercept; segundo, hay que verificar si son reales y si fueron obtenidas de manera legal, ya que hay gente que dice que las pruebas obtenidas de esta manera son un hackeo y podrían ser invalidadas. Por último, queda en duda, y con la posibilidad de ser anuladas, las decisiones que ellos tomaron. Lula es el principal acusado por el Lava Jato, pero hay muchos políticos y empresarios», dijo Sylvia Colombo, corresponsal en América Latina del diario Folha de Sao Paulo.

Colombo señaló que las filtraciones constituyen un golpe para el presidente Jair Bolsonaro, quien designó a Moro como su «súper ministro» de Justicia. «La idea de que el juicio de Lula quede nulo va ganando mucha fuerza y es el principal tema de debate entre los pro Lula y los anti Lula en las redes. Hoy Moro es un súper ministro y tiene el apoyo de Bolsonaro, que complica las cosas para quienes quieren bajarlo. Es interesante porque a Moro se lo veía como candidato a la Supremo Tribunal Federal, y hoy la OAB -Orden de Abogados del Brasil, máxima entidad que nuclea a los letrados de ese país- pidió que fuera apartado», explicó.

Asimismo, afirmó que el presidente Bolsonaro aún no ha hablado públicamente respecto a las filtraciones, a la espera de que nuevo material salga a la luz.

«El gobierno no se quiere pronunciar porque sabe que The Intercept tiene más revelaciones. Se dice que el nuevo material podría afectar todo el discurso de Moro y Bolsonaro. Al parecer habría pruebas de que la nominación de Moro como ministro de Justicia y el encarcelamiento de Lula están vinculados», dijo la periodista brasilera.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.