La estrategia renovada de seguridad nacional de la Federación de Rusia

El 3 de julio del a.c. el Presidente de Rusia Vladímir Putin aprobó la Estrategia de Seguridad Nacional de la Federación de Rusia.

Su versión anterior existía desde 2015, pero el carácter dinámico de la situación internacional, su carácter complejo y contradictorio determinaron la necesidad de renovar este documento importante. La nueva estrategia, aparte del fomento de la defensa, potencial militar-técnico, de información y comunicación de nuestro país, está orientada a la protección del pueblo de Rusia, desarrollo del potencial humano, promoción de una mejor situación social y económica, aumento de la calidad de vida y bienestar de los ciudadanos, consolidación de la unidad e integridad de la sociedad rusa, promoción de la competitividad y prestigio internacional de nuestro país.

El logro de esos objetivos permitirá fortalecer la soberanía estatal en calidad de un estado capaz de llevar a cabo su política exterior e interior independiente, resistir exitosamente la presión externa. En condiciones de la política hostil de varios Estados orientada a contener a Rusia, el fortalecimiento de la soberanía del país, su independencia, integridad territorial y estatal, protección de fundamentos tradicionales espirituales y morales de la sociedad rusa, prevención de la intervención en los asuntos internos adquieren importancia vital.

El documento subraya que sólo el conjunto harmónico del Estado poderoso junto a bienestar humano garantizará la formación de una sociedad justa y florecimiento del país. Por eso la estrategia se basa en el vínculo y la interdependencia de la seguridad nacional de Rusia con su desarrollo social y económico.

En las circunstancias de la creciente tensión geopolítica la estrategia defensiva de Rusia está orientada al fomento de la estabilidad del sistema de relaciones internacionales, basado en el derecho internacional, los principios de seguridad universal, igualitaria e integral, promoción de la cooperación multilateral sin líneas divisorias con miras a la solución conjunta de los problemas globales y regionales con el papel clave de la ONU y su Consejo de Seguridad.

Debido a las crecientes amenazas militares contra Rusia y los intentos de presionar a nuestro país, sus aliados y socios, el despliegue de la infraestructura de la OTAN en proximidad a las fronteras rusas, la intensificación de actividades de inteligencia y los ensayos de utilización de grandes unidades militares, tenemos todo el derecho a tomar decisiones simétricas y asimétricas en respuesta a los pasos hostiles de Estados extranjeros.

El Gobierno de Rusia se propone desarrollar y aplicar medidas políticas, militares, diplomáticas, económicas, de información y otras interrelacionadas y encaminadas a prevenir el uso de fuerza militar contra Rusia y proteger su soberanía e integridad territorial. Otra prioridad es la protección de los intereses nacionales y ciudadanos rusos que se encuentran en el extranjero, aumento de la capacidad de defensa, equipamiento de las fuerzas armadas, otras unidades y entidades con las armas y equipos modernos.

Se prevé preparar la economía para garantizar la defensa del estado contra un ataque armado y satisfacción de las necesidades de la población en tiempos de guerra. Entre otros objetivos especiales están la educación patriótica y preparación de los ciudadanos para el servicio militar, mantenimiento del imperio de la ley y la disciplina en las fuerzas armadas, estado moral y psicológico del personal, y aumento del nivel de seguridad social para los militares y sus familias.

Con la creciente inestabilidad geopolítica y aumento de diferencias entre Estados, Rusia lleva a cabo su política exterior coherente, independiente, multidimensional, abierta y pragmática con miras a garantizar la estabilidad del sistema internacional. Los objetivos de la política exterior de Rusia son la creación de condiciones favorables para un estable desarrollo social-económico del país, fortalecimiento de la seguridad nacional y posiciones de Rusia en rol de un centro influyente del mundo contemporáneo.

Los caminos para alcanzar esas metas, en particular, incluyen el perfeccionamiento de los mecanismos de seguridad colectiva y no proliferación de armas de destrucción masiva, la profundización de cooperación con los países de la Comunidad de Estados Independientes, China, India y todos otros países amigos. Un papel importante se atribuye a la seguridad de información y reforzamiento de la soberanía de Rusia en el área informática.

Este objetivo se alcanzará a través de la creación de un ámbito seguro de circulación de información fiable, promoción de la seguridad en el Internet ruso y el uso prioritario de tecnologías rusas en la infraestructura de información. Este objetivo es muy importante teniendo en cuenta los intentos de las empresas transnacionales de consolidar su monopolio en Internet, lo que se acompaña por censura y bloqueo de las plataformas alternativas sin razones jurídicas.

Atención especial se presta al sabotaje psicológico y de información y a la llamada occidentalización de cultura que incrementan el peligro de que Rusia pierda su soberanía cultural a la luz de los intentos frecuentes de falsificar la historia rusa y mundial, alimentar los conflictos étnicos y religiosos. La estrategia recalca que en el mundo moderno se asigna la prioridad absoluta a la libertad personal, se realiza una propaganda activa de permisividad, inmoralidad y egoísmo, y se impone el culto de violencia, consumo y placer.

La imposición de los ideales y valores ajenos se realiza sin tomar en cuenta las tradiciones históricas y experiencia de las generaciones pasadas en el campo de educación, ciencia, cultura, religión, lengua y actividad de información, lo que socava las bases de la estabilidad política y social. La revisión de las normas básicas morales y la manipulación psicológica afectan el bienestar moral de seres humanos.

A pesar de la presión política y económica contra Rusia y sus aliados, nuestro país ha demostrado a todo el mundo su estabilidad y comprobó su capacidad de resistir sanciones y restricciones externas. Continúa el trabajo para disminuir la dependencia de importaciones en los sectores claves de la economía y se ha incrementado la seguridad alimentaria y energética.

Para el tránsito de Rusia a un nuevo nivel del desarrollo económico y crecimiento de calidad de vida de los ciudadanos se toma un complejo de medidas en los campos de demografía, salud, lucha contra la pobreza y protección del medio ambiente. El fomento del potencial científico, la calidad y accesibilidad de la educación tienen que acelerar la reconstrucción estructural de la economía rusa.

Para garantizar un crecimiento sostenible y aumentar la competitividad de la economía rusa se requieren la estimulación estatal de la actividad científica, científico-técnica y de innovación, el auge de las inversiones privadas en estos campos y una rápida introducción de sus resultados en los procesos de producción.

Otro tema es la lucha contra la corrupción debido al interés de la sociedad rusa en una mejor calidad de la gestión pública y la promoción de justicia social. La estrategia también aborda los aspectos de seguridad ecológica y el uso racional de recursos.

El objetivo es un mejor medio ambiente, necesario para el bienestar humano, mantenimiento y recuperación de naturaleza, mitigación de los efectos negativos del cambio climático. El desarrollo de la economía verde con bajas emisiones se convierte en el tema principal en la agenda nacional e internacional.

En general, la nueva Estrategia rusa de seguridad nacional tiene carácter defensivo y está encaminada a contener los desafíos y amenazas, prevenir el uso de la fuerza contra nuestro país y su pueblo. Su realización va a contribuir no solo a la consolidación de la defensa nacional y avance en el tema de seguridad, la promoción de equilibrio y balance en el mundo, sino también fomentará la calidad de vida y bienestar de la gente, la unidad y solidaridad de la sociedad rusa.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Opinión