La energía del sol naciente

Una planta fotovoltaica donada por el gobierno japonés fue inaugurada en el Parque de Vacaciones de UTE-Antel, en Minas, en un día en que el 100% de la energía generada fue de origen renovable.

0 221

Se inauguró el miércoles 24 una planta solar fotovoltaica en el Parque de Vacaciones para Funcionarios de UTE y Antel, en la ciudad de Minas. Fue donada por el gobierno japonés a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), en el marco del Acuerdo de Donación firmado en diciembre de 2009 para desarrollar el proyecto “Introducción de Energía Limpia por un Sistema de Generación de Electricidad Solar para la República Oriental del Uruguay”.

En el acto de inauguración, el presidente de UTE Gonzalo Casaravilla informó que en las últimas 24 horas toda la energía generada en el país fue de fuentes renovables, y el 70% fue eólica. La energía fotovoltaica viene creciendo y se posiciona como la fuente que más desarrollo tendrá en los próximos años. Hay 460 emprendimientos de microgeneración en el país, similares a éste, que ofrecen una potencia total de 20 MW, recordó Casaravilla. El total de potencia fotovoltaica instalada es de 240 MW.

La primera planta fotovoltaica construida en el marco del Acuerdo de Donación con Japón fue en Salto. Se trata de la granja “Asahi” (“Sol de la mañana” en japonés), de 480 kW de potencia e inaugurada en marzo de 2013 en un predio donado por la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande. Genera anualmente aproximadamente 700 MWh para unos 200 hogares de la zona.

Esta segunda planta en Minas tiene 250 kW de potencia y es el resultado de la segunda etapa de ejecución del proyecto. Su nombre es Hikari, que significa “La luz” en japonés. La energía generada abastecerá al Parque de Vacaciones. Para tomar de referencia, una planta de estas características podría dar electricidad a más de 100 viviendas con un consumo mensual promedio de 300 kWh. Está conectada a una línea de distribución de 15 kV.

Cuidado del medio ambiente

El gobierno de Japón constituyó la Asociación Cool Earth como mecanismo financiero a través del cual coopera activamente con los países en vías de desarrollo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, realizando esfuerzos para promover el aprovechamiento de las energías limpias. Forma parte de dicho mecanismo financiero el “Programa de Cooperación Financiera No Reembolsable para el Medio Ambiente y Cambio Climático”.

De acuerdo con la iniciativa de la Asociación Cool Earth, JICA decidió en 2009 llevar a cabo proyectos de promoción de energía limpia mediante el uso de la tecnología de generación solar fotovoltaica en Uruguay. En el acuerdo quedó definido que la propiedad de las plantas es del MIEM.

Para el desarrollo del Proyecto de Cooperación, la agencia japonesa Crown Agent actuó como Agente Administrador de los fondos de donación, y la empresa Nippon Koei Co. Ltd. como Asesor Técnico del Proyecto. UTE, responsable de la operación y mantenimiento de ambas plantas solares, participó activamente como contraparte técnica en coordinación con el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), resultando en un proceso de aprendizaje significativo para ambas organizaciones.

Planta Hikari

La planta ubicada en el Parque de Vacaciones UTE-Antel se encuentra entregando energía a la red de distribución del complejo vacacional desde mayo de 2019. Cuenta con una potencia instalada de 250,88 kW y se compone de 896 paneles solares, cada uno de los cuales tiene una capacidad nominal de 280 W a STC (Standard Test Condition) y se encuentran conectados en series de 14 paneles.

El proyecto ha posibilitado un trabajo conjunto entre UTE y MIEM, que contribuyó a fortalecer los conocimientos y coordinación para abordar los desafíos que se fueron presentando.

El acto de inauguración contó con la presencia de la vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky, el director nacional de Energía Ruben García y el embajador de Japón Tatsuhiro Shindo entre otras autoridades. Por UTE, además de su presidente, participó la directora Cristina Arca, presidenta del Consejo Directivo del Parque de Vacaciones.

Casaravilla resaltó el hecho de que la primera planta donada por Japón se instaló en 2013, a solo dos años del accidente de Fukushima. “Por lo tanto, lo más resaltable de esto es la voluntad de cooperación del gobierno y el pueblo japonés”, indicó.

LACLAVE

El gobierno de Japón constituyó la Asociación Cool Earth como mecanismo financiero a través del cual coopera activamente con los países en vías de desarrollo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, realizando esfuerzos para promover el aprovechamiento de las energías limpias.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.