La icónica artista argentina brindará un concierto en el Solís el 7 de noviembre“La cultura ha sido avasallada por los gobiernos de derecha”

1 350

El 7 de noviembre el Teatro Solís recibirá a Cecilia Rossetto en concierto. Se trata de un espectáculo que desde hace dos años viene desarrollando en Buenos Aires con mucho éxito. “Es un espectáculo que quiero muchísimo por eso decidí traerlo a este querido país. Conseguí armar algo muy intenso, dirigido a la emoción, directo al corazón que revuelve la sangre”, explica la artista argentina quien armó un guión entrelazando palabras de icónicos poetas y referentes de la literatura.

En el Teatro Solís de Montevideo Cecilia desplegará su fuerza arrolladora y su excepcional capacidad para transmitir emociones. Acompañada por un trío de notables músicos de Argentina amalgama lo mejor de la música tradicional y de vanguardia. Bandoneón, guitarra y contrabajo se unen a una voz bella con un impresionante sentido de lo musical y popular.

La infalible fórmula de talento, trabajo y creatividad aplicada a un amoroso maridaje entre Cortázar y Eladia Blazquez, Celedonio Flores y Haroldo Conti, Idea Vilariño y Tita Merello, Homero Manzi y Juan Gelman, Cátulo Castillo y Leda Valladares, Discépolo y Oscar Balducci, Cristina Peri Rossi y Paco Ibáñez que se funden hasta lograr un ida y vuelta íntimo y enriquecedor.

El espectáculo tendrá sus pinceladas de humor, ese humor que siempre caracterizó a Cecilia, quien ya de muy joven durante la dictadura argentina se convirtió en humorista para poder decir lo que de otra manera no se podía. “Fui humorista, me transformé en eso para camaleonizarme, el humor en escena me sale muy fácil. Aún en la oscuridad, le sonrío a la vida, como si conociese un secreto mágico que pudiese quitar todo lo malo y triste y lo pudiese transformar en luz y felicidad” agrega trayendo a la entrevista palabras de Rosa Luxemburgo.

Cecilia está en cada detalle de sus conciertos, antes los guiones los armaba junto a Oscar Balducci, su marido quien falleció en 2012. “Luego de la orfandad que me produjo su ausencia como gran poeta y escritor dije : el mundo está lleno por suerte de arte, de gente maravillosa , pensante entonces tomé palabras de Haroldo Conti, Idea Vilariño, Juan Gelman, Galeano. El espectáculo dura 2 horas, todo musicalizado con 20 temas”, detalló en entrevista con República Radio (Lacatorce10).

Crear este espectáculo le implicó mucho tiempo y trabajo de introspección de quedarse a solas con ella y con su música para encontrar las palabras y las melodías exactas que hagan movilizar a los espectadores.”A veces me informo exageradamente sobre cada escritor y poeta.En el espectáculo también hay textos de Cristina Peri Rossi poetisa uruguaya que vive en Barcelona, son mujeres con mucha fuerza”.

“Es como si hubiese armado un guion con grandes escritores y poetas. En muchos momentos del espectáculo aclaro de quien son las palabras”, puntualiza la artista.

Mujer comprometida con su tiempo

Cecilia Rossetto siempre se ha caracterizado por ser una mujer fuerte y comprometida con su tiempo, con las luchas por los derechos humanos y así asegura seguirá hasta sus últimos días. “Espero morirme con esa lucha sobre los hombros”.

La artista analizó la situación que vive la región y cómo la derecha está avanzando y avasallando los derechos de los más desprotegidos. Rossetto ha participado activamente en las movilizaciones reclamando la libertad del ex mandatario brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva. “Qué tristeza más grande todo lo que está pasando en Brasil y en la región, qué tristeza toda esta corriente de derecha que está inundando América Latina donde se están perdiendo derechos”.

Rossetto trae a la charla otra frase: “mi profundo amor por los desesperados es lo que mantiene la esperanza viva”.

La artista lamentó lo que por estas horas está atravesando Brasil políticamente donde el líder de ultraderecha Jair Bolsonaro compite por la presidencia de ese país. “Es muy triste lo que está pasando, porque la posibilidad de que un país vecino como Brasil tan querido y con gente a la cual Lula sacó de una miseria muy honda – sacó a treinta millones de personas- que ahora pudiesen caer en manos de un personero fascista, un tipo homofóbico, racista, es muy triste y preocupante. Este hombre (por Bolsonaro) no quiere a los negros, no quiere a las mujeres, no quiere a los gays. ¿Vos te imaginas semejante país tan inmenso con esa cantidad de habitantes que puedan caer en manos de una persona así?. Y a nosotros en Argentina -un poco más disimulado- es lo que nos está pasando también” lamentó.

Según Rossetto la cultura “ha sido avasallada por los gobiernos de derecha en la región. En Argentina lo que se hizo fue desfinanciar todo lo que tuviera que ver con el cine, con la televisión, con los programas culturales, hace un par de semanas sacaron Paca Paca un canal infantil donde a través de los dibujos animados se les enseñaba historia a los niños, claro, una historia que a los que están ahora en el gobierno no les interesa”.

Rossetto decidió que las entradas para el espectáculo del 7 de noviembre en el Solís sean con precios populares (desde $300) para que todos puedan acceder a su concierto, un espectáculo que la hará reencontrarse con el público uruguayo por quien tiene un profundo amor dado que conoció Uruguay gracias a su padre Héctor, uno de los más afamados ajedrecistas del mundo.

“Mi vínculo con el Uruguay comenzó hace muchos años gracias a mi papa Héctor Rossetto, era ajedrecista, visitaba mucho este país fue tres veces subcampeón del mundo y solía venir a dar exhibiciones. Me produce me despierta mucha afectividad el amor que sentían por mi papá me llega”, afirma visiblemente emocionada.

El legado de su padre

Cecilia recuerda los consejos de su padre, un hombre brillante con una inteligencia ponderada por el mundo pero siempre con los pies en la tierra, sabiendo que el mayor legado que podía dejarle a sus hijos era el promover en ellos la intelectualidad. “Trabajar el intelecto” sería la puerta para la libertad, y ese consejo Cecilia lo siguió a rajatabla.

“Mi papá era tremendamente honorable, como eran los hombres de aquella época, ahora ya no quedan, no aceptaba ninguna dádiva, y lo que me dijo desde chiquita fue: usted hijita tiene que desarrollar el intelecto -se tocaba la frente- era un cultor tal vez por su profesión –había sido considerado un niño genio- a los 12 años salió una nota en el Times de Londres diciendo la Argentina tiene un niño genio, entonces para él todo lo que fuera la inteligencia era un bien inmenso más que nada. No le interesó nunca el dinero”, rememoró.

“Él me repetía eso desde chiquita, usted tiene que desarrollar esto y se tocaba la frente, yo entendía que se refería a la inteligencia, con inteligencia va a poder conseguir todo me decía. Vas a poder recorrer el mundo y nunca vas a necesitar de un hombre ni que te mantenga ni que te diga lo que tenés que hacer. Me decía: “Tenés que ser independiente, la inteligencia te va a permitir sostenerte a vos misma y a partir de eso elegir el compañero que te guste y no el que necesites para comer. Que te digan esto hace 60 años atrás era muy fuerte, él era muy especial”.

Héctor Rossetto y su familia se ganó la admiración de las más icónicas figuras del arte y la política a nivel mundial. “Al poco tiempo de entrada la revolución en Cuba mi padre jugaba en La Habana se lo ve al Che Guevara detrás mirando sus partidas. Lo amaba el Che Guevara, tenía una admiración enorme por papá, también Marlene Dietrich, el Mariscal Tito en Yugoeslavia, papá era muy humilde, fue profundamente admirado por esa gente.En algunos lugares del mundo digo que soy hija de Héctor Rossetto y todavía recibo el cariño de la gente”.

Mantener los ideales

Cecilia valora ese sentimiento de independencia que le dejó su padre, “me forjó un pensamiento fuerte, personal , hizo que no me modificaran, claro que me ha traído muchos problemas (risas)”.

Rossetto reflexionó respecto a cuán difícil es mantener sus ideales y valores en un mundo artístico muchas veces “bombardeado” por las exigencias del marketing y el mercado. “Costó mucho, fue un camino solitario, muy solitario y difícil. Estar de este lado de la vereda no es fácil. En general, salvo en países del exterior de mi propia patria, me costó.

Tampoco me interesa estar en determinados medios, yo hace muchos años-mínimo20- que no hago entrevistas en la televisión argentina, salvo contadas excepciones con gente con un pensamiento semejante al mío y muy informada. Hice una larga entrevista con Felipe Piña el historiador cuando estaba en el canal oficial de Argentina.

Yo no voy a las entrevistas y ellos –el establishment- hace como que yo no existo. Pero los teatros se llenan porque hay mucha gente que busca mi pensamiento, incluso con más razón en estos momentos en la Argentina. Yo he estado llenando teatros, la gente sabe con quién se va a encontrar, con qué sensibilidad y con qué pensamiento”.

Cecilia Rossetto en Concierto

Miércoles 7 de noviembre
20:30 hs
Teatro Solís
Entradas desde $300 en Abitab, RedPagos,Tienda Inglesa,Tiendas Antel

También podría gustarte
1 comentario
  1. Tito Livio dice
    No creo en absoluto lo que expresa esta Sra. El mundo no se divide de esa forma.. Ese “tajo” brutal que dice ha sucedido no hace otra cosa que separar. Nada ni nadie es completamente bueno o extremadamente malo. Con esa mirada habría que olvidar por ejemplo al eterno Jorge L. Borges. Discrepo con esa visión me parece que no aporta nada positivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.