La cruzada de Vázquez: David venció a Philip Morris

El presidente cargó a sus espaldas una batalla que podía costarle muchos millones al país, la ganó y marcó una bisagra en la lucha del mundo contra el tabaco. Uno de los grandes sucesos que marcaron un antes y un después en estos 15 años de gobierno frenteamplista fue la victoria de nuestro país sobre la tabacalera Philip Morris, una cruzada de Tabaré Vázquez, que se la jugó y generó una revolución a nivel global.

1 327

Era una pelea de David contra Goliath. Un pequeño país contra una gigante multinacional en una guerra de más de seis años. Un fallo de un tribunal de arbitraje del Banco Mundial le dio a Uruguay una victoria enorme que quedará en la historia y marca una bisagra en la lucha del mundo contra el tabaco.

Una batalla que tuvo como único inspirador y principal protagonista a Tabaré Vázquez que cargó sobre sus espaldas la pesada carga de llevar adelante una causa que podía costarle muchos millones al país. Pero sobre todo, una causa noble que tenía como único fundamento bregar por la salud de la población. Así lo entendió el tribunal que acabó dándole toda la razón a Uruguay y dejó abierta la puerta para que ningún país del mundo se deje intimidar por las grandes multinacionales para ceder el derecho supremo de defender la calidad de vida de su población.

El triunfo de Uruguay fue resaltado ayer en todo el mundo y las principales figuras internacionales que llevan adelante la lucha contra el tabaquismo se refirieron al enorme paso que se dio en 2016.

La tabacalera estadounidense con sede en Suiza demandó a Uruguay en febrero de 2010 por una cifra que luego derivó en 25 millones de dólares por presuntos perjuicios derivados de la legislación que el primer gobierno del presidente Vázquez (2005-2010) implementó en el país para luchar contra el tabaquismo.

«Las medidas sanitarias que hemos implantado han sido expresamente reconocidas como legítimas y además fueron adoptadas en función del poder soberano de la República», dijo entonces el presidente Tabaré Vázquez durante un mensaje en cadena nacional.

Las palabras del presidente calaron hondo en el sentir del gobierno y de la fuerza política que asumieron la conquista como un logro de todo el país que se suma a las principales conquistas sociales de estos últimos años.

La defensa del gobierno en el juicio se asentó siempre en que sus normas fueron lanzadas para proteger la salud de las personas y que el tabaquismo es una «enfermedad crónica adictiva».

Paul Reichler, el abogado de Uruguay, explicó entonces que la decisión del Ciadi «sirve como un fuerte precedente para otros Estados que están empeñados en esfuerzos para combatir la plaga del consumo de tabaco».

Las voces de sorpresa y triunfo se multiplicaron en el mundo. La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) dijo que el fallo «sienta un precedente» y es «un llamado a todos los países a implementar estas medidas sin miedo a violar ningún tratado».

También recordó que la legislación uruguaya contra el tabaco está «totalmente en línea con el Convenio Marco» vigente desde 2005 que «obliga» a sus firmantes a aplicar políticas y medidas «para reducir el consumo de tabaco».

Tabaré y su lucha antitabaco

– Desde 2005, se han puesto en práctica algunas de las medidas más fuertes del mundo para reducir el consumo de tabaco.

– En el 2006, fue el primer país de la región de las Américas en convertirse en 100% libre de humo.

– En 2009 implementó advertencias sanitarias gráficas, que cubren el 80 por ciento de las partes delantera y trasera del paquete. También en ese año, estableció la única presentación por cada marca comercial de productos de tabaco, en un esfuerzo por eliminar la promoción de cigarrillos light y mild, dado que inducen a los consumidores a creer falsamente que hay cigarrillos menos dañinos que otros. También aplicó varios aumentos de impuestos al tabaco.

– Desde el 2005 al 2015, el consumo de cigarrillos per cápita ha disminuido en un 4,3 por ciento anual y la tasa de fumadores adultos se redujo en un 3,3 por ciento por año.

–2015: las regulaciones sobre la publicidad del tabaco han frenado los intentos de la industria por promover sus productos incluso en lugares donde las prohibiciones no estaban en vigor, como los medios de entretenimiento.

– En el 2009, Uruguay pasó a formar parte del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

– En el 2019 los fumadores eran el 19,4%. Antes de la política antitabaco que desarrolló el presidente Vázquez desde su primer gobierno, eran más del 30%. Más de 300.000 uruguayos dejaron de fumar.

También podría gustarte
1 comentario
  1. NTX dice
    Con el flamante perdedor de Alfie todo lo contrario..se arrastra.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.