Sarabanda pidió cuidar el planeta y los derechos de sus habitantes, La Pregonera cantó muy bien y Aristóphanes fue la sencillez hecha parodiaLa Clave se hizo sentir

0 177

Es una murga que defiende un estilo clásico jugado al humor que en la mayoría de los casos no logra su objetivo.

Esta murga debutante en la fiesta de momo armó su plantel en base a un capo cómico que fue despedido a pocos días de comenzar el carnaval y eso le trastocó los planes recayendo los intermedios en Mauro Ibáñez quien en pocos días logro sacar el personaje en forma adecuada.

La falta de escenarios conspiró con el rodaje que cualquier espectáculo necesita y la murga lo sintió mucho.

Un vestuario clásico que luce en forma correcta, una escenografía funcional a lo que se pretende representar y una adecuada puesta en escena.

Su punto más alto es el coro, Jorge Velando lo arregló en forma notable sacándole el mayor provecho posible.

En deuda queda un libreto que tiene intenciones pero que carece de la contundencia necesaria como para terminar atrapando al público.

En síntesis un correcto espectáculo que seguramente con el rodaje que le darán los escenarios podrá llegar a la segunda rueda con otro ritmo y podrá plasmar mejor su propuesta.

En la prueba clasificatoria para el carnaval, la murga había mostrado algunas características del estilo que esta murga presenta año a año y entusiasmaba ver la totalidad del espectáculo.

Sarabanda

Es de esas comparsas que no escatiman en dejar mensajes comprometidos cuando pueden hacerlo o el espectáculo elegido se lo permite.

En un año electoral los liderados por Alfonso Pintos presentan «El nuevo orden mundial» una fábula candombera (le robamos el concepto a Néstor Pallares) escrita por Ángela Farías que mezcla ficción en la escena y realidad en las canciones apelando a muchos recursos para que el mensaje llegue claro y la posición del grupo sea contundente ante la realidad que vive el mundo y sobrevolando la coyuntura nacional.

Un espectáculo muy cuidado en todos sus aspectos con un texto muy contundente en su propósito y artistas que brillaron con luz propia.

Destacar el trabajo de Oriana Madruga una chica muy joven que tiene un talento increíble y se robó los aplausos de la afición.

La cuerda de tambores dio un gran show candombero con buena participación de sus vedettes y cuerpo de baile.

En pocas palabras, un gran año de la comparsa del Cordón que se prepara para una competencia muy dura en una categoría que se pone al rojo vivo.

Aristóphanes

Presentó un espectáculo donde la humanidad y los valores son el sustento y el objetivo central del espectáculo.

Este conjunto tiene algunas peculiaridades que lo distinguen, su formación salesiana les da una mirada humanista del mundo y cuando sus parodias tocan temas de alto contenido emocional ellos, se revuelven muy bien.

El comienzo del espectáculo no está a la altura de lo que estamos acostumbrados a ver en esta categoría, poco brillo, poco vestuario, poca escenografía y un coro que no tiene la contundencia esperada.

La primera parodia (Corazón Valiente) busca el costado solidario de William Wallace el Escocés que se rebela ante el imperio Sajón de Zanquilargo (ellos lo llaman por su verdadero nombre Eduardo I de Inglaterra).

Se busca el humor y se consigue en cuentagotas. A pesar de las buenas actuaciones individuales el texto no logra el objetivo buscado.

La segunda parte del espectáculo es un homenaje al Movimiento Tacurú y ahí si el conjunto tiene un rendimiento altísimo.

Humor, reflexión y una mirada de la sociedad donde los valores priman en el mensaje dado por el grupo.

En resumidas cuentas un espectáculo que tiene dos partes bien definidas, la primera que no es competitiva y la segunda que está a la altura de una categoría altamente competitiva.

El jurado verá con cual se queda.

La Clave

La murga más representativa del interior regresó al teatro de verano para regalarnos su espectáculo carnavalero.

De arranque nomas impacta con su vestuario, su escenografía y un juego de luces que apoya perfectamente todo lo que se representa.

El coro tiene aciertos permanentes cantando en forma adecuada y apelando a dúos y tríos que rinden de gran forma.

En el medio tiene algunos pequeños altibajos pero, en líneas generales logra mantener atentos a los aficionados que devuelven en aplausos lo brindado por el conjunto.

Destacar la estética de este grupo es de las mejores que se vieron en la temporada, no dejando librado al azar ningún detalle y pensando en cada uno de los cuadros para sacarle el mayor provecho visual y auditivo.

Otro buen año de una de las murgas más importantes de las últimas temporadas que, nuevamente logra posicionarse en la consideración popular y seguramente peleará hasta el final por los lugares importantes de la tabla.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.