#OpiniónLa campaña electoral

0 300

Va terminando el verano y comienza a intensificarse la campaña electoral. Estamos a 4 meses de las elecciones internas, y van surgiendo los candidatos de los distintos partidos. De acuerdo a las distintas encuestas, surgen claramente Pablo Mieres en el Partido Independiente, que no tiene contrincantes, Luis Lacalle Pou, en el Partido Nacional y Julio María Sanguinetti, en el Partido Colorado, que retorna a la política activa a los 83 años. De acuerdo a las encuestas Luis Lacalle Pou conseguiría llegar al balotaje.

Es difícil conocer los programas de los distintos precandidatos de los partidos tradicionales. Pero sus principales dirigentes apostaron efusivamente por la candidatura de Macri en la Argentina. Después de tres años de gobierno, el fracaso de Macri es más que evidente. En el plano nacional anuncian un fuerte ajuste fiscal que los argentinos lo están sufriendo, pero que los uruguayos tenemos historia, por haberlos sufrido en gobiernos colorados y blancos.

El Frente Amplio vive una etapa de renovación. Hay 4 precandidatos relativamente jóvenes para Uruguay y su sistema político. Ninguno tiene el carisma de los viejos líderes como Tabaré Vázquez y José Mujica. En las elecciones de 2004 el favoritismo del FA era muy nítido, después de la profunda crisis de 2002 que afectó al país.

En las elecciones de 2009 el peso de Mujica jugó un papel relevante. En 2014 las convicciones y la fortaleza de Tabaré Vázquez fueron centrales con el voto del interior, y determinante para alcanzar la mayoría absoluta en el Parlamento, desmintiendo las proyecciones de las distintas encuestadoras. Es difícil conseguir líderes de este nivel.

Los 4 precandidatos del FA son muy frenteamplistas, llevan pegado ese sello de 48 años de vida, y que va por su cuarto triunfo consecutivo. Marcan como principio básico el de la unidad, que es el factor central y clave que ha diferenciado al Frente Amplio del resto de las izquierdas en el plano internacional. Los 4 se basan en el programa común del FA, único partido con estas características.

Tienen matices y diferencias pero no están dispuestos a discutirlas públicamente. Por supuesto que los grandes medios de comunicación van a hacer los máximos esfuerzos por buscarlas, profundizarlas y comunicarlas, porque su objetivo central es la crítica permanente al Frente y conseguir dividirlo.

De los 4 precandidatos el discurso más politizado, más clasista y el que se lleva más aplausos es el de Oscar Andrade. El que tiene respuestas más seguras en las entrevistas es Mario Bergara. Carolina Cosse, muy centrada en la incorporación de los avances tecnológicos, también surgió como muy buena oradora en el acto del 5 de febrero en el Parque Rodó, que fue un festejo que abrió nuevas esperanzas para el mantenimiento del FA en el poder político.

Daniel Martínez surge como el precandidato para ganar las elecciones internas y las elecciones de octubre de 2019. Tiene una larga trayectoria política y social. Fue empresario, dirigente sindical, presidente de Ancap, senador, ministro de Industria y Energía e intendente de Montevideo. En cada una de estas actividades dejó su marca positiva.

Habla un lenguaje sencillo para llegar con la mejor comprensión posible al conjunto de la sociedad. Por sus ideas y su práctica política es respaldado, entre otros, por el partido Socialista, el Frente Líber Seregni, Casagrande de Constanza Moreira, Vertiente Artiguista, IR de Macarena Gelman, PAR de Cristina Lustemberg.

Seguramente de los 4 precandidatos del FA es el que tiene más chance de ganar las elecciones nacionales. En las encuestas es el que tiene menos desaprobación y siempre aparece muy cerca de los viejos líderes frentistas. Lidera claramente las encuestas entre los 4 precandidatos. En la última de Factum le lleva 20 puntos de ventaja a Carolina Cosse que siempre aparece segunda, lejos de Andrade y Bergara.

Comprender el descontento y desencanto de los votantes del FA y hacer esfuerzos para ganar la mayor cantidad posible de los nuevos votantes, serán tareas fundamentales en estos meses. Retomar la esperanza y el entusiasmo que vivimos en el acto del Parque Rodó es otra de las grandes tareas. No será una elección sencilla porque el poder político de 15 años desgasta. Pero están todas las chances arriba de la mesa para el cuarto triunfo consecutivo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.