La autocrítica de Amaral: «Me fue mal, pasaron cosas feas y recapacité»

El volante tricolor recordó los obstáculos que tuvo que superar durante su carrera, muchos de los cuales se puso él mismo.

0 1.211

Rodrigo Amaral no se anduvo con vueltas ni apeló a eufemismos para reconocer que se equivocó durante el primer tramo de su carrera profesional.

«Fui un pajero bárbaro en el pasado. Cuando recién había debutado pensé que ya había llegado a lo más alto. Como soy hincha de Nacional y amo a Nacional dije: ‘Ta, no me importa más nada y hago lo que sea’. Me fue mal, pasaron cosas feas y recapacité. Pensé en lo que tenía que hacer y hoy disfruto en el día a día de Nacional y de jugar al fútbol, que antes no lo hacía», dijo en «Locos x el Fútbol» el habilidoso jugador tricolor.

Los futboleros no tienen que revisar demasiado profundamente los archivos de la memoria para recordar lo mucho que se hablaba de su estado físico. «Me rompía las bolas las críticas por eso, pero tenían razón. Tenía que cambiar algo y no cambiaba. Ahora ya ni me estreso porque sé que estoy bien y sé las cosas que estoy haciendo. Quedó eso de que soy gordo, pero ya no le doy más bola», comentó al respecto.

Respecto a su peso, su cambio más abrupto lo sufrió cuando fue contratado por Racing de Argentina, que lo sometió a un tratamiento que lo hico perder casi 15 kilos.

«La dieta que me sirvió fue una que hice en Argentina, que me bajó 14 kilos. Era un polvito para poner en el agua y tipo un omelette que lo comía con ensalada. Ahora me hipnotizó el zapallito y le meto siempre a las ensaladas. Esa misma dieta la hice también en los primeros cuatro meses de recuperación de mi lesión de rodilla, que sólo iba a Los Céspedes para hacer camilla. Volví mejor de lo que estaba con Álvaro Gutiérrez», relató.

«Acá haces las cosas mal y no pasa nada»

Más adelante, Amaral siguió profundizando sobre cómo percibía las cosas cuando su carrera recién comenzaba, y se tomaba las cosas sin el profesionalismo que la mayoría necesita para destacarse en Primera.

«Capaz que en Europa es otro mundo, pero acá hacés las cosas mal y no pasa nada porque el fútbol no es tan exigente como el europeo. Después pasan los años y no te llegan cosas buenas y decís: ‘¿Pah, qué está pasando? ¿Soy yo o los otros?’ Y sabés que sos vos mismo y que algo tenés que cambiar. También estoy pensando en mis hijas porque quiero darles un buen futuro», manifestó.

Mala liga

Sobre la lesión en la que se rompió los ligamentos cruzados, hace casi exactamente un año, recordó que pasó «cuando estaba en el mejor momento. Entonces pensé: ‘Barba, dame una para mí’. Estaba jugando todos los partidos y haciendo goles. No era como antes, que no me salían las cosas. Lloré como una semana y media. La pasé mal, pero fue una piedra para pasar y seguir adelante».

¿Se reforzará Nacional con un exdelantero de Peñarol?

Medios argentinos afirman que Nacional no solo está interesado en Junior Arias, sino que además ya habría hecho un contacto formal para incorporar al delantero que hace un par de años vistió la camiseta de Peñarol.

Actualmente, Arias está en Banfield, a donde fue a préstamo desde Talleres de Córdoba. El «Taladro» no lo tendrá en cuenta, por lo que ahora debe volver al equipo del «Cacique» Medina para ver cuál es su futuro.

«En los próximos días seguramente habrá un contacto con Talleres para analizar cómo sigue todo. Estoy pendiente de lo que pasará con los contratos con esto de la pandemia del Covid-19», contó en «La mesa del Fútbol».

Sobre el interés de Nacional, dejó en claro que su pasado aurinegro no le hace cerrarle las puertas a la posibilidad.

«Soy un jugador que no le cierra las puertas a ningún trabajo. Soy padre y el único ingreso que tenemos en mi familia es el mío. No tengo la vida resuelta. Si en algún momento llega la oportunidad de ir a Nacional, me sentaré a pensar y decidiré», señaló.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.