“La aeronáutica es uno de los rubros en los que Uruguay ha perdido terreno”

Víctor Rossi elaboró Plan Maestro para avanzar en aviación civil.  

La Secretaría de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) recomendó al Uruguay seguir mejorando en seguridad operacional y reconoció que los esfuerzos realizados por la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia) habían logrado avances importantes destacados durante el año 2016 y en menor medida en 2017, “pero que todavía había un camino por recorrer”.

1 355

Así lo informó recientemente el ministro de Transporte, Víctor Rossi, durante el encuentro “Desafíos para una Aviación Civil Sostenible”, que propició el intercambio de ideas sobre los desafíos que enfrenta la aviación civil y cómo fortalecer el sector aeronáutico en el país. “La aeronáutica es uno de los rubros en los que Uruguay ha perdido terreno. Y ni siquiera ha logrado índices que permitan acompañar a la región”, asumió Rossi, al formalizar el evento en la firma de un Plan Maestro que llevará adelante el proyecto de una aviación sostenible. Destacó el jerarca que el índice de desempeño logístico muestra tendencias que, más allá de avances significativos en infraestructura y logística, existe un rezago que se sigue acentuando entre los países líderes de América Latina, aun teniendo en cuenta obras tan importantes como el Canal de Panamá y procesos ambiciosos para la realidad de distintas zonas de los países latinos. “Nosotros sabemos cuales son las limitaciones que tenemos en el Uruguay, más allá que en ese cuadro seamos uno de los cinco países de América que no pierde terreno sino que incluso crece un 11%, lo que le permite pasar en 160 países, de la posición 91 a la posición 65, antes que Uruguay en ese ranking está Panamá en el lugar 40, Chile en 46, México en 64 y Brasil en el 55”, detalló el ministro. Rossi opinó que “el desarrollo de la aviación comercial y civil es uno de los aspectos que incide en ese ranking y más allá de las proyecciones que surgen, incluso del sentido común en cuanto al crecimiento de la influencia de la aviación en el mundo, de las comunicaciones aéreas, del comercio y del transporte carga aérea, la región ha tenido un crecimiento en materia aeronáutica por debajo del promedio de las zonas que lideran el llamado primer mundo”.

Recomendaciones

Según destacó el líder del Ministerio de Transporte, OACI recomendó, además de fortalecer el sistema de aviación civil, capacitar y procurar retener el producto de esa capacitación incorporando determinados instrumentos que permitan seguir promoviendo el interés por la aeronáutica en la población del país. “Nos recomendó seguir avanzando en seguridad operacional, revisar el funcionamiento de nuestros aeropuertos y aeródromos del interior del país. La verdad es que tenemos condiciones que no se corresponden con la realidad y tenemos que asumir eso si queremos avanzar en camino firme. Por lo tanto, sabemos que los llamados aeropuertos internacionales no califican para eso y debemos establecer una estrategia que nos permita avanzar en el mejoramiento de las condiciones que necesitamos brindar”.  OACI también ofreció a la comunidad nacional la posibilidad de ayudar en la elaboración de definiciones estratégicas para un plan maestro vinculado al desarrollo de la aviación civil y comercial en el Uruguay. El ministro Rossi manifestó que estas definiciones estratégicas forman parte de una preocupación central y obligatoriamente “debe mirar a lo lejos”, sin embargo insistió en las “necesidades y desafíos del presente”, por lo tanto, para recorrer ese camino que implica mirar el futuro y proyectarlo, es de suma necesidad “abordar los problemas de las actualidad”.

Dentro de esos desafíos que tiene planteado, Rossi pudo adelantar el tema de las nuevas normas en materia aeronáutica, capacitación, mantenimiento y reparación, transporte de carga, y todo lo que significan los planteamientos de las nuevas tecnologías y “la necesidad de ponerse a tono desde el punto de vista de la regulación de los productos de esa tecnología”.

También destacó, sin ahondar en el tema, “la preocupación por la influencia que tiene el costo del combustible en la definición de políticas y en la concreción de negocios relacionados a la aviación”. Refirió el jerarca que ya inició el camino que se debe recorrer, “las discusiones sobre la conectividad y pronósticos del sector, las oportunidades que tienen los inversores en el país, abordar todo esto, en este primer paso no quedará solo en la reunión, sino que tendrá una segunda  y tercera etapa para ir fortaleciendo el plan trazado”.

Nuevos ejes

Para Patricio Sepúlveda, analista y consultor internacional que también participó en este encuentro, la aeronáutica atraviesa una era de transformaciones que traza “nuevos ejes a nivel global” y en ese marco destacó la vocación de mejorar y el compromiso expresado por la comunidad aeronáutica uruguaya. “La aviación es un motor generador de riqueza, con cuatro billones de personas, 70 billones de toneladas de carga al año que genera 3 trillones de actividad económica, y da origen a 65 trillones de empleos en el mundo, con todo esto queda demostrado que la aviación, en los últimos 30 años, ha mejorado continuamente su valor y eficiencia, reduciendo tarifas, optimizando costos en insumos, consumo de combustible, reduciendo los accidentes; y estamos viendo surgir nuevos ejes a nivel global”, destacó Sepúlveda en la clausura del evento. Dentro de las tendencias del nuevo rumbo aeronáutico, el experto señaló que  las aerolíneas que están revolucionando en el mercado marcan los ejes de los grandes flujos de transporte, y eso genera una oportunidad para Uruguay. Otro elemento clave es la tecnología, “hoy día la aviación está basada en tecnología y el tema es crucial”, pues los pasajeros pueden obtener sus boletos electrónicos desde hace 10 años. En cuanto a la carga, “lamentablemente estamos atrasados, la penetración de la guía aérea es sólo de un 50%”. Otro tema que Sepúlveda consideró importante, son los derechos de los usuarios que se tendrán presentes permanentemente durante el esquema de trabajo. “La aviación no puede olvidarse que está inserta en comunidades y no están solo para sacarles tiquetes de avión, sino que también hay que entender los problemas que son inherentes a ese sector”.

Para el plan que se trazó Uruguay, manifestó el consultor que también hay que visualizar cuales son los potenciales cuellos de botella que se pueden enfrentar, “el marco regulatorio el cual se ha debatido muchísimo, la infraestructura aeroportuaria, los procesos asociados a la operación aérea y la cantidad y calidad de recurso humano calificado”.

Un logro

Sepúlveda valoró como un “logro extraordinario” que todos los actores de la comunidad aeronáutica participen en el análisis de las políticas públicas de aviación del país. “Uruguay busca atacar el rezago de la aviación civil con un Plan Maestro, todos queremos que la torta crezca para ganar social y económicamente”, expresó el consultor chileno. Sepúlveda concluyó el debate señalando que es importante ampliar el uso de tecnología para el check in, achicar los halls, rediseñar los procesos de seguridad, introducir más kioscos, que la automatización de procesos vaya hacia la eliminación del papel y los sellos. “Carrasco es un aeropuerto ordenado, eficiente, pero no tiene todavía el nivel de utilización que corresponde. Sus grandes objetivos son la seguridad, la eficiencia y la simplicidad. La asistencia al pasajero y la experiencia es relevante. Existe vocación de dar un paso hacia un centro de distribución”. Igualmente insistió en la imperiosa necesidad de tener más pilotos, técnicos y centros de capacitación de recursos humanos en forma de académica. “Algo que se puede hacer sin inversiones grandes”, acotó.

Ministro de Defensa Nacional

Jorge Menéndez, ministro de Defensa Nacional, destacó que hay mucho para mejorar en aviación civil y “nuestro país continuará sin duda ese proceso de mejora en marcha”. “La gestión de la aviación civil representa un enorme reto para nuestro país que conjuga múltiples capacidades de  alta especialización, las cuales atraviesan al Estado transversalmente en diversas áreas de responsabilidad, el desafío conjuga un doble propósito, el de coordinar y el de avanzar en calidad de nuestros servicios, sin duda hay mucho para mejorar el desarrollo social y económico del país”, destacó Menéndez. El ministerio, a través del Comando General de la Fuerza Aérea y la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica, enfatizó que ha llevado adelante, desde hace tiempo, la ejecución de las líneas de política nacional en materia de transporte aéreo público. “No debemos desconocer que han existido dificultades para llevar adelante esta tarea, la originadas a partir de un marco limitante desde el punto de vista financiero, pero al mismo tiempo, nuestro país, en el contexto de su particular escala, está posicionado en una relación de relativa mejora, reconocida recientemente por la OACI, la autoridad mundial en la materia”. Para el jerarca de la Defensa Nacional, la definición de la política de los servicios de transporte aéreo público debe enmarcarse dentro de una política general del Estado, “es momento oportuno para reiterar públicamente que compartimos esta idea (…), de esta manera se hace plausible tender hacia un crecimiento seguro y ordenado, con claras normas rectoras en lo nacional que señale, sin excepciones, los procedimientos a cumplir, como elemento dinamizador de una economía nacional, propiciando la concurrencia pública y privada”.

Dentro del área de actuación del ministerio de Defensa, Menéndez manifestó que es importante seguir trabajando en el plan de implementación efectiva  de la seguridad operacional para alcanzar la meta regional del 80% del cumplimiento establecido en la declaración de Bogotá, en las áreas de normativas, organización, licencias, aeronavegabilidad, operaciones e investigación de accidentes, servicios de navegación aérea y aeródromos.  Continuar el proceso de certificación de aeropuertos, revisar la categorización de aeropuertos nacionales, cumplimientos de estándares, “todo ello implica un delicado balance en las decisiones políticas”, acotó. Destacó Menéndez que próximamente será posible el llamado público para la concesión de la refacción y remodelación, mantenimiento y explotación del área correspondiente a la ex Terminal del Aeropuerto Internacional de Carrasco. “Será un llamado a expresión de interés, no será un proceso competitivo que será luego de una etapa posterior. El ministerio se suma a los esfuerzos colectivos que lleva el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, porque sólo desde una amplitud de visiones y el trabajo sinérgico se podrá avanzar en la mejora continua de la actividad insoslayable para el desarrollo de nuestra nación”.

 

También podría gustarte
1 comentario
  1. Pollo dice
    Pluna, Más de 75 años sin accidentes aéreos tirados al tacho, la joya del abuelo, fundida. Jodido plan maestro!!!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.