Justicia envió a prisión por 28 y 26 años a dos de los homicidas de Federico Olivera

Federico Olivera tenía 22 años. El 19 de abril de 2018 salió de su trabajo a las 20 horas como todos los días. Antes llamó a su padre y le contó que iba a encontrarse con una joven que había conocido en las redes sociales y que luego volvería a su casa.

Sin embargo, Federico nunca volvió. Nueve meses después, el 25 de enero de 2019, la Policía encontró su cuerpo mediante las indagatorias que se llevaban adelante por el crimen del taxista Juan Carlos Nacaratto, ocurrido el 23 de diciembre de 2018.

Uno de los implicados en ese crimen también estaba involucrado en la muerte de Olivera. Él y una mujer fueron condenados esta semana a 28 y 26 años por el homicidio de Federico Olivera, informó Telemundo.

La noche del 19 de abril Federico se encontró con la joven en la zona de Piedras Blancas en una plaza hasta donde había llegado en su moto. Conversaron hasta que acordaron irse a otro lugar.

La joven lo guió hasta Santos Doumont y Rafael, en un descampado donde lo esperaban dos hombres más, el condenado y otra persona que aún no fue identificada.

Los tres lo rodearon y le robaron la moto. Le habían tapado la cabeza con una capucha, pero Federico reconoció la voz de uno de los delincuentes. Se trataba de un excompañero de trabajo.

Entonces decidieron matarlo y dejar su cuerpo en ese terreno, donde apareció nueve meses después luego que el hombre condenado dijera dónde estaba, en el marco de las indagatorias por la muerte del taxista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat