Investigación. El balance hasta hoy es de 203 muertos y 105 desaparecidosJusticia brasileña revierte decisión y libera a implicados en tragedia minera 

Un juez brasileño revirtió una orden y liberó a 11 funcionarios de la empresa Vale y dos de la alemana Tüv Süd, investigados en el proceso por la tragedia minera con balance hasta hoy de 203 muertos y 105 desaparecidos.

0 182

Al revocar la resolución de una instancia inferior que dictaminó el miércoles prisión preventiva para los 13 empleados, el magistrado Nefi Cordeiro, del Superior Tribunal de Justicia, otorgó un habeas corpus y mandó a soltar a los ejecutivos por falta de motivos para la cárcel.

Hace tres días, la séptima cámara penal del Tribunal de Justicia del estado de Minas Gerais (noreste) negó, por unanimidad, el recurso presentado a favor de los supuestos responsables de la hecatombe.

Con la decisión, los funcionarios tendrían que cumplir prisión temporal decretada por el juez del municipio Brumadinho, Rodrigo Heleno Chaves.

Según la nota de la corte, los empleados de la empresa Vale, propietaria de la represa colapsada el 25 de enero, son investigados por su implicación en el desastre y los ingenieros de la Tüv Süd por confirmar la estabilidad del depósito minero.

La “prisión temporal es necesaria para el buen desarrollo de la investigación policial en la que, se acentúa, apura el delito de elevada gravedad concreta”, dijo en la ocasión el relator del proceso, Marcário Eustaquio Santos

Para Cordeiro, sin embargo, la prisión temporal exige la indicación de riesgos a la investigación de crímenes taxativamente graves.

Argumenta que esa medida “exige requisitos expresos de cautelar, con la indicación de la necesidad de detención para las investigaciones criminales”.

Nada apunta a que los funcionarios de la Vale puedan perjudicar las investigaciones estando sueltos, recalca.

La ruptura de los diques del depósito minero en Brumadinho (Minas Gerais) generó un alud de más de 12 millones de metros cúbicos de lodo y residuos que arrasó con todo lo que encontró a su paso.

El tsunami de fango y desperdicios mineros descendió hasta el río Paraopeba, que se registra ahora muerto por contaminación, arruinó las estructuras administrativas de la represa, su comedor y varias casas del poblado rural de Brumadinho.

EL DATO
Los empleados de la empresa Vale, propietaria de la represa colapsada el 25 de enero, son investigados por su implicación en el desastre, y los ingenieros de la Tüv Süd por confirmar la estabilidad del depósito minero.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.