Julio Giordano: «Viví la realidad del verdadero teatro independiente»

El actor, director y puestista en escena habló de sus amores, que no están sólo en el teatro, sino también en otros medios.

0 245

En este ciclo que llamamos «El teatro visto por sus protagonistas», intentamos acercar la realidad y las diferentes vivencias de aquellos que trabajan en el Teatro Independiente Uruguayo. Hoy es el turno de Julio Giordano, «un veterano» en estas lides. Nos respondió con el peso de su experiencia. Aquí sus reflexiones sobre una de nuestras manifestaciones artísticas más destacada.

Haciendo un poco de historia ¿cuándo despertó tu amor por el teatro?

Desde mi etapa escolar, con el entusiasmo que me transmitieron maestras de 5º y 6º año. Siempre en los actos era quién leía y los conducía. Ya en 6º año la maestra hizo una muy breve adaptación de Don Quijote, haciendo yo el protagónico (muy delgadito yo y con 11 años).

Ahí tuve la exacta conciencia de que esa era mi vocación. Luego en Secundaria, el Director arma un grupo teatral de alumnos/as de 1º 2º y 3er año liceal, al cual me anoté de una. Pusimos en escenas Mariana Pineda, Doña Rosita la Soltera de Lorca y Barranca Abajo de Florencio Sánchez. Ya en el Instituto Normal de Florida con ¡¡15 años!! Paso a formar un grupo teatral en Florida llamado Grupo Experimental «La Escena».

Obras de Sánchez, Ismael Cortinas, las breves de Chéjov y Osvaldo Dragún se pusieron en escena Una vez recibido de Maestro y en Montevideo, doy Examen de Ingreso en La Escuela de Arte Dramático «Mario Gallup» de El Galpón, Salvo esa admisión y durante 2 años tomé clases con grandes Directores y actores como Sara Larocca, Chino Campodónico, Mario Gallup, Lía Kleiman y clases magistrales de Don Atahualpa del Cioppo.

A fines del 72, y viendo que se venían tiempos oscuros, dejé la escuela y pasé a formar un grupo de maestros llamado Hylas donde hicimos la primera obra infantil en el lamentablemente desaparecido Teatro Del Centro. De ahí sin parar hasta el día de hoy.

Has trabajado en varios ámbitos del teatro ¿en cuál te has sentido más cómodo?

En varios medios hice Radio, TV y teatro. Como actor y director me siento más cómodo el vivo del teatro, sintiendo ahí a esa gente que llora, se ríe y respira. Te aprueba o no. La radio es un medio que amo también habiendo hecho radioteatro en casi todas las emisoras de AM.

El teatro independiente, al cual tu perteneces, tuvo siempre un papel preponderante dentro de nuestra cultura ¿por qué consideras que este teatro hasta el día de hoy está siempre sometido a esfuerzos e incertidumbres?

Porque viví siempre la realidad del verdadero Teatro independiente en el que trabajabas en todos los rubros: sonido, luces, escenario boletería puerta, actuación y dirección y casi siempre «por amor al arte».

¿Por qué? Porque todos los borderó eran para la Institución y no existía la actual cooperativa. Claro uno tenía entre 20 y 30 años y quería subir escalones en el ambiente artístico sin pretensiones económicas. Actualmente hay apoyos muy reducidos y con un «reparto» de ellos no del todo justos. Profesionalmente hemos presentado más de una veintena de proyectos y solamente hemos sido «seleccionados» en dos oportunidades tanto a nivel MEC como IM como Cofonte.

En estos momentos estamos atravesando una emergencia sanitaria q trae consigo una pérdida económica en todas las áreas y el teatro está incluido. ¿Crees que se tomarán medidas para esta emergencia artística?

No creo que se tomarán medidas, porque la cultura siempre para todas las administraciones es, ha sido y creo será «el último orejón del tarro».

A dos días de tu estreno, se suspendieron las funciones. ¿Qué perspectivas tienes para cuando esta «cuarentena» (de no sabemos cuántos días) concluya?

La sala aún no nos ha respondido si se reprogramarán los estrenos o qué irán a hacer. Lamentablemente con todo pronto y apoyo esta vez de Cofonte, aún seguimos con esa incertidumbre

Eres un hombre de teatro que trabaja en forma ininterrumpida, tanto en teatro para niños como para adultos. ¿cómo se planifica una temporada, sobre todo en momentos que te dedicabas a estas dos ramas del teatro?

En teatro para niños hace ya un año que «bajé el telón», pues con la multiplicidad de obras infantiles nacionales y las propuestas que vienen del exterior es imposible competir. En teatro de adultos seguiré reacomodando la grilla 2020 donde luego del estreno pospuesto íbamos a montar Barranca Abajo, con elenco conformado y todo. E iniciar sobre fines de 2020 los ensayos de Mariana Pineda de Lorca.

-¿Qué rol juega la producción en el desarrollo de un espectáculo?

Hasta hace unos 5 años era el grupo quién producía artística y económicamente. Hoy día luego de transitar por varias productoras encontramos en WE! Producciones nuestra productora a nivel general y que nos saca personalmente una tarea que nunca me gustó, haciéndolo en forma excepcional.

Hablemos un poco de tu nueva propuesta, contenido, elenco y otras yerbas

El proyecto teatral es en el teatro «De la Candela». El nombre de la obra es «De atrás para adelante», de Diana Raznovich. Es una comedia dramática.

Se trata de la familia Goldberg, está atravesando un momento de crisis y confusión, su casa y fábrica han sido embargadas, nada queda del exitoso empresario Simón Goldberg.

Su hija Mariana, ante la histeria de su padre y de su joven segunda esposa propone contactar a su millonario hermano Javier, qué Simón había expulsado de la familia por su condición sexual. Pero quien acudirá a socorrerlos no será Javier sino la hermosa Dolly. (Javier Trans).

«De atrás para adelante» una comedia dramática que indaga sobre la re interpretación de los valores familiares, el patriarcado, el rol de la familia y la aceptación.

Las siguientes son palabras de Diana Raznovich: «De atrás para adelante» es mi tentativa de indagar sobre la familia y su modo de reproducir y transmitir en su propio seno, todos los prejuicios, las exclusiones, las marginaciones que atraviesan a la sociedad en la que habitan.

Considerada la célula básica donde nacemos, crecemos y nos formamos, la familia es trasmisora de valores patriarcales, de cierta visión univoca de la realidad, que tiende a que los patrones normativos – heterosexualidad, machismo- sean tomados como categorías indiscutibles y poseedor de la verdad.

Pera la realidad es siempre más rica, porque los seres humanos, con nuestras diferencias, con nuestro imaginario y con nuestros deseos, vamos rompiendo esquemas que nos hacen desdichados, y encontrando nuestras propias vías imprevisibles de felicidad.

Porque de eso trata también la obra, del descubrimiento y la búsqueda de la felicidad, no como algo preconcebido sino como algo a construir como originalidad y valor. Entiendo que cuestionar al patriarcado, es cuestionar la base misma de una sociedad llena de corsés y clichés y para ello creo que el humor, el delirio, el juego y a veces la carcajada, son, a mi entender, los instrumentos de indagación y cuestionamiento más pertinentes.

Por eso he escrito «De atrás para adelante» desde ese lugar transgresor, irreverente e imprevisible y con el mismo vértigo y riesgo que atraviesan los personajes».

Es obra es para todo público, dura 1 h 18 m, y en el elenco están Pablo Átkinson, Juan Serra, Natalie Yoffe, Alejandra Scasso, Chacho De Gregorio y Lalo Labat. Escenografía: Diseño y Realización Guillermo Iffran. Ambientación Musical: Carlos García. Puesta En Escena: Julio Giordano. Producción: We! Producciones.

Tu eres maestro y profesor de profesión, supongo que son aportes importantes al momento de dirigir y comunicar dentro de un grupo ¿verdad?

Si… eso es verdad el magisterio y el teatro tienen mucho en común. El maestro en cierta manera actúa, imposta la voz y tiene poder de convocatoria y concepto de mantener el orden, atención y saber «conducir» un grupo de niños grandes en mi caso, casi siempre tuve 6º año.

Y en el teatro lo mismo son formas de comunicar y por tanto actuando y dirigiendo estás comunicando a través de los actores que interpretan y viven un texto. Las relaciones humanas son fundamentales tanto en la enseñanza como el teatro. Redondeando, en mi caso ambas formas se retroalimentaban.

Para concluir te pido que nos cuentes anécdotas, de esas que se cosechan en la trayectoria de todo artista.

Anécdotas hay muchísimas en Teatro, TV y Radio. Destaco en Radio, cuando se hacía «en vivo», el hecho de estar al aire y tentarnos por diferentes hechos y tener que decir al operador pusiera cortina musical…Sobretodo haciendo comedias con actores y actrices que tenía el poder de «hacerte» tentar y ellos permanecer incólumes.

Y ello sucedía una y mil veces en un mismo episodio, llevando al director a ponerse de muy mal humor. En TV en Canal 5 SODRE hicimos teleteatro desde el 76 al 81, «en vivo «y aprenderse diariamente escenas de 23 páginas ara difícil, llevaba a usar «apuntador» que se oía muy bajo ante de decir tu parlamento.

El director también escritor y protagonista NUNCA se aprendía la letra y cuando tenía parlamentos largos, hacía seña a los cámaras para que me hicieran primer plano, él salía de cámaras, miraba el libreto del asistente, entraba, hacía seña al cámara que se alejara y él vomitaba su letra.

Nos colgábamos libretos caseros con nuestros parlamentos en la escenografía o la misma cámara y literalmente leíamos ese libreto. En teatro me pasó que esperaba a un personaje que era claro que faltaban unas 7 hojas de libreto para que entrara.

Él estaba entre patas pronto para entrar y yo pensé es el momento de que entre y le digo» Federico, que suerte, ya llegaste» y él entró muy correcto, aunque sabía que no debía. Ergo, nos «comimos» 7 hojas de libreto. Y como esas, miles.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.