PLAN NACIONAL DE JUVENTUDJóvenes reconocen avances en integración educativa, laboral y garantías de derechos

“Las juventudes han sido protagonistas de las conquistas de normas como el matrimonio igualitario, la ley trans o la despenalización del aborto, lo que hace a una nueva configuración social y cultural”, dijo Federico Barreto, director del INJU.

0 85

Para su realización, el Plan de Acción de Juventudes 2015- 2020 contempló las siguientes líneas estratégicas que incluyen el acceso y la continuidad de la integración educativa, la emancipación, que permite el desarrollo de proyectos de vida a través de una inserción laboral de calidad y el acceso a una vivienda digna. También se enfocó en la salud integral, que contribuye a un desarrollo saludable, además de cultura y participación.

Para llegar a la construcción colectiva del plan, se realizaron 14 talleres con jóvenes, organizaciones y partidos políticos en Montevideo, otros 30 con jóvenes en diferentes departamentos, cinco jornadas de trabajo con organismos del Estado como la Administración Nacional de Educación Pública o el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, una conferencia Nacional de Juventudes, con 1.500 participantes, múltiples articulaciones con comisiones de juventud y siete estudios específicos sobre la población destinataria del plan.

Barreto dijo a la Secretaría de Comunicación Institucional que los aportes sistematizados se transformaron en una publicación de 450 páginas, insumo que sirve para brindar un panorama objetivo de la situación actual de las juventudes, además de realizar una puesta a punto sobre los logros políticos de los últimos años y generar nuevos énfasis y paradigmas sobre temáticas tradicionales y novedosas.

Explicó, además, que por ese motivo se incluyeron temas que atraviesan todos los ejes del plan de acción, como situaciones de conflicto con la ley, afrodescendencia, migración, diversidad, discapacidad, género, acceso a derechos en medios rurales, transformaciones en el conocimiento impulsadas por la sociedad de la información y diferencias en cuanto al acceso a la tecnología y la conectividad a nivel país.

El director del Instituto Nacional de la Juventud (INJU) resaltó que se avanzó en integración y acceso democrático al sistema educativo con el desarrollo de una mejor infraestructura y descentralización debido a los esfuerzos en inversión pública. “El desafío es sostener los vínculos y retener a los estudiantes en los centros educativos, particularmente los que son primera generación en su familia en acceder a estas oportunidades», valoró.

Agregó que el trabajo es otro de los mayores desafíos y preocupaciones de los jóvenes, área en la que mencionó avances en la formalización y en la calidad del trabajo. En tal sentido, Barreto nombró la creación y reglamentación de la ley de empleo juvenil, con acceso a licencias por estudio y a programas como Yo estudio y Trabajo o las capacitaciones a través del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional, que apuestan a un menor desempleo de esta franja etaria.

También señaló que el plan propone crear más centros de cuidado infantil cercanos a los lugares de estudio de los jóvenes, transformar el Fondo de Solidaridad en una Agencia Nacional de Becas, y sensibilizar y capacitar sobre uso responsable de las tecnologías de la información y las comunicaciones a jóvenes, familias y comunidades.

En empleo, la propuesta es fortalecer los programas de egreso juvenil del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay e implementar un sistema nacional de formación profesional. También se propone la implementación de un plan integral de vivienda para jóvenes, además de préstamos y canastas de materiales para la autoconstrucción, señaló. Asimismo, en salud, destacó que se propone monitorear la ley Nº 19140, de alimentación saludable en centros educativos, y fortalecer los servicios de salud mental, bucal y de sustancias psicoactivas.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.