Izquierda española acusa al socialista Pedro Sánchez

El grupo parlamentario de izquierda Unidas Podemos (UP) acusó al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de retrasar la negociación para la formación de un nuevo Gobierno con el fin de precipitar una repetición electoral.

0 90

Entrevistado por la Cadena Ser, el secretario de Acción Política del partido antiausteridad Podemos, Pablo Echenique, consideró insensata la estrategia negociadora de la agrupación encabezada por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

A juicio del diputado de UP -alianza entre Izquierda Unida, Podemos y sus confluencias territoriales-, resulta poco responsable la actitud del PSOE de «llevar una negociación al último minuto, al pitido final».

Según Echenique, esa táctica de Sánchez puede responder a su pretensión de presionar y dilatar los tiempos para llevar a España a nuevas elecciones generales, y evitar una vez más la constitución de un Gobierno de coalición con Unidas Podemos.

Cree que los socialistas trabajan centrándose en tres opciones: un acuerdo para que la derecha (conservadores y liberales) se abstenga y facilite su reelección, un ejecutivo en solitario «de ordeno y mando» y la repetición electoral.

«Si no, no se entiende que pospongan 20 días las negociaciones con UP», subrayó el dirigente en sus declaraciones a la radioemisora privada.

Aludió al tiempo transcurrido desde la fallida investidura de Sánchez como presidente del Gobierno, rechazada en segunda votación en el Congreso de los Diputados, el pasado 25 de julio, al no conseguir la mayoría simple para permanecer en el poder.

Echenique instó al secretario general del PSOE a retomar cuanto antes las conversaciones con UP para formar una administración estable y abordar los problemas de la gente.

«Llevar las negociaciones al último minuto responderá a una táctica de partido», advirtió.

Ambas fuerzas políticas empezaron a pactar un ejecutivo conjunto el 19 de julio, a tres días del inicio del debate de investidura, una vez que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, renunció a ocupar un ministerio, condición puesta por Sánchez para continuar hablando.

Esas negociaciones naufragaron por los desacuerdos sobre qué papel debía jugar el partido antiausteridad en ese eventual gabinete, y el secretario general del PSOE finalmente no consiguió los apoyos suficientes para ser reelegido en la Cámara Baja.

Frustrada la alternativa de coalición, los socialdemócratas descartan ahora volver a intentarlo y renuevan la presión sobre Iglesias para que acepte su Gobierno monocolor.

Si antes del 23 de septiembre Sánchez no logra el respaldo imprescindible para ser reelecto en el cargo, se convocarán automáticamente nuevos comicios el 10 de noviembre, que serían los cuartos en cuatro años.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.