Israel: presidente designa a Netanyahu para formar gobierno

A pesar de su incapacidad para reunir apoyo, Benjamin Netanyahu, que se enfrenta a un juicio por corrupción, fue designado para formar un nuevo gobierno en un país con profundas divisiones políticas.

Después de que se celebraran las cuartas elecciones en dos años, la historia se repite en Israel. Nuevamente es Binyiamin Netanyahu, el primer ministro en funciones, el encargado de formar gobierno.

Netanyahu tiene por delante un mes de negociaciones mientras que al mismo tiempo se enfrentará a un juicio por corrupción, que ya se encuentra en su segundo día.

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, reconoció que “no ha sido una decisión fácil sobre una base moral y ética”. Israel se encuentra en un bloqueo político con los mismos protagonistas. En las últimas elecciones del 23 de marzo la composición de la Knéset no cambió en exceso. Si se compara con los anteriores comicios se puede ver que apenas cambiaron los números.

El escrutinio definitivo no daba mayorías para formar gobierno ni a Netanyahu, que consiguió 52 escaños, ni al bloque opositor, que obtuvo 57. El ultraderechista Yamina, con siete diputados, y el islamista Raam, con cuatro, parecen ser la llave para lograr un nuevo Ejecutivo. Netanyahu ni siquiera con el apoyo de Yamina llegaría a la mayoría de 61 escaños, por lo que todo depende del islamista Raam.

Finalmente, Rivlin eligió a Netanyahu pero reconoció que “no hay ningún candidato con una oportunidad realista de formar un gobierno que tenga la confianza de la Knéset (Parlamento israelí)”.

“Tomé mi decisión en base a las recomendaciones (de los partidos), que indican que el diputado Benjamin Netanyahu tiene una posibilidad más grande de formar gobierno”, agregó.

El candidato elegido para formar gobierno cuenta con 28 días para hacerlo. Este plazo se puede extender 14 días más. En caso de que ninguna de las dos fuerzas principales logren formar una coalición, podrían convocarse nuevas elecciones. Lo que significaría una quinta elección en dos años y el prolongamiento de la crisis política del país.

Juicio

Netanyahu es el primer jefe de gobierno del país en enfrentar causas judiciales durante su mandato. Está acusado de corrupción, fraude y abuso de confianza en tres casos.

El proceso por ahora no amenaza con que sea primer ministro porque solo tendría que renunciar si hay una condena definitiva. Además, el uso de todos los recursos legales podría llevar años.

 

1 comentario
  1. PAPÁ dice
    Con todo ese prontuario de acusaciones tiene ese apoyo?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat