Irlanda del Norte revive viejos temores y se agitan fantasmas

La tensión en escalada que está viviendo el país, hace rememorar uno de los pasados más negros para la nación europea

Irlanda del Norte vive estos días una de las peores olas de violencia en la región en muchos años. Más de 50 agentes de policía irlandesa han resultado heridos.

Un número de por lo menos 10 personas, han sido detenidas tras las protestas y manifestaciones de los últimos diez días en varias ciudades y pueblos norirlandeses. Los primeros ministros de Reino Unido e Irlanda condenaron la violencia y actos vandálicos.

El gobierno de Irlanda del Norte mantuvo una reunión este jueves para exigir «el fin total e inmediato» de los disturbios, según explica el periodista de la BBC Michael Hirst.

La Casa Blanca se unió a los gobiernos británico e irlandés para instar a la calma.

El Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió que el Acuerdo del Viernes Santo, el pacto que trajo la paz a la región durante el año 1998, no debe convertirse en «una víctima» del Brexit.

Pese a estos llamados, los choques continuaron el pasado jueves por la noche.

Con la policía autónoma (PSNI) respondiendo con cañones de agua a ataques de los insurgentes, (algunos de 12 años de edad), que tenían bombas de gasolina, piedras y ladrillos.

Londonberry

La violencia callejera, se incita principalmente por grupos de unionistas cercanos a la corona británica. La violencia empezó el pasado 29 de marzo en una zona de Londonderry.

Desde entonces, han habido protestas y disturbios prácticamente cada noche, en una serie de ciudades incluidas: Belfast, Carrickfergus, Ballymena y Newtownabbey.

El miércoles por la noche, el enfrentamiento escaló a choques sectarios en las denominadas «líneas de paz». Las que separan a comunidades predominantemente protestantes lealistas. Esas comunidades pregonan que Irlanda del Norte continue como parte de Reino Unido.

La defensa tiene sustento en no ser parte de comunidades predominantemente católicas unionistas, que desean ser un territorio independiente al Reino Unido o unirse a su vecina homónima Irlanda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat