COMUNA CAPITLINA TERMINÓ 1ª ETAPA DE ARREGLOS DE RED ARTEAGAIntendencia reparó importante tramo del “viejo” saneamiento

0 54

La Intendencia de Montevideo (IM) culminó la primera etapa de refacciones de la Red Arteaga -que es la más antigua de la ciudad, creada en el siglo XIX- e incorporó una nueva tecnología para las reparaciones, que permitirá realizar los arreglos en el saneamiento capitalino, reduciendo la perforación y los cortes de calles, según informaron a LA REPÚBLICA desde la IM.

Se compone de una red de aproximadamente 220 Km. de colectores de secciones ovoides, abarca un área de 1.150 hectáreas y da servicio a 105.000 viviendas aproximadamente.

Los relevamientos realizados detectaron problemas de disfunciones y roturas que necesitaban reparación. Lo que se hizo en la Etapa 1 de reparaciones fue reparar y rehabilitar las zonas con roturas que habían generado hundimientos a nivel de la calzada, afectando el tránsito de vehículos y peatones.

El director de la División Saneamiento, Mauricio Fernández, detalló que esta etapa de trabajos, en la que se intervinieron 119 puntos con reparaciones de las bóvedas de ladrillo de los colectores, tuvo un costo de 90 millones de pesos.

El jerarca adelantó que ya está planificada la segunda y la tercera etapa de reparaciones en esta red, que abarcarán también a puntos en los que no hay evidencias visibles en la calzada, pero en los cuales hay disfunciones y roturas en las bóvedas, paredes y piso de los caños colectores.

El director de Saneamiento explicó que las nuevas reparaciones incluirán la utilización de nueva tecnología. Se trata de un llamado a licitación pública que en el mes de julio tendrá su apertura de ofertas e incluye sistemas que nunca han sido utilizados en Uruguay.

Casi no afectará el tránsito

Fernández indicó que se pretende “reparar tramos enteros de los colectores entre cámaras de inspección que tienen unos 90 metros de largo. La gran ventaja que tiene el nuevo sistema es que no habrá apertura de la calzada ni se hará zanja, por lo que no se ve afectado (excepto por un par de días) el tránsito vehicular por esa zona”.

La nueva tecnología introduce una manga de materiales con resinas plásticas reforzadas con fibra de vidrio que, al colocarse a lo largo, se infla y copia la forma del colector para luego endurecerse mediante un curado con luz ultravioleta. De esa manera se recuperan todas las prestaciones del colector para su normal funcionamiento.

Se trata de un método novedoso para nuestro país pero ya tiene probada experiencia en el exterior.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.