#RepublicanasInmujeres: Hay que construir valores culturales y sociales igualitarios e inclusivos

0 76

 

En días recientes se ha potenciado el debate público con relación a la imagen propuesta por la Intendencia de Tacuarembó  para promocionar el evento de la Patria Gaucha 2019.

Desde el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres-Mides), se hizo un llamado a la reflexión acerca del mensaje que se puede estar transmitiendo con la imagen de la obra seleccionada.

“Me parece que no hay que polarizar en términos opuestos, sino analizar en relación a las condiciones de desigualdad y en los valores culturales que están presentes -aunque no nos damos cuenta- porque se han naturalizado”. Así nos comentó al respecto Mariella Mazzotti, directora de Inmujeres.

Durante una entrevista a LA REPÚBLICA, la dirigente hizo hincapié en que, “hay que pensar un poco en la manera en que viven actualmente las mujeres afrodescendientes y cómo esta imagen puede estar remitiendo -seguramente sin quererlo, de manera no intencional-  a la condición de subordinación que de forma histórica vivieron, no sólo en la etapa de la esclavitud, sino posteriormente también como resabios  que van quedando en la cultura”.

Contrario a lo que algunos consideran, Mazzotti explicó que, “no hay un juzgamiento ni a la obra ni a los organizadores”. Entre las razones a comprender, se encuentra la percepción de un racismo estructural. “La intención nuestra fue reflexionar si esta imagen era lo más adecuado para publicitar, en la medida en que toda la ciudadanía uruguaya está trabajando y preocupada por las condiciones de desigualdad, buscando construir valores culturales y relaciones sociales más igualitarias e inclusivas”.

La pintura del artista Fernando Fraga, realizada con las especificaciones solicitadas por los organizadores del evento, en su contenido muestra a una mujer afrodescendiente que amamanta a un bebé blanco. El cuestionamiento de varias organizaciones sociales y del Estado, está basado en la representatividad que otorga o no, a la festividad que se realiza en Tacuarembó.

Al respecto la funcionaria de Inmujeres opinó que “es una mujer afrodescendiente que está alimentando a un niño que seguramente no es su hijo, nos preocupa porque puede parecer como algo normal, cuando muchas veces esas mujeres, amas de leche, no podían amamantar a sus propios hijos, porque tenían que alimentar a los de sus patrones. Esto está tan naturalizado en nuestra cultura que queda del lado de lo que hay que explicitar, porque si no, se reproduce automáticamente”.

De manera concluyente, en el comunicado que hizo público Inmujeres, se resalta que “Los fuertes arraigos culturales, sociales y simbólicos de nuestra sociedad se legitiman desde las actividades culturales -institucionales o comunitarias- que reproducen los estereotipos que debemos transformar”. Y hacen una invitación a re-significar la historia uruguaya recuperando el aporte de la población afro-descendiente en la construcción de la identidad nacional.

A pesar de las interpretaciones divididas, no ha habido una conciliación entre la Intendencia de Tacuarembó y los organismos que han puesto sobre la mesa este llamado a la concientización y la reflexión social.

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.