Álvaro García“Inflación es consecuencia del crecimiento y mayor nivel de vida”

La inflación no se controlará con la disminución del gasto público y es más producto del crecimiento y de la demanda privada (a veces insatisfecha), coincidieron los economistas Álvaro García y Fernando Isabella.

0

Los economistas Álvaro García y Fernando Isabella disertaron ayer en la sede del Partido Socialista sobre inflación, salarios y políticas monetarias.

Álvaro García, ex ministro de Economía en el último período del gobierno de Tabaré Vázquez, dijo que el actual equipo económico está trabajando fuertemente para combatir la inflación, y evitar un deterioro de la competitividad. También aseguró que estudios técnicos no muestran evidencias de que exista un atraso cambiario.

Isabella reiteró conceptos de un documento del Partido Socialista sobre inflación de diciembre pasado, en que se sostiene que la inflación no obedece a un mayor gasto público, como señalan algunos sectores, destacando que el sector público apenas representa el 3% del aumento de la demanda, correspondiendo el 97% restante al sector privado, gracias a la mejora del nivel de vida de la población.

Al concluir el informe los economistas respondieron preguntas del público. Si bien ambos coincidieron en que la inflación es un problema, especialmente si es alta, destcaron las medidas que está implementando el gobierno, aunque aseguraron que más a largo plazo se debe actuar sobre “cuellos de botella” del crecimiento. Para ello insistieron en el mantenimiento de la política de transformación de la matriz energética, una política de viviendas que permita disminuir los precios de los alquileres y su afectación en el IPC (consideraron que parece comenzar a dar frutos), estudiar la conformación de precios en sector de casi oligopolio, y medidas tributarias.

García señaló que la inflación proviene de múltiples causas, entre las que destacó el aumento de la demanda por mejores condiciones de vida, los precios de los productos que exportamos, especialmente alimentos que se trasladan, el ingreso masivo de dólares debido a un mejor posicionamiento del país en la escena internacional, especialmente después de obtener el grado inversor, y la persistencia de la dolarización en grandes sectores de la economía. Por ello, señaló, las medidas para contenerla deben ser múltiples.

Ambos economistas señalaron que el aumento de los salarios y el gasto público no han tenido influencia en la inflación, que en términos históricos todavía sigue siendo moderada. Igualmente alertaron sobre índices mayores de dos dígitos, pero consideraron que los trabajadores no deben pagar el ajuste con una disminución del salario real como se propone desde algunos sectores.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.