En algunas comunidades hindúes, la menstruación está asociada con la impureza, lo que conlleva restricciones por edad como la de SabarimalaIndia: amenazan con suicidios colectivos si las mujeres con la regla entran al templo

0 584

El sacerdote del templo hindú de Sabarimala, Kandaru Rajivaru, ha pedido a las mujeres de entre 10 y 50 años que no acudan al lugar, pese al fallo del Supremo de India autorizando que entren a las instalaciones, en medio de las propuestas de hindúes conservadores.

Durante los últimos días, centenares de hindúes han acudido al pie de la colina donde está el templo y han impedido por la fuerza que las fieles accedan al mismo. Los incidentes se saldaron con al menos una mujer herida tras ser apedreada.

Algunos de los manifestantes, entre los que hay miembros de organizaciones como el gubernamental Partido Popular de India (BJP) -con tintes nacionalistas hindúes-, han llegado a amenazar con suicidarse en grupo para evitar la entrada de las mujeres al lugar.

“Respetamos el veredicto del Tribunal Supremo, pero considerando los sentimientos de los devotos y la tradición y rituales, pido humildemente (a las mujeres) que no vengan a Sabarimala”, ha señalado Rajivaru.

“Es nuestro deber y responsabilidad llevar a cabo los rezos mensuales y otros rituales. No romperemos la costumbre”, ha remachado, según ha informado el diario local ‘The Times of India’.

En respuesta, el ministro principal de Kerala, Pinarayi Bijayan, ha resaltado que los grupos hindúes que se están manifestando “obstruyen el paso a los creyentes y difunden el terror”, tal y como ha recogido la prensa británica.

En algunas comunidades hindúes, la menstruación está asociada con la impureza, lo que conlleva restricciones por edad como la de Sabarimala. Los responsables del templo argumentaban que la prohibición tiene siglos de historia y es esencial para los ritos vinculados al dios Ayyappan, considerado célibe.

Sin embargo, el Supremo de India falló el 28 de setiembre pasado que “la restricción por edad de las mujeres no puede considerarse una práctica religiosa básica”. “La religión no justifica denegar a la mujer su derecho a rezo. Tratar a las mujeres como hijas de un Dios menor es ignorar la moral Constitucional”, afirmó el presidente del Supremo, Dipak Misra.

La voz disidente en el tribunal fue precisamente la de la única mujer que lo integra, Indu Malhotra, que instó a discriminar entre “el derecho de igualdad” y la fe. “Corresponde a los fieles, no a la justicia, decidir cuál es la práctica esencial de una religión”, argumentó.

El principal responsable religioso del templo de Sabarimala, Kandaru Rajeevaru, reconoció su decepción por la sentencia, si bien dijo que la aceptará. La junta que gestiona Sabarimala, sin embargo, anunció que tenía previsto recabar apoyos para pedir una nueva revisión ante el Supremo.

El fallo fue uno más dentro de la batería de sentencias aprobadas por el Tribunal Supremo indio en las últimas semanas y que amplía los derechos sociales de colectivos históricamente desfavorecidos. A la reciente legalización de las relaciones entre personas del mismo sexo se sumó posteriormente la despenalización del adulterio.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.