violencia domésticaNuestro Código exonera homicidio por adulterio

La diputada de Vamos Uruguay Graciela Matiaude propondrá la supresión del artículo 36 del Código Penal que faculta al juez a exonerar a quien mata a su cónyuge –hombre o mujer- si lo encuentra en la cama con otra persona.

0

En el marco del Día Mundial por la Eliminación de Todas las Formas de Violencia hacía las Mujeres, miles de jóvenes participaron ayer de la marcha organizada por Mujeres de Negro que partió desde dos puntos. Los adultos lo hicieron desde la Plaza Independencia y los jóvenes desde la Universidad de la República, en 18 de Julio y Tristán Narvaja para encontrarse en la Explanada Municipal. Ayer mismo se presentó un proyecto para derogar el artículo 36 del Código Penal que permite al juez exonerar de pena al hombre que haya matado o golpeado a una mujer cuando fue provocado por la pasión de un adulterio.

“Es imposible aceptar que sea facultad del juez exonerar de pena por los delitos de homicidio y de lesiones, como lo establece el artículo 36 del Código Penal vigente, cuando el cónyuge o concubino comete esos delitos por la pasión provocada por adulterio. Es increíble que Uruguay tenga todavía un artículo como ese que hace de alguna manera a la mujer como un elemento de posesión del hombre incluso pudiendo llegar a matarla”, dijo la diputada Graciela Matiaude, de Vamos Uruguay a LA REPÚBLICA, que ayer presentó el proyecto en el Parlamento. Para la diputada no habrá ningún obstáculo para derogarlo.

En tanto la directora de la División Políticas de Género, Marisa Lindner, indicó que desde febrero, cuando el sistema comenzó a usarse, la Justicia dispuso la instalación de 75 tobilleras electrónicas para personas de alto riesgo de violencia doméstica de las cuales 43 están operativas al día de hoy.

“La víctima se siente acompañada, todos los días se la llama, hay un acompañamiento. Al ofensor también se lo llama, se lo contiene o ellos mismos llaman, algunas veces personas que tienen un grado de agresividad alto en vez de irse a donde está la víctima aprietan el botón de pánico y hablan con el equipo explicando cómo se sienten. Si se olvidan de cargar la batería se los llama y si se acercan a donde está la víctima, también”, indicó Lindner.

Asimismo explicó que cada una de las situaciones son derivadas al Mides, que atiende a la víctima y al ofensor. “Nosotros consideramos que es fundamental porque la tecnología no va a resolver el problema de la violencia, pero nos da un tiempo para trabajar con ellos”.

Lindner se refirió a la posibilidad de extender el sistema de tobilleras a otros lugares del país. “Estamos trabajando con todo el equipo institucional que puso en funcionamiento estas tobilleras, tal como lo hicimos para la instalación del plan piloto en Montevideo lo vamos a realizar asegurando que en la medida que se extienda van a estar dadas todas las condiciones necesarias para que el sistema funcione”, expresó.

Smartphones contra la violencia

Antel analizá desarrollar una aplicación para smartphones para alertar a la Policía sobre casos de violencia doméstica. Se trata de uno de los proyectos ganadores del Segundo Concurso Idea para proyectos de desarrollo tecnológico nacional.

“La aplicación podría, además, coordinar su funcionamiento con una alarma externa, las luces del hogar o con el timbre, a fin de alertar a los habitantes de la zona que una persona está siendo agredida. La activación del dispositivo sería mediante una palabra clave, dijo Carolina Cosse, presidenta de Antel.

Números

27
Son las mujeres asesinadas en lo que va del año. El año pasado fueron 32 las muertes registradas por violencia doméstica, de las cuales 28 fueron mujeres y cuatro niños, según la organización Mujeres de Negro.

“Cada vez pasa menos y algún día va a tener que ser derogado”

El abogado Juan Fagúndez respecto al tema en particular y ante el artículo en el que el Código Penal establece que se exonera a quien cometa homicidio por la pasión del adulterio dijo: “En realidad el homicidio no es por adulterio sino por la pasión que provoca encontrar al cónyuge en la cama con otro, o con otra, porque es para los dos lados. O sea, lo que trata de transmitir la ley es que ante una emoción tan fuerte como esa y si se prueba realmente que eso te nubló la mente, te diría que la muerte de los dos (amante y engañado/a) -en caso de que se diera- podría llegar a quedar impune”.

El abogado agrega que lo que se ha sostenido en torno a eso “es que tanto el hombre como la mujer pueden colocarse en un estado de emoción fuerte, violenta” aunque a su juicio tendría que ser “un estado de locura”.

Hace la salvedad, en cuanto a que lamentablemente esto tiene mucho que ver con el honor, “porque a nadie le gusta encontrar a la pareja con otro en la cama”.

El abogado insiste en que se puede dar tanto de un lado como del otro, y que el único elemento que de repente “rechina” es que “esté vinculado al honor, que uno se vuelva loco. De todos modos cada vez pasa menos y algún día este artículo va a tener que ser derogado.

“Incluso le agregaría que tendría que ser una especie de condición de estudio de la situación, a ver si realmente el hombre o mujer entró en un estado que lo encegueció, de locura, en definitiva. Es muy difícil y habría que ver si no aprovechó el momento específico para cometer el homicidio. Quizás sabía y se metió en el ropero con un arma”, precisó.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.