Sin “ruidos internos”. Asume Daniel Sturla el arzobispado de la capital por un tiempo máximo de 21 añosIglesia destaca compromiso social del nuevo arzobispo de Montevideo

Hay expectativa en la comunidad católica por la gestión que podría llevar adelante el nuevo arzobispo de Montevideo.

1

Monseñor Daniel Sturla, designado por el papa Francisco I, asumirá su cargo el próximo 9 de marzo.

En la interna de la iglesia hay varias visiones sobre el accionar del prelado, referido al rol de pastor y conductor, y a las políticas eclesiásticas que aplique.

Sturla, que desde el 4 de marzo de 2011 se desempeña como obispo auxiliar de Montevideo, es considerado un “moderado”, con respecto al resto de las autoridades de la Iglesia Católica. Posiblemente desarrolle la tarea basada en su impronta personal y en el empuje que traen las nuevas directivas provenientes de Francisco I.

En la institución católica uruguaya se considera que la Iglesia hace una apuesta fuerte a la continuidad en la gestión al designar a una autoridad “joven” que estará al frente del Arzobispado durante 21 años. Recién el año 2035, cuando Sturla cumpla 75 años, deberá ser sustituido por un nuevo pastor para Montevideo.

Los últimos tres arzobispos fueron salesianos: José Gottardi, Nicolás Cotugno y ahora Daniel Sturla. El propio prelado designado declaró a la prensa que no fue nombrado por integrar la congregación salesiana, “sino porque habrá visto que era la persona en este momento indicada para asumir el pastoreo de Montevideo”. No obstante, en la interna católica se coincide en que precisamente los salesianos tienen la impronta del trabajo con los jóvenes y la enseñanza, instaurando proyectos de colegios, liceos, y de conocimientos de oficios y apoyo como Don Bosco y Tacurú.

Según las primeras declaraciones de Sturla, esos dos temas (los jóvenes y la educación) podrían llegar a estar en las prioridades de gestión para el Arzobispado.

Entre los nombres que se manejaban como candidatos a ser designados para conducir la grey montevideana, la figura de Sturla no era la más esperada. Entre la terna de nombres enviadas al papa Francisco para elegir al sucesor de monseñor Nicolás Cotugno, se encontraba también el del obispo de Mercedes, monseñor Carlos Colazzi. En la interna católica, muchos se la jugaban a que era el religioso, oriundo de Rosario (Colonia), y ex presidente de la Conferencia Episcopal Uruguaya, fuera quien se llevaría esta distinción, en lugar de Sturla y del propio obispo de San José, monseñor Arturo Fajardo. No fue así.

No obstante, hay expectativa por lo que pueda hacer Sturla, hermano del diputado blanco Héctor Martín Sturla, fallecido en 1991. En su función de sacerdote fue requerido en varias oportunidades para oficiar la misa recordatoria del caudillo blanco Wilson Ferreira Aldunate. En la fotografía, precisamente, se lo ve junto a Susana Sienra, viuda del dirigente nacionalista.

La asunción de Sturla no está exenta de cierta incertidumbre ya que no tiene antecedente como responsable de una diócesis, y por tal motivo no se puede comparar o anticipar sobre una línea de conducción a desarrollar.

Incluso, el obispo de Salto, monseñor Pablo Galimberti, elogió que Sturla viene realizando una buena tarea “en las canchas chicas”, y que ahora deberá afrontar un emprendimiento mayor, conducir ni más ni menos que el Arzobispado de Montevideo, entrando en las “grandes ligas” y que por lo pronto se deberá estar acostumbrando a esta nueva realidad.

Como sea, la designación de Sturla no generó rechazos ni “ruidos” en la interna de la Iglesia Católica, y es querido por los sacerdotes montevideanos. Se aguarda que realice una mejor gestión a la efectuada por monseñor Cotugno, que coincidentemente fue quien le hizo la ordenación sacerdotal al ahora nuevo arzobispo.

“Las almas no tienen camisetas”

Monseñor Pablo Galimberti, obispo de Salto, afirmó que el arzobispo entrante deberá afrontar un gran desafío y que para ello, esa tarea no la va a desarrollar solo, porque tendrá el apoyo del obispo auxiliar, monseñor Milton Trócolli, y de sus futuros colaboradores. “De alguna forma tendrá que irse haciendo”, acotó. Precisó que la iglesia apostó a una persona que estará al frente por 21 años, y que ese tiempo en Uruguay, para algunos, es mucho.

“Él cuenta a favor con energía, vitalidad y juventud para hacer un proyecto determinado”, indicó.

Galimberti utilizó la frase: “Las almas no tienen camisetas”, haciendo referencia a la vinculación política del hermano de Sturla al Partido Nacional y aclaró que en este sentido, el nuevo arzobispo tiene mucho tino.

“Personalidad y realidad salesiana”

Monseñor Rodolfo Wirz, obispo de Maldonado, destacó que Sturla ya conoce la realidad de Montevideo y eso le juega a favor a la hora de asumir su gestión.

Señaló que será importante la coordinación que haga el nuevo arzobispo con el resto de los obispos del país.

Wirz señaló que es importante no comparar la gestión que hayan realizado los arzobispos, porque entiende que se debe ubicar a cada uno de ellos en su contexto personal e histórico. “Con la perspectiva de la historia se podrán llegar a definir cuáles fueron los logros y las dificultades de los arzobispos para no ser injustos. Lo que corresponde es agradecer la tarea realizada por monseñor Cotugno. En las primeras declaraciones de Sturla, se avizora un compromiso con nuestra sociedad, y se muestra muy sensible a las nuevas realidades, como los temas relacionados con la juventud y la familia”, indicó.

Wirz concluyó que seguramente Sturla conduzca la Iglesia de Montevideo “con la realidad salesiana y su personalidad”.

Frases:

“La iglesia es casa de puertas abiertas, es una casa para todos, por lo que es importante mantener el diálogo con todas las religiones”.

“De ninguna manera puede haber una situación que quede tapada o que no salga a la luz, obviamente con las debidas garantías y las debidas pruebas”, dijo Sturla sobre las denuncias de casos de pedofilia.

También podría gustarte
  1. ALICIA ARCA JAURENA dice

    Pregunta: Sturla aunque sea Arzobispo de Montevideo, fue como sacerdote a la ciudad de Dolores para dar ánimo a sus habitantes?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.