Identidad Marrón propone cambiar el racismo en redes sociales

La regulación de los discursos

Según se indica en ese artículo, el marrón suele ser un color asociado a cosas “desagradables y sucias” que se borra de la paleta en los jardines de infantes en la muestra del “color de piel” vinculado más al gama de color beige. 

A finales del año pasado, el portal argentino Página 12 dio a conocer el proyecto “Identidad Marrón”, un colectivo que denuncia el racismo estructural que se pregona en las redes sociales y trata de revertir la situación.

Según se indica en ese artículo, el marrón suele ser un color asociado a cosas “desagradables y sucias” que se borra de la paleta en los jardines de infantes en la muestra del “color de piel” vinculado más al gama de color beige.

En una entrevista concedida al diario local La Diaria, uno de los fundadores de la organización, Alejandro Mamani, indicó que el impacto de las “personas racializadas” de las redes sociales serán menguados a través de una serie de talleres que se dictarán la semana que viene en Montevideo.

Este colectivo arribará a Uruguay a través del respaldo ofrecido por la Intendencia de Montevideo. Bajo la propuesta de “¿Cómo vivir y sobrevivir en las redes sociales desde el sur global?”, este grupo planteará su paradigma bajo la organización del Centro Cultural de España dentro del Festival de Arte, Pensamiento y Tecnología.

En este sentido, los integrantes apuntan a que en el mundo virtual, que es “una extensión del mundo real”, aumentan los comentarios racistas favorecidos por el anonimato, pero la problemática también abarca al sistema entero.

“Hay que entender que las redes sociales son monopolios, por lo general de Facebook, uno de los más grandes, donde están integrados Instagram y Twitter, y después tenemos la dinámica de Tik Tok, Linkedin o Pinterest. Cada uno de esos universos plantea reglas del juego que muchas veces no son tan equitativas e igualitarias como se dice en un principio”, indicó Mamani.

Uno de los temas a tratar en los talleres, según se detalla en la entrevista, son los “algoritmos” que a simple vista parecen “neutrales” pero están cargados de información sobre personas cis, blancas y heterosexuales.

“Sí entendemos que muchas veces por inercia o por el statu quo del cual provienen estos sectores los algoritmos terminan siendo racistas. No solamente ellos; existen otras dinámicas, como que gran parte de las personas racializadas en Latinoamérica se “blanquean” usando filtros de aplicaciones”, remarcó.

La responsabilidad para los integrantes de Identidad Marrón es de las empresas que manejan las redes sociales, tanto Facebook como Google.

“Tienen responsabilidad por los productos y los discursos que son permitidos en estos contextos, así como las políticas de inclusión dentro de las corporaciones deben tener un foco mínimo en torno al impacto del racismo, entendiendo el racismo no como una cuestión global, sino como una cuestión particular en cada contexto. Si bien podemos aplicar eslóganes de Black Lives Matters en Nike, nos parece totalmente nefasto que, por ejemplo, después de descubrirse los tuits racistas de múltiples jugadores de rugby argentino, la Federación no haya sancionado al equipo y que empresas como Puma no hayan tomado cartas en el asunto”, definió.

Más datos: “Uno de los talleres trata la lógica de los memes: es necesario entenderla en vista de que los jóvenes manejan ese lenguaje, la magnitud, lo que implica. Hace un mes en un estado de México hubo un proyecto de ley para prohibir memes que se burlaran de un político, y eso es no entender el ecosistema de las redes sociales, desde un perfil un tanto inocente y desatendiendo otras voces”, indicó Mamani.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat