Identidad cooperativa y de intercooperación se van abriendo paso

Esta altura del año nos lleva a la reflexión acerca del trabajo realizado desde la Cooperativa de ahorro y crédito Cooprobien y del camino recorrido en el que no han cesado esfuerzos en seguir gestionando y trabajando con miras de otorgar mayores posibilidades y bienestar a nuestra masa social.

Cooprobien tiene cabal conciencia del significativo peso que tienen las cooperativas de ahorro y crédito por lo que representan y el rol que cumplen en la economía social, básicamente por las posibilidades que otorgan a sus afiliados, ya que a través de las mismas quienes se incorporan en calidad de socios pueden acceder en forma rápida, sencilla y eficiente a créditos adecuados y pertinentes dando satisfacción a sus demandas.

Como el sistema está pensado en los más vulnerables, Cooprobien posibilita que trabajadores y jubilados puedan acceder a préstamos blandos y acordes a sus posibilidades con un interés que es el más bajo de plaza, e incluso, a una línea de préstamos de hasta $ 10.000 pagaderos en 12 cuotas mensuales y consecutivas sin interés compensatorio, al que se accede a través de la afiliación del socio y previa calificación.

Cabe destacar que la franquicia de afiliación les permite a nuestros socios tener derecho a recibir diversos beneficios adicionales y gratuitos, con el pago de la cuota social tales como: servicio de asistencia médica; medicina general y todas las especialidades sin costo alguno, estando exento además del pago de tickets y órdenes. El socio tiene derecho también a cobertura odontológica con ciertos servicios gratuitos y otros que se brindan con bonificaciones especiales; servicio fúnebre y peluquería.

Somos conscientes de la importancia de esta modalidad cooperativa de ahorro y crédito, ya que tiene un peso significativo en las economías dado que se encuentran abocadas a satisfacer necesidades de un sector importante de la población a quienes se les dificulta acceder a instituciones bancarias y/o grandes financieras, entre otras razones porque tanto bancos como financieras privadas poseen fines de lucro y no les resulta atractivo flexibilizar sus políticas, ya que implica asumir eventuales riesgos o simplemente porque el retorno económico no les da réditos a los efectos de atender las necesidades de los sectores más postergados de la sociedad.

Queremos destacar que es la gente la que afianzó el sistema, nuestros propios socios permitiendo que esta modalidad operativa fuera permeando al sector de la población de menores recursos y se haya ido afianzando con el tiempo a los efectos de ampliar el abanico de oferta de posibilidades a los más desposeídos, ganando así un espacio pertinente que da satisfacción a las requerimientos; por ese motivo, la incorporación de los sectores de ingresos bajos, medio-bajos y medios consolidaron nuestra modalidad operativa y permiten superar momentos en los que las crisis económicas y financieras del país impactaron gravemente en el sector.

Históricamente el sistema de ahorro y crédito se construyó como una alternativa pertinente a grupos sociales de escasos recursos económicos, sea en el apoyo a los pequeños y medianos productores, emprendimientos o necesidades de consumo, pero no bastaba con las buenas intenciones si aquellas personas a los que iba dirigida la herramienta no era eficiente y acorde a las necesidades y posibilidades de quienes podrían hacer uso de ella.

Lo cierto es que pasadas décadas de funcionamiento de nuestra cooperativa la realidad nos indica que seguimos jugando un rol cardinal para los sectores sociales de ingresos medios y bajos con reducidas posibilidades de acceder a créditos de la banca. A nosotros acudieron quienes querían expandirse en menor escala en actividades propias, convirtiéndose en una forma de crecimiento económico con impacto social.

Nuestra cooperativa Cooprobien fue creada con el fundamento y esencia de que su funcionamiento debía mantener siempre bajas tasas de interés y que esto implica una mayor disciplina financiera y políticas de capitalización de excedentes, ya que lo que las mueve no es el lucro, por tanto se requieren asumir criterios superiores a la media, adoptando medidas de capitalización que no impacten en los aportes sociales pero que al mismo tiempo posibiliten nuestro funcionamiento.

El crecimiento de nuestra cooperativa en los últimos años se debe en gran parte a la intercooperación, que es el desarrollo básico de la cooperación, ya que así como una cooperativa existe para la acción conjunta de sus socios y socias, la intercooperación entre cooperativas es la suma de sus acciones y se unen para trabajar conjuntamente y buscar sinergias con objetivos comunes.

Es a través de la modalidad intercooperativa que Cooprobien ha logrado llegar a mayor cantidad de socios trabajando en forma mancomunada con otras cooperativas.

Esto se logró a través de la suscripción de un convenio marco de intercooperación con cooperativas de consumo, sustentado en intereses comunes de desarrollar una estrecha relación de intercambio y de colaboración cooperativa, en cumplimiento de los principios cooperativos y de sus respectivos objetos sociales previstos en los Estatutos, a los efectos de intercambiar conocimientos, experiencias, recursos y servicios con el objeto de mejorar la calidad de los servicios a los socios.

El ámbito de estos proyectos se lleva a cabo con la finalidad de otorgar mejores servicios para satisfacer las necesidades económicas, sociales y culturales de cada parte y en consecuencia de los socios de las Cooperativas, propendiendo al cumplimiento propio del objeto de cada cooperativa al amparo de los principios previstos en la Ley.

La importancia de la intercooperación toma día a día mayor proyección dado que el principio adquiere una mayor vigencia, ya que en base a él se valoran de forma creciente las relaciones intercooperativas basadas en la confianza, el compromiso y la cooperación, lo que difiere de los intercambios comerciales entre empresas que se basan en transacciones puntuales en las que prima la competencia e incluso el conflicto.

Esta nueva modalidad de funcionamiento ha sido exitosa en diversos países de la región tales como Chile, Argentina o Venezuela, entre otros, porque implica incorporar cambios que se van produciendo paulatinamente, adaptando el funcionamiento con un nuevo enfoque que otorga una clara y real posibilidad para las cooperativas de poder insertarse en un mercado que es cada vez más competitivo y en el cual la identidad cooperativa y de intercooperación se van abriendo paso y por tanto las alianzas estratégicas fortalecen el sistema cooperativo, constituyendo mecanismos que apuestan a la consolidación y crecimiento del sistema.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat