"las políticas prohibicionistas fracasaron"Cánepa: “Hubo un trabajo serio, responsable y muy profesional”

El prosecretario de la Presidencia defendió el proceso iniciado en 2005.

0

“Quedó demostrado que las políticas prohibicionistas no han solucionado el problema ni del consumo ni de las adicciones, cualquier otro tipo de discurso no cuenta con ningún tipo de evidencia científica a favor ni en el Uruguay ni en el mundo. Por lo tanto lo que no se puede es caer en discursos fáciles ni demagógicos que tratan de decir que cuando uno intenta regular el mercado, como lo hace Uruguay, lo que está diciendo es que la marihuana es buena. No es así. La marihuana es muy mala, como es malo el consumo abusivo de alcohol o el de tabaco que mata 4000 uruguayos por año”, expresó a LA REPÚBLICA el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa.

Agregó que lo que hoy llega al Parlamento es “la culminación de una etapa y el inicio de una nueva era sobre los instrumentos utilizados contra las adicciones. Desde el principio sostuvimos que los más importante era mantener los objetivos, y ellos eran la lucha contra las adicciones a cualquier droga. La droga más consumida en Uruguay es el alcohol y es legal. La segunda droga más consumida es el tabaco y también es legal. La tercera droga más consumida en Uruguay es la marihuana, y si bien su consumo no está penado por ley, si está prohibida su producción y comercialización”.

“Nosotros que hicimos -señaló-, ¿prohibimos el consumo de alcohol y de tabaco? o más bien generamos una regulación estricta del mercado del tabaco primero y ahora enviamos un proyecto de regulación estricta del alcohol que esperamos que sea aprobado el año que viene”.

Para Cánepa, “ninguno de los extremos son buenos. Ni el prohibicionismo que ha generado mercados mafiosos en todo el mundo, ni el liberalismo absoluto que sería decir que no genera ningún daño y por lo tanto puede estar en un libre comercio. Eso no será así en Uruguay. Habrá pautas estrictas como no poner publicidad, no se puede conducir, no se puede trabajar”.

Hizo hincapié en que todo esto es resultado de “una enorme coherencia a partir de 2005”. “Si hoy podemos generar esta política nueva como un intento de lograr soluciones diferentes para los mismo objetivos es porque en el año 2005 tuvimos un cambio importante en nuestra política de lucha contra las adicciones cuando comenzamos a hablar del consumo responsable de drogas y cuando establecimos que debía haber una política de derechos humanos para el tratamiento de la droga”.

“¿Porque no lo hicimos antes? porque uno puede construir recién a partir de un proceso. Nadie te puede pedir que hagas el segundo piso de una casa sin construir los cimientos. Hubo un camino que nos permite hoy poner a Uruguay en un lugar reconocido por todos a partir de un trabajo serio, responsable, muy profesional y muy meditado con un proyecto elaborado durante más de un año para recorrer el camino de la regulación estricta del mercado de la marihuana”.

Aclaró que esto no significa legalizar, “porque quien comercialice marihuana fuera de la regulación estricta del Estado seguirá cometiendo un delito”.

“Lo que hace este presidente y este gobierno del FA es tener el coraje de reconocer que hay que intentar una política diferente con todas las garantías de que es la mejor forma de luchar contra las adicciones. Está plenamente comprobado, y lo vamos a demostrar con la implementación de esta ley en los próximos 3 o 4 años, que mejorará significativamente la capacidad de fiscalización del Estado, ya que cuando los mercados son ilegales la capacidad de control del estado es mucho menor”.

” Si me dicen que prohibiendo garantizan la salud están diciendo algo falso y demagógico porque el prohibicionismo lo único que ha hecho es aumentar el consumo en todo el mundo. Estamos iniciando un camino diferente pero como lo dijo el presidente nosotros no pretendemos ser modelo de nadie, si entendemos que están dadas las condiciones en Uruguay para dar este paso y entendemos que tenemos el derecho de elegir las políticas públicas que mejor promuevan la salud pública de la sociedad”, concluyó.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.