Hierro López, sobre proclamación de Castillo: «Llamó a la unidad de los peruanos y convocó a Keiko Fujimori»

Entrevista de Radio La R a Luis Hierro López.

El Doctor Luis Hierro López, embajador uruguayo en Perú, dialogo con Comuna Noticias, con relación a la celebración del bicentenario de Perú, y la proclamación del maestro Pedro Castillo como flamante presidente del país andino.

Sobre el discurso de Castillo señala Hierro López: «Fue un discurso de breve, que no ofreció ninguna novedad extraordinaria, pero ratificó una posición moderada, pragmática, responsable, con lo cual se abre para Perú una vía de esperanza».

¿Cuáles son las próximas tareas como embajador ahí en Perú?

Estamos aquí en Lima a la expectativa de un bicentenario el próximo 28 de julio, muy importante porque no sólo son 200 años de que San Martín declaraba la independencia de Perú, sino la asunción del nuevo presidente, el maestro y profesor Pedro Castillo que ayer fue proclamado por el jurado nacional electoral después de una larga espera, más de 43 días en un escrutinio que fue voto a voto.

¿Qué análisis hace de las elecciones en Perú?

La elección fue muy pareja. Lo que es destacable es que el señor Castillo anoche hizo una breve alocución en la que a que juntos superen las vallas que impiden una buena vinculación y trabajan en conjunto por el Perú.

Esto fue una señal muy positiva, porque minutos antes, la señora Fujimori había dicho que iba a respetar los resultados electorales y a reconocer el triunfo de Castillo aunque fuera legítimo, iba a reconocerlo porque eso es lo que manda la constitución y la ley y en reciprocidad a este gesto de Fujimori, Castillo la invitó a trabajar juntos.

El presidente electo también habló de la necesidad de unificar todas las diversidades culturales y de raza que tiene Perú, dijo que iba a ser un gobierno para todos y no mencionó la instalación de una asamblea constituyente, que esto era uno de los puntos de inflexión. Sí dijo que quiere reformar la constitución, pero posteriormente. Este era un punto de inflexión porque la asamblea constituyente no está prevista por la actual Constitución y dar ese paso podría significar la intención de evadir la actual norma constitucional, el presidente electo se refirió precisamente a que rige plenamente la actual Constitución hasta que sea modificada, esto fue un dato alentador.

Fue un discurso de breve, que no ofreció ninguna novedad extraordinaria, pero ratificó una posición moderada, pragmática, responsable, con lo cual se abre para Perú una vía de esperanza, de que más allá de la reñida elección, se puedan zurcir las heridas y pueda haber un camino en conjunto entre la oposición y el gobierno electo que naturalmente ahora tiene que mostrar las cartas y tiene que decir quiénes van a ser los ministros que van a integrar el gabinete y cuáles serán las primeras medidas del gobierno.

Hasta ahora, el presidente electo se había mantenido en un silencio absoluto, no había dicho quién será el presidente del consejo de ministros, ni el ministro de economía, ni el canciller, ahora sí se ha acabado el tiempo y tiene que demostrar quiénes serán los que lo acompañen.

Como se sabe, hay una disputa interna entre sectores de todos los grupos que lo apoyaron, algunos más radicales, algunos de izquierda moderada y naturalmente se da esa puja entre unos y otros para ver quién ocupará tal o cual ministerio.

Hasta ahora el presidente electo no ha dado ninguna pista, pero sí había dicho, que una vez proclamado por la autoridad electoral él iba a anunciar quiénes eran los nombres que es lo que la opinión pública aquí en Lima está esperando.

Mientras tanto, el gesto de Fujimori de adelantarse a decir que iba a respetar los resultados y la invitación que le hizo posteriormente, Pedro Castillo, de trabajar juntos y dejar de lado las diferencias son elementos de mucho interés que abren una expectativa de mayor unidad en un Perú que está muy castigado por la pandemia, por las cuestiones económicas y que tiene la chance, desde el 28 de julio, de tener un gobierno de mayor entonación nacional a partir de lo que informó el presidente electo.

Son jornadas de cierta incertidumbre, pero también de aliento y de esperanza en el sentido de que, las dos mitades del Perú que quedaron registradas en la votación, por qué en una votación de casi 20 millones de personas, la diferencia fue de 40.000 votos. Claramente hay dos mitades y esas dos mitades tienen que recomponerse y a eso ha apuntado el presidente electo en su alocución que ha sido bienvenida por el resto de la opinión.

El Presidente Luis Lacalle Pou lo felicitó y siempre dijo que se han mantenido relaciones muy importantes entre Uruguay y Perú, por lo que esto llama a afianzar los logros y los puntos de cooperación que seguramente llegarán en breve. ¿Qué puede decir al respecto?

El Presidente Lacalle Pou ha enmarcado siempre que en materia internacional no importan tanto las ideas, sino los intereses de los países.

En este caso concreto podría haber diferencias entre las plataformas de Uruguay y de Perú, pero hay muchos intereses comunes.

Hay muchos empresarios peruanos que ven con expectativa la situación de Uruguay y que desean invertir en Uruguay y hay varios empresarios uruguayos que tienen intereses en Perú.

Una vez instaladas las autoridades electas, yo tendré que hacer una intensa ronda de contactos para transmitirle a ellos lo mismo que le transmití en diversas reuniones a los dirigentes actuales del Perú, dando cuenta de que es mucho lo que tenemos para hacer, por ejemplo, evitar la doble tributación que tienen empresarios peruanos y empresarios uruguayos cuando hacen negocios de un lado y del otro que están pagando impuestos en ambos lados.

Perú ha firmado varios tratados para evitar la doble tributación, deseamos que eso ocurra con Uruguay. Tenemos que darles estabilidad a las corrientes exportadoras de Uruguay que a veces sufren recargos en la importación que hace Perú.

En ese momento, el arroz estaba siendo exportado desde Uruguay a Perú sin recargos, ahora se le puso un recargo por un mes y esas variaciones de precios complican mucho las actividades comerciales.

Perú, a su vez, reclama algunas cosas de Uruguay. En todo eso estamos trabajando con las actuales autoridades en muy buenos términos, yo diría con comprensión de un lado y del otro para superar esas vallas.

Espero que este clima de entendimiento y de comprensión de mirar hacia adelante, nos permita proseguir desde el 28 de julio en adelante con las nuevas autoridades las negociaciones en beneficio de ambas partes.

No se trata de que Perú o Uruguay intenten imponer una solución a la otra parte, sino de acordar esos caminos de interés que son comunes y de tratar de llevarlos adelante.

Estas negociaciones pueden llevar un tiempo, pero estoy seguro de que van a ir fructificando en los próximos meses.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Nacionales