#OpiniónHéroes y Villanos: Sobre el pibe que recuperó su bolso robado y habló en un móvil de #TN

2 915

El pibe va en bici por capital, va con una bici que el Gobierno de la Ciudad dispone para los ciudadanos que eligen esa opción. Va tranqui en la bici y de repente…pumba! otra persona, esta vez en moto, le roba el bolso que llevaba en el canasto.

Quien iba en bici corre al ladrón motorizado, el lento tráfico le permite alcanzarlo y hacerse de lo que, antes, le pertenecía. La nota es perfecta para los medios: «El ciclista que atrapó a un motochorro y recuperó lo que le pertenecía»… «El ciclista que hizo justicia y recuperó su cartera»….»La inseguridad insoportable, un ciudadano en bicicleta logró que atrapen a un motochorro y lo detengan»…y así, miles de títulos.

La nota es perfecta. Termina la escena, el micrófono de uno de los medios masivos de comunicacion más grandes del país (y de Latinoamérica) entrevista, en vivo, al héroe que ya se había construído según los cánones de «héroe-villano» estipulados por el modelo. Le piden, al ciclista , que cuente. Él cuenta y cuenta pero algo falla. Habla del cierre de las escuelas nocturnas, de la desindustrialización, de la educación cada vez más castigada.

Dice que tuvo miedo, no tanto cuando le robaron su bolso, sino mucho más miedo cuando se vió rodeado de 4 armas de fuego. Era la policía. «Tuve miedo por la doctrina Chocobar», dice. El entrevistador, desde el otro lado de la pantalla, repregunta ya un tanto molesto: «¿Pero que tiene que ver el cierre de las escuelas nocturnas con que te robaron?». Tiene mucho que ver, responde el héroe que gradualmente va reconvirtiéndose en villano. El periodista insiste: «Entonces estás justificando un robo».

El periodista cree, todavía, que puede hacer recapacitar al ciclista, por eso le tira un golpe bajo, por eso quiere que diga lo que moralmente esta socialmente aceptado, el ciclista debería decir, por ejemplo: «Sí, es terrible la inseguridad, hacen falta más cárceles, policías, cámaras, perros, balas, mano dura, demasiado garantismo». Pero no lo dice. Y el periodista se incomoda.

Y la víctima del robo contextualiza de nuevo al victimario. Y vuelve con el temita de las escuelas públicas, nocturnas, vuelve con la falta de oportunidades, la falta de trabajo digno, la doctrina Chocobar y la clara relación entre todo eso y el hecho de violencia que él vivió.

Y entonces, señores, señoras: el ciclista acaba, automáticamente, de convertirse en villano.

#RevistaSudestada
#17añosEnLaCalle

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Pablo de La Moine dice
    El Lejano Cercano Oeste del dictador Macri (El Melocotón), lo ha logrado.
  2. alfredo alsamendi dice
    Muy buena nota.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.