La sociedad uruguaya en pleno despidió al intelectual "con mucha calle", que enseñó a muchos; Daniel VidartHasta siempre, Daniel: «un curioso impertinente»

0 582

El Paraninfo de la Universidad de la República fue el lugar elegido por él, para que miles de uruguayos le dieran su último adiós. Y políticos, académicos, y gente de a pie, cumplieron y estuvieron con el antropólogo y ensayista Daniel Vidart –que tenía 98 años-, horas antes de que se cumpliera su otro sueño, que era ser cremado y que sus cenizas se esparcieran en la Meseta de Artigas, ubicada en su tierra sanducera natal.

Uno de los que lo despidieron con más sentir, fue su amigo, el expresidente José ‘Pepe’ Mujica.

«Hacía muchos años que no lo veía. Cuando salí de estar preso lo fui a ver porque salí con una pregunta: qué es el hombre, qué es lo que tenemos como disco duro puesto por la naturaleza y cuáles son las cosas que después la civilización va recorriendo. Todo cambio social no debería luchar contra ese disco duro porque sería una misión imposible. Y ahí me metió en la farra de la Antropología», dijo un más que emocionado líder del MPP, quien agregó: «Siento que ando viejo y preciso bastones, y me estoy quedando sin bastones».

Perfil

Daniel Vidart nació en Paysandú el 7 de octubre de 1920. Cursó estudios de derecho y ciencias sociales en la Universidad de la República, y de ingeniería en la Universidad Nacional de Colombia.

Fue catedrático de Antropología de la UdelaR entre 1985 y 1988, y profesor de Sociología Nacional y Sociología General del Instituto de Profesores Artigas entre 1967 y 1972. Asimismo, fue Profesor ad Honorem y Perpetuum de la Universidad Nacional de Colombia, miembro de la Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la UdelaR, académico de la Real Academia Gallega y miembro de la Academia Nacional de Letras.

Recibió múltiples reconocimientos, entre ellos los premios Morosoli y Bartolomé Hidalgo en 1996, y el Morosoli de Oro en 2000. En 2007, junto a su colega y amigo Renzo Pi Hugarte, fue declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad de Montevideo.

El 26 de setiembre de 2013, la UdelaR le entregó el título de Doctor Honoris Causa en reconocimiento por su intensa actividad académica en el campo de la antropología cultural durante varias décadas. En la ceremonia, Vidart definió su oficio como el de «un curioso impertinente que pisotea la hojarasca de los prejuicios», publicó en su web la UdelaR.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.