PURA VIDAGuaco: beneficios, remedios y contraindicaciones

El guaco es una planta medicinal originaria de América. Desde la antigüedad, su té y sus extractos se emplean como coadyuvantes contra algunas dolencias. ¿Cuáles son sus beneficios?

Guaco es el término utilizado para hablar de las especies de plantas Mikania glomerata, Mikania guaco y Mikania laevigata. Se trata de plantas trepadoras, de tipo bejuco, reconocidas por su flores blancas y su tallo leñoso. Suelen crecer en países de Centroamérica, aunque también están presentes en Sudamérica e India Occidental. ¿Cuáles son sus beneficios?

En la medicina tradicional esta planta se emplea en infusiones, jarabes o baños para calmar los síntomas de las enfermedades respiratorias y cutáneas. Además, también son un complemento para reducir el dolor y la inflamación. Sin embargo, no está exenta de contraindicaciones. ¿Quieres saber más al respecto? En el siguiente espacio lo detallamos.

Beneficios del guaco para la salud

El guaco también se conoce como «hierba de serpiente», «cipó-catinga», «guacoliso», «corazón de Jesús» y «guaco de siro». Es una planta con amplio uso en la medicina naturista, aunque también se emplea en la gastronomía para condimentar comidas, debido a su sabor amargo.

Según datos publicados en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, esta hierba se destaca por su concentración de fitoquímicos como la cumarina, los diterpenos, las lactonas y los sesquiterpenos. Además, contiene ácidos orgánicos y resinas que también le confieren propiedades medicinales. ¿Para qué se utiliza?

Enfermedades respiratorias

En la medicina herbal de Brasil, el guaco se emplea para mejorar la sintomatología de enfermedades respiratorias como la bronquitis, la gripe, el resfriado y el asma. De acuerdo con la literatura popular, la planta tiene cualidades broncodilatadoras, expectorantes y supresoras de la tos.

No obstante, hasta la fecha no hay suficientes ensayos clínicos que demuestren su eficacia. De hecho, un estudio publicado en PLoS One determinó que la dosis recomendada de jarabe de guaco no proporciona los niveles suficientes de broncodilatación.

Aún así, una investigación divulgada en Journal of Pharmacy and Pharmacology expone que la planta tiene un potencial antiinflamatorio terapéutico considerable y, debido a este, podría contribuir a la sensación de alivio temporal de estas enfermedades.

Reumatismo

Una publicación en la Revista Colombiana de Reumatología expone que la cumarina y los flavonoides del guaco le otorgan propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Por ello, se cree que contribuye al alivio de los síntomas de las afecciones del sistema músculo-esquelético.

Pese a esto, los estudios hechos hasta la fecha no dejan clara la dosis segura ni su nivel de eficacia. Por ello, no se considera un tratamiento de primera elección ante problemas de reumatismo.

Enfermedades cutáneas

Una de las especies de guaco, conocido como «guaco blanco», ha sido estudiada por su potencial para combatir algunos tipos de infecciones en la piel. En concreto, un estudio compartido en Pharmacognosy Research determinó que la planta tiene actividades antidermatofíticas y antiinflamatorias.

Por lo anterior, los investigadores consideran que a futuro puede ser candidata para el desarrollo de nuevos medicamentos para la dermatofitosis, más conocida como tiña. Otra investigación en International Journal of Current Microbiology and Applied Sciences respalda estos efectos y añade que también tiene compuestos antimicrobianos.

Otros posibles beneficios

Por tradición, al guaco se le atribuyen otra amplia variedad de efectos en la salud. No obstante, es primordial considerar que carecen de evidencia y, por ende, lo mejor es no considerarlo un tratamiento. Dichos supuestos beneficios son los siguientes:

Disminución de la gota.

Control de las infecciones de la vejiga.

Reducción de los episodios de diarrea.

Disminución de la inflamación intestinal.

En la medicina ancestral esta hierba también se usó como antídoto contra las mordeduras de serpiente. Sin embargo, debido a la falta de evidencia, hoy no se considera un remedio con este fin. Dado el peligro que implica esta lesión, debe ser atendida por el médico.

¿Cómo se utiliza el guaco?

Hasta ahora, el uso de guaco como suplemento medicinal no está aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA). Aún así, hay varios remedios a base de la planta que se usan como coadyuvantes para mejorar la salud, sobre todo en casos de gripe, resfriado, dolores articulares u hongos en la piel. ¿Cómo prepararlos?

Té de guaco

El té es la forma más común de preparar guaco. La bebida se usa desde la antigüedad como remedio natural para disminuir la tos, la congestión, el dolor corporal y las molestias estomacales. Sin embargo, su consumo debe ser moderado y solo en casos puntuales.

Ingredientes

10 gramos de hojas de guaco.

1/2 litro de agua (500 mililitros).

Preparación

Incorpora las hojas de guaco en medio litro de agua y déjalas hervir durante 10 minutos, a fuego bajo.

Pasado este tiempo, cuela la bebida y déjala reposar.

Consume 2 tazas al día.

Tintura de guaco

Otro remedio que se obtiene del guaco es un tintura natural de uso tópico. La misma puede ser útil para reducir la comezón e irritación causada por algunas tiñas. No obstante, antes de aplicarla en su totalidad es conveniente hacer una pequeña prueba para corroborar que no causa alergias o efectos adversos.

Ingredientes

100 gramos de hojas de guaco trituradas.

300 mililitros de alcohol a 70º.

Preparación

Vierte las hojas de guaco en un frasco oscuro con los 300 mililitros de alcohol.

Pon el recipiente en un lugar fresco y aireado y déjalo reposar un par de semanas.

Agita la mezcla una vez al día. Luego, cuando trascurra el tiempo aconsejado, cuela el producto.

Usa la tintura para poner compresas en la zona afectada.

Jarabe de guaco

El jarabe de guaco suele emplearse para reducir síntomas como la tos y la irritación de la garganta. Sin embargo, dado que contiene azúcar, su consumo debe ser moderado. No se recomienda para personas con diabetes.

Ingredientes

100 gramos de hojas de guaco.

1 litro de agua.

200 gramos de azúcar.

Preparación

Pon las hojas de guaco en un litro de agua y déjalas hervir hasta que el líquido se reduzca a la mitad.

Luego, agrega el azúcar y pon a fuego bajo.

Revuelve de forma constante hasta obtener la consistencia de un jarabe.

Consume 2 cucharadas al día.

Contraindicaciones

Los remedios con guaco están contraindicados en personas con antecedentes de alergia a la planta. Asimismo, debe ser evitada por pacientes con enfermedades hepáticas o que estén bajo tratamiento con anticoagulantes. Dada la falta de evidencias sobre su seguridad, no se aconseja para niños menores de un año ni mujeres en etapa de embarazo y lactancia.

¿Qué hay que recordar sobre el guaco?

En la medicina tradicional el guaco ha sido usado con diversos fines medicinales, como el alivio de los resfriados y los dolores articulares. Hasta hoy, muchos siguen empleando la planta y sus derivados para este tipo de afecciones. Sin embargo, no hay suficientes evidencias para respaldar su seguridad y eficacia.

Por lo anterior, es importante usarla con precaución, sin exceder la cantidad diaria recomendada de cada remedio. Además, en caso de tener alguna enfermedad subyacente de consideración, lo mejor es evitar su consumo y consultar al médico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat