Grupo institucional determina la política alimentaria de países en desarrollo

(Sputnik)

Se trata del Instituto Internacional de Ciencias de la Vida —ILSI, por sus siglas en Inglés—, fundado en EEUU por el entonces vicepresidente de Coca-Cola, Alex Malaspina, que tiene sucursales en 18 países

0 172

Aunque el autor de la investigación, Andrew Jacobs de The New York Times, afirma que el ILSI «determina la política alimentaria en todo el mundo», en su artículo menciona solo países en desarrollo: China, la India, Argentina, Brasil y México.

«En las economías emergentes es donde está la acción. Estos son lugares donde la infraestructura sanitaria está menos establecida y las poblaciones pueden estar menos informadas sobre los riesgos para la salud. Si las corporaciones pueden ingresar desde el principio, pueden moldear los relatos y políticas alrededor de los productos no saludables», afirma Laura A. Schmidt, profesora de política sanitaria en la Universidad de California.

Hablando sobre el modus operandi del grupo, Jacobs menciona la cultivación de lazos con académicos y círculos gubernamentales a través de conferencias que la organización patrocina en el mundo, el reclutamiento directo de científicos influyentes para comités que trabajan en temas como la seguridad alimentaria, agroquímicos o la promoción de suplementos probióticos.

Según Jacobs, el ILSI está casi totalmente financiado por los gigantes de la agroindustria, la industria alimenticia y farmacéutica, entre ellos, Danone, Monsanto, DuPont, PepsiCo, Coca-Cola y General Mills.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.