Gregorio recuerda al «Bola» Lima: «Le quedaba pintada la camiseta de Peñarol»

El entrenador, que lo disfrutó durante la época del segundo quinquenio mirasol, dijo que "se fue un gran amigo".

El mundo del fútbol se vio sacudido anoche por el inesperado fallecimiento de Robert Lima. El «Bola», de 49 años, sufrió un infarto fulminante durante un partido de fútbol, pasión que no abandonó durante toda su vida. Este viernes, Gregorio Pérez, quien dirigió al equipo que integró Lima y conquistó el segundo quinquenio de Peñarol, recordó al defensa.

«Se fue un gran amigo, una gran persona a la que vamos a despedir con el mejor recuerdo. Era un futbolista que jugaba con una garra tremenda y le calzaba muy bien la camiseta de Peñarol», dijo Gregorio en Sport 890. Además, recordó que «en los partidos difíciles y en los clásicos era una fija el ‘Bolita’. Lo poníamos siempre, tenía un gran temple, le quedaba pintada la camiseta de Peñarol».

Esta mañana, Pablo Bengoechea dio un discurso en memoria del Bola en Los Aromos, donde la bandera mirasol flameó a media asta. Tras sus palabras, todos los jugadores le dedicaron a Lima un extenso aplauso.

«Era noble y de gran corazón»

Otro hombre ligado a Peñarol que habló sobre el triste asunto fue Martín García. El «Tato» dijo en «Tirando Paredes»:»Tengo una tristeza enorme. Ayer recibí el llamado a la noche y son de esas noticias que uno no puede creer. Esperaba que fuera un error o una mentira.

Se fue un gran tipo, un amigo. Nos tocó vivir un montón de cosas. El negro era super-sano, metía gimnasio, uno no lo entiende. Ya el año pasado había tenido un episodio, un patatús».

Además, recordó una anécdota que ilustra el modo en que el «Bola» vivía el fútbol. Dijo: «Cambio de frente de un entrenamiento y fueron el Bola y Nacho Borjas. Con la pelota en el aire Gregorio grita ‘cuidado Robert’, y Nacho dió como 3 vueltas. Así era en la cancha, iba fuerte a todas, pero afuera era un crack, con voz baja, noble y de gran corazón».

2 Comentarios

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Tribuna