La búsqueda de vida extraterrestre ha sido un quebradero de cabeza para los científicos más destacados durante siglosGrandes científicos creían en los extraterrestres

1 574

A principios del siglo XX, el mítico inventor e ingeniero de origen serbocroata declaró que logró observar señales inusuales que podrían ser evidencia de comunicaciones de radio extraterrestres provenientes de Marte o Venus.

Según revelaba el científico, eran señales repetitivas con una naturaleza distinta a la terrestre. No obstante, nunca logró demostrar su veracidad, aunque algunos de los astrofísicos actuales sugieren que podrían ser resultado de la radiación natural.

El ingeniero electrónico italiano, que se considera uno de los creadores de la radio, estaba convencido de que las civilizaciones extraterrestres están listas para entrar en contacto con la humanidad.

En la década de 1920, el investigador afirmó haber recibido una señal desde Marte.

Sin embargo, los medios de comunicación de entonces se mostraron escépticos acerca de las declaraciones de Marconi.

En su programa «Los lugares favoritos de Stephen Hawking», el legendario físico teórico y divulgador científico británico advirtió que la humanidad debe buscar señales de una hipotética inteligencia extraterrestre, aunque esto tiene que realizarse con mucho cuidado. «Encontrarse con una civilización avanzada podría ser similar al encuentro entre Cristóbal Colón y los nativos americanos. Aquello no salió muy bien», declaraba el investigador.

En 2015, Hawking se unió al proyecto del inversor ruso-israelí Yuri Milner, denominado «Breakthrough Starshot», que intenta utilizar los radiotelescopios más potentes para escanear el espacio en búsqueda de señales de civilizaciones extraterrestres.

Un año más tarde, los creadores del proyecto también elaboraron una pequeña sonda equipada con un microchip que alcanzaría el sistema Alfa Centauri (nuestro sistema estelar vecino) en un plazo de dos décadas.

En la década de los 60, los astrofísicos Mijaíl Vasin y Alexandr Scherbakov, de la Academia de Ciencias de la URSS, sugirieron que la Luna no era más que un satélite artificial colocado en la órbita de la Tierra por un grupo de extraterrestres.

De acuerdo con los investigadores soviéticos, la órbita de la Luna tiene una forma demasiado redonda. Vasin y Scherbakov también supusieron que la superficie del satélite terrestre -vacío por dentro- podría estar hecha de titanio. La poca profundidad de los cráteres lunares también planteó dudas a los científicos.

Vasin y Scherbakov también señalaron que el satélite tiene una estructura geológica bastante extraña: mientras que la cara visible de la Luna cuenta con una mayor cantidad de mares, su cara oculta está llena de cráteres y montañas.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Ana dice
    Hawking no dijo que creyera en los exterrestres sino que no había que buscar un contacto con ellos como trataban de hacer algunos físicos porque en ese caso buscarían recursos y ya se sabe lo que pasó con los indios cuando.vino Cristóbal colon

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.