Retrasa el envejecimiento y eleva la potencia sexualGoyi: la semilla de la eterna juventud

0 727

El Goyi es una semilla poco conocida en España pero que, a corto plazo, puede ser muy popular. Es una baya parecida a las pasas que tiene muchas virtudes, entre ellas, la de retrasar el envejecimiento o elevar la potencia sexual. Se cultiva en el Tíbet, a más de 2.800 metros de altitud.

Si quiere mantenerse joven vaya familiarizándose con este nombre: Goyi. Es una planta milenaria del Tíbet que, entre otras muchas virtudes, tiene la de retrasar el envejecimiento, según explica el profesor Tao Yanduo, catedrático de Plantas Medicinales Chinas en el Instituto de Biología de la Plataforma del Tíbet.

La baya del Goyi (Lycium Barbarum) es una fruta desecada, de color rojo intenso, de tamaño similar a las pasas y con un sabor entre arándano y cereza. Crece en valles de las montañas del Himalaya, en el Tíbet, y los médicos tibetanos las utilizan desde hace miles de años por sus extraordinarios beneficios para la salud.

En la cultura tibetana se utiliza de forma habitual en forma de infusión, sopas, comida como baya o junto a otros alimentos, siendo la dosis media de unos 15 gramos al día. Es el equivalente a 15 pasas de este producto.

Entre sus usos medicinales está indicada, además de para retrasar el envejecimiento, para el reumatismo, los resfriados, la activación de la circulación sanguínea o el refuerzo del sistema óseo y muscular. Además se le atribuyen propiedades que mejoran el funcionamiento del hígado y el riñón, previene el envejecimiento prematuro o los síntomas de menopausia.

Viagra natural

No es de extrañar, por tanto, que esta planta sea conocida en Estados Unidos como “el elixir tibetano”, mientras que en Inglaterra y Alemania se le llama “viagra natural”, ya que eleva los niveles de testosterona y, por tanto, de la libido sexual. En América del Sur es todavía poco conocida, tanto como medicina preventiva o como complemento alimenticio, explica este experto.

Esta zona del Tíbet conserva en la actualidad muchas tradiciones ancestrales y culturalmente considera el cuidado de su entorno como una obligación y un deber, asevera el profesor Tao Yanduo. De esta cultura por la madre Geo se utilizan numerosas plantas, como el Goyi o Lycium, la más popular de ellas.

Las bayas tibetanas de Goyi son un suplemento imprescindible para quienes desean conservarse jóvenes, reforzar su sistema inmune, y en general, mejorar la salud y el bienestar. Posee proteínas, 18 aminoácidos, 21 oligoelementos orgánicos, antioxidantes, betacarotenos, vitamina A, vitaminas del complejo B, vitamina C, vitamina E, beta-sitosterol, ácidos grasos omega 3 y 6 y polisacáridos, entre otros componentes.

El profesor Tao Yanduo lleva más de 20 años investigando los usos medicinales de diversas plantas y animales de esta región, desarrollando nuevos medicamentos con ellos, que se ven favorecidos por la expansión económica de China y su industrialización.

En la actualidad, el profesor Yanduo está trabajando en un proyecto para revitalizar esta zona por medio de la instalación de granjas de Goyi y regenerar la economía de esta región del Tíbet. Esta planta se recolecta a unos 2.800 metros de altitud y crece de forma salvaje, por lo que su recogida es laboriosa y artesanal.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.