El Inter vuelve al tercer lugar de la tabla de posiciones de la Serie AGol de Vecino en el clásico

0 225

El «Derbi della Madonnina», otra vez es de Inter. Derrotó por 3-2 a Milan, gracias a los goles de Matías Vecino, Stefan De Vrij y Lautaro Martínez ─de penal─. Para los rossoneros descontaron Tiémoué Bakayoko y Mateo Musacchio. Con este resultados, los nerazzurros vuelven al tercer lugar de la tabla de posiciones de la Serie A.

Partido con muchas emociones. Los de Luciano Spalletti hicieron el desgaste en el primer tiempo, golpearon en los momentos oportunos del segundo tiempo y se llevaron justamente el clásico. A los de Gennaro Gattuso se les escapó una gran oportunidad para asegurar el tercer lugar.

Golpeó rápido Inter. En la primera ocasión sacó a relucir fallas de Milan. A los tres minutos, Perisic apareció sorpresivamente por derecha y sacó un centro que Lautaro Martínez logró bajar, ganándole la espalda a Calabria, para que Vecino, de volea, se lleve por delante la pelota para el 1-0.

Los nerazzurros golpearon casi desde el vestuario, pero poco a poco fueron justificando la ventaja. Los primeros veinte minutos mostraron a un equipo activo, con buena intensidad y que sabía lo que se estaba jugando.

Para ello, supo neutralizar cualquier embestida de su rival con los anticipos de Skriniar y De Vrij, pero sobre todo con la buena tarea del tándem Gagliardini-Brozovic en el medio, dejando libre a Vecino para que llegue al área por sorpresa, como sucedió en el gol tempranero.

Tendría una ocasión más los de Spalletti. Sobre la mitad del primer tiempo, una escapada de Perisic por la izquierda, encontró en el centro del área a Politano solo, quien remató, pero se fue totalmente afuera.

Milan era puro desorden en defensa y también en el mediocampo. Kessie y Bakayoko sufrieron la primera parte, sobre todo porque los hombres de Inter llegaban con tranquilidad. Piatek se movía muy solo por ataque y todo dependía de si Calhanoglu podía sacar rédito de alguna chance por la izquierda. Mientras que Suso, prácticamente, estuvo ausente durante los 45 iniciales. Faltaba intensidad y orden.

Para colmo, los primeros minutos del segundo tiempo no cambiaron la imagen. Inter siguió apretando y hacía méritos para meter otro tanto. Finalmente, a los seis minutos, De Vrij le ganaría a Romagnoli, aprovechando un buen centro de Politano para lograr el 2-0.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.