Gobierno evalúa situación en el agro; no descartan decretar la emergencia

Ante el déficit hídrico, el MGAP autorizó que animales pastoreen al costado de rutas y caminos vecinales por los próximos dos meses en 14 departamentos del país.

Por la sequía, el gobierno evalúa la situación que atraviesa el sector agropecuario y no descartan decretar la emergencia. Es que las lluvias por el horizonte todavía no se ven. Por esta razón, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), autorizó que animales pastoreen al costado de rutas y caminos vecinales por los próximos dos meses en 14 departamentos del país.

Los departamentos autorizados a ampararse en el mencionado recurso, sea en su totalidad o en ciertas seccionales policiales son: Maldonado, Lavalleja y seccionales policiales de Rocha, de Treinta y Tres, de Cerro Largo, de Durazno. También abarca seccionales policiales de Tacuarembó, de Rivera, de Artigas, de Salto, de Paysandú, Río Negro, Soriano y posteriormente se sumarán seccionales del departamento de Flores, consignó el MGAP en su portal web.

Los productores rurales deberán pedir la autorización en los servicios ganaderos de su localidad para llevar a cabo esta tarea. El pasado jueves, el MGAP informó que el directorio del Banco República aprobó un «financiamiento especial» para apoyar a los sectores ganadero y lechero que enfrentan una emergencia hídrica. Podrán acceder a este financiamiento todos los clientes actuales y nuevos del banco que enfrenten las consecuencias del déficit hídrico y que cumplan determinados requisitos de calificación crediticia, explica en su portal la secretaría de Estado.

Entrevistado por Desayunos Informales (Teledoce), Carlos María Uriarte, ministro de Ganadería, dijo que «era una realidad anunciada» el que haya déficit hídrico. «Hay zonas del país que ya están viviendo la sequía severa. Esa es la zona donde ya hay productores que están padeciendo. Hoy están localizados en el norte de Young hasta Salto, sin desconocer otros puntos del país que ya lo están padeciendo», dijo.

Señaló que para mañana habría lluvia pero que simplemente «atenúa los efectos de la sequía». «El 100 % de los pronósticos determina que va a haber un déficit hídrico y no sabemos cómo va a ser la distribución de las lluvias. Hacemos un seguimiento de forma objetiva mediante fotografía e imágenes digitales. Eso es lo que nos determina para afirmar la emergencia agropecuaria», apuntó.

Uriarte indicó que recorren el país «para in situ» ver las situaciones. «Esta semana estamos citando al Comité de Emergencia para ir afinando los mecanismos para la declaración de emergencia. El Instituto de Colonización puede llegar a tratar distinto a los colonos que están en emergencia», señaló al programa televisivo.

El secretario de Estado aludió a que el gobierno tiene que «tener la responsabilidad para ayudar a gente que realmente lo necesita». «Tenemos que basarnos en criterios objetivos y la responsabilidad y el sensor tiene que estar. Estamos en plena cosecha de los cultivos de invierno. Es una buena cosecha. Se están obteniendo rendimientos muy altos en algunos casos. El cultivo de soja y sus precios es bastante motivante. Hay cultivos en la zona de Young que no han nacido debido a la falta de humedad. Es muy probable que se avance en la siembra, específicamente en el caso de la soja», expresó.

Verano seco

Tal como informara LA REPÚBLICA este sábado, el ministro de Ambiente, Adrián Peña, advirtió en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda por un «segundo verano seco». esto «anticipa que tendremos problemas seguramente en el próximo año en materia de agua potable».

Peña dijo no referirse a «problemas de abastecimiento» pero sí que «podemos llegar a tenerlos». «Hay que trabajar en los dos temas. Uno es la cantidad y para eso la represa de Casupá puede ser una solución y, otro, es la calidad que, como ustedes saben, se ve afectada cuando el caudal del río es menor, en una cuenca que ya viene muy afectada, por más que ya se han hecho acciones, se ha trabajado y mejorado en muchos aspectos; pero todavía estamos lejos de mejorar sustancialmente todo lo que tiene que ver con la cuenca del Santa Lucía», apuntó en comisión.

Peña sostuvo que el área metropolitana tiene un «problema bien importante» y es que «depende» de una «sola fuente» que es el río Santa Lucía, «de una sola planta, que es Aguas Corrientes». «Con esta situación y con este diagnóstico preliminar, el 27 de agosto asumimos con el subsecretario Amarilla, y el 31 tuvimos una reunión con el presidente de la república y el Directorio de OSE. Allí definimos parar en el avance de determinadas decisiones y dejar stand by por el momento la solución de Casupá a la espera del análisis de alguna otra alternativa», indicó.

En ese sentido, dijo creer que «sería importante» para el país «tener una alternativa de abastecimiento –sobre todo para el área metropolitana–, una alternativa a Aguas Corrientes, una alternativa al río Santa Lucía. Por eso comenzamos a estudiar esas otras opciones. Hoy a nivel de Presidencia de la República hay ya, en estos pocos meses y a raíz de esa puesta del tema arriba de la mesa, unas cinco propuestas en análisis, alternativas al Santa Lucía».

Y argumentó: «la represa de Casupá nos mejora cuantitativamente porque supone almacenar una cantidad importante de agua en un lago del entorno de las 2500 hectáreas y eso puede mejorar la cantidad, por lo que podría solucionar algún problema de abastecimiento, pero incidiría muy poco en mejorar la calidad del agua, por lo que es una solución, en principio, renga; obviamente que es más barata que otras soluciones alternativas, pero no serían de fondo».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat