Ganadería busca adelantarse al brote y evitar suspensión de las plantas frigoríficas con covid

Autoridades presentaron estrategia para prevenir la expansión del virus en la industria cárnica; extenderán el protocolo al sector de la leche y la pesca

«Vamos bien, pero la lucha está lejos de haber terminado y la batalla lejos de ser ganada», sostuvo el ministro de Ganadería Uriarte.

Parte del gobierno presentó seis estrategias que el país desarrolla para combatir la presencia de la Covid-19 en los frigoríficos y la cadena para que las exportaciones no se vean afectadas. Vía Zoom, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, dijo después de «casi diez meses en los cuales el país era uno de los pocos en el mundo que podía esgrimir con orgullo que sus cadenas agroalimenticias, en su mayoría exportadoras, estaban libres de Covid-19» se detectó la presencia del virus en algunos productos, indicó el ministro de Ganadería.

«Desgraciadamente a fines de noviembre, primeros días de diciembre, el Covid vulneró los protocolos de seguridad que tenían nuestras industrias y eso nos hizo organizarnos para tratar de fortalecer esos protocolos, desarrollar estrategias para tratar a los brotes que se nos iban plantenado y fortalecer las garantías que les ofrecíamos a nuestros clientes en cuanto a la inocuidad y la infectabilidad posible de los alimentos que exportábamos», agregó.

Uriarte indicó además que China, principal cliente de Uruguay, es el único país que pone exigencias «muy duras» en cuanto al Covid-19. «Es un país que aplica una teoría de cero virus, pero a la misma vez nos genera que tengamos que poner la vara alta», expresó. El ministro destacó la importancia de «ser transparentes» con los clientes, en este caso con China como principal importador de productos uruguayos con casi un 60% de las exportaciones del país.

«Vamos bien, pero la lucha está lejos de haber terminado y la batalla lejos de ser ganada», sostuvo. «Si bien China es el único mercado que pone exigencias muy duras con respecto al Covid-19 en alimentos con la postura de ‘0 virus’, nos genera ponernos la vara alta. Esa misma vara la trasladamos a lo que le podemos ofrecer a nuestra población y a otros mercados», aseguró.

Además, recordó el documento de recomendaciones para la cadena cárnica que fue presentado en los últimos días y pasó a explicar uno nuevo, en el que se resumen las principales estrategias en cuanto al fortalecimiento en la prevención del virus en las cadenas alimentarias.

«Esto es dinámico, pero hasta hoy esto es lo que estamos haciendo para fortalecer porque lo que estaba previsto fue vulnerado», dijo. En primer lugar se refirió al aspecto comunicacional: «No se oculta ningún tipo de información, se la maneja con responsabilidad que es otra cosa», dijo Uriarte e insistió en la importancia de comunicar las medidas a los trabajadores de la industria.

Además, hizo hincapié en diferenciar los términos definidos por el MSP, la OPS y la OMS, ya que ante un las autoridades deben responder de una manera u otra ante un caso sospechoso, uno detectado y un brote, por ejemplo, por lo que «en este punto nos basamos para definir las estrategias», explicó.

La intención es prevenir y adelantarse al brote para evitar que una planta sea suspendida. «La salud es lo más importante, pero la actividad y el ingreso le siguen muy de cerca», dijo el ministro. «Donde se detecten problemas se procede a un vacío sanitario del establecimiento o de determinadas áreas para desinfectar y retomar cuando las autoridades entiendan que están dadas las condiciones sanitarias».

En cuanto a la higiene y desinfección, adelantó que se realizará de forma preventiva «en el embalaje y la superficie externa de los contenedores o similares», medida que fue inspirada por una una exigencia del gobierno chino a sus exportadores. «Tenemos que ser sumamente precavidos», advirtió.

Por último se centró en los recursos humanos: el personal COVID-19 positivo deberá guardar aislamiento según las pautas del MSP y reintegrarse cuando haya obtenido alta médica, personal que fue contacto estrecho, deberá cumplir cuarentena de siete días, hisopado y en el caso de ser negativo podrá retomar, si no, se reintegrará con el alta médica.

Se hisopará aleatoriamente a todos los trabajadores por «presencia de casos asintomáticos en nuestras cadenas, que son los que mantienen la infección y es importante identificarlos».

Por su parte, el ministro de Salud, Daniel Salinas, indicó que «el trabajo en conjunto del MGAP, el MTOP y el de RREE con Salud Publica fue muy a fondo, donde realmente se puso un énfasis importante en la producción y la cadena de distribución»

Destacó «la actitud proactiva en cuanto a asegurar la inocuidad de los alimentos. con medidas de control y prevención adicionales que aseguran la calidad de los alimentos y la seguridad de las personas que trabajan en las industrias alimentarias».

«Lo importante de este trabajo es generar no solamente estas seguridades, sino valor agregado por las condiciones sanitarias que aseguren la inocuidad de los alimentos y a la vez proteger la salud y seguridad de las personas que trabajan en las industrias», agregó.

«Más certeza, seguridad, confiabilidad y transparencia. Esos son los valores que guían este trabajo en conjunto que hemos hecho los cuatro ministerios», sostuvo. En tanto, el canciller Bustillo, aseguró que «muchas veces se trabaja en silencio, responsablemente, pero esas tareas no trascienden y el relato lo imponen otros grupos de interés que normalmente son ajenos a las tareas y no se corresponden a esas realidades».

Considera que este trabajo coordinado «hace a la imagen de confiabilidad y seriedad que pretendemos transmitir». «No se trata de convencer a las autoridades chinas, porque con ellas estamos trabajando intensa y coordinadamente», subrayó.

«Podemos decir que los trabajadores uruguayos están realmente protegidos desde el punto de vista laboral y los protocolos se han elaborado con la participación activa de los actores sociales, cámaras empresariales y sindicatos», dijo el subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, Mario Arizti. «No fue un protocolo elaborado a puertas cerradas o por expertos ajenos al mundo del trabajo», concluyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat